La visión de Estado





Arturo Soto Munguía/


Dia de publicación: 2022-08-03


Mucha “carnita informativa” hubo en la rueda de prensa que semanalmente ofrece el gobernador Alfonso Durazo, pero conviene detenerse un poco sobre un par de temas que en el plano de lo político, delinean el estilo personal de un gobernador que, pese a ser el jefe nato de su partido en Sonora, ha decidido tomar distancia de la grilla partidista y asumir su visión de hombre de Estado.

Primero, cumplir y hacer cumplir las disposiciones que impiden a sus colaboradores en el gabinete postularse para cargos de elección interna en Morena, pues aunque a muchos se les quemaban las habas para entrarle a ese proceso, supo mantenerlos lejos de esa tentación por una sola razón, que además explicó sencillamente.

Hacer lo contrario sería tanto como convertir las reuniones de gabinete en una asamblea de Morena, o las asambleas de Morena en una reunión de gabinete. Eso desde luego que tiene que ver más con una visión de Estado que con la natural tentación del gobernante a asumirse como dirigente de facto de su partido.

Y otra, la decisión de no utilizar los uniformes escolares gratuitos como un vehículo de propaganda y un símbolo identitario del partido en el gobierno que se le impondría a los escolapios al más puro estilo de los regímenes autoritarios.

Porque créanlo, sobran en el gobierno personajes que quisieran hacerlo así para solazar su ego con la simbología del poder, que por cierto es transitorio.

Pues no, el gobernador les paró los tacos y los uniformes se mantendrán como estaban, es decir con los colores políticamente neutros, por decirlo de alguna manera, lo cual es plausible incluso en el plano de la economía familiar ya que muchos niños y niñas podrán utilizar los uniformes que quedaron prácticamente nuevos al no ser utilizados durante la pandemia.

Y en el terreno de la información, temas también importantes: un ahorro de 45 millones de pesos se logró con la compra consolidada de medicamentos a través de una licitación en la que participaron diez empresas; próximamente habrá una nueva licitación, ésta por 500 mdp y en los siguientes tres años las compras consolidadas pueden alcanzar un monto de 3 mil mdp, por lo que se podrán lograr ahorros extraordinarios mediante las compras consolidadas.

También se informó sobre la desarticulación de una banda de defraudadores inmobiliarios originarios de Sinaloa, que operaban en Cajeme, deteniendo a dos de ellos, vinculando a proceso a otros tres y emitiendo órdenes de aprehensión contra otros cuatro.

Las propiedades que habían logrado despojar estos hampones ya se encuentran en manos de sus legítimos dueños, y la Fiscalía estatal convocó a las personas que pudieran haber sido víctimas de este delito, a denunciar para el respectivo seguimiento.

II

Y en la gustada sección ‘No semos iguales’, el Congreso de Veracruz, de mayoría morenista (y con la ayuda de tres diputados panistas) aprobó ayer una reforma constitucional para que ciudadanos mexicanos no nacidos en ese estado puedan ser candidatos (as) al gobierno del estado.

La iniciativa trae dedicatoria con nombre y apellido para la secretaria de Energía del gobierno federal Rocío Nahle, zacatecana de nacimiento pero que ya ha sido diputada federal y senadora por Veracruz.

¿Y por qué habría de ser de interés acá en Sonora esa reforma? Realmente no por mucho, salvo por el morbo de ver el derrame de bilis en un personaje conocido por estos lares (y no de la mejor forma), que desde hace al menos un par de años ha estado picando piedra denodadamente para lograr esa candidatura.

Nos referimos al actual presidente de la cámara de diputados federal, el ex panista Sergio Gutiérrez Luna, cuyo paso por Sonora se recuerda porque dejó ‘temblando’ las finanzas de la instancia encargada de la reforma al sistema de justicia penal oral que tenía asignados unos 80 millones de pesos que volaron con el mismo grácil aleteo de Gutiérrez Luna cuando voló a Morena y escaló posiciones rápidamente.

La veracruzana reforma llega en el peor momento para el señor Gutiérrez, ya que después de las elecciones para consejeros nacionales de Morena, creció la inconformidad de los morenistas ‘puros’ respecto a los advenedizos que pretenden hacerse con candidaturas, cual es el caso del veracruzano.

Rocío Nahle, también encargada de la refinería Dos Bocas, uno de los proyectos emblemáticos de la 4T y de un interés estratégico para el presidente, es sin duda una de las personas más cercanas al ocupante de Palacio Nacional.

Puesto a elegir entre Gutiérrez y Nahle, sin duda que el presidencial dedo apuntaría a la zacatecana muy próxima a adquirir residencia jarocha. Por cierto, Veracruz es uno de los estados donde Morena ganaría sin sudar mucho la camiseta, prácticamente con quien sea.

Por eso Gutiérrez Luna ya se relamía los bigotes, pero se le atravesó doña Rocío y del plato a la boca, como reza el refrán, se cae la sopa.

III

Qué fuerte se oye el silencio de las feministas morenistas en el caso de la regidora sanluisina Rebeca Ching, abusada sexualmente por un funcionario público de aquel ayuntamiento mientras dormitaba a bordo del camión que los llevaba de regreso desde Hermosillo después de haber participado el dos de abril en un acto político sobre la revocación de mandato en esta capital.

En lugar de buscar justicia para la edil, el alcalde Santos González Yescas y su hijo, según la denunciante, auspiciaron -o al menos permitieron- una campaña de escarnio y linchamiento en redes hacia la señora en la que participaron funcionarios municipales y estatales, sin contar el bloqueo político a su trabajo como regidora y el despido de su esposo (fotógrafo del alcalde) y su suegro, director de la escuela de policía.

De aquellas voces que solían condenar flamígeramente este tipo de hechos no queda nada. Bueno, sí queda. Queda por ejemplo un desplegado publicado ayer por una funcionaria estatal que acusó a varios comunicadores de violencia política en razón de género hacia su persona, lo cual es absolutamente respetable y legítimo.

Pero suena bastante hipócrita cuando concluye en el escrito de marras que su denuncia y seguimiento busca “no solamente que sea reparatorio hacia mi persona, sino visibilizar las violencias y misoginias que viven muchas mujeres en el ámbito público por “atreverse” a participar. Ninguna violencia es menor. Ese entramado de violencias es el que sirve de caldo de cultivo para justificar violencias mayores hacia las mujeres”.

Excepción hecha, le faltó decir, en el caso de que esas violencias mayores sean perpetradas por militantes de mi partido y funcionarios del gobierno para el que trabajo. Como fue el caso de Rebeca Ching, pues.
 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto
Visita www.elzancudo.com.mx


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=268957 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado