Ayuno Intermitente





MC Olga Lidia Ramírez Valdez/


Dia de publicación: 2020-01-13


Debido al incremento constante de sobre peso y obesidad a nivel mundial se ha convertido en un desafío social, político y educativo. Desafortunadamente, la desesperación por bajar de peso provoca que muchas personas se sometan a dietas que ponen en riesgo la salud, dietas que no requieren de mucho esfuerzo o tiempo.

Aquí hablaremos sobre el ayuno intermitente, que se basa en la restricción de alimentos sólidos por un periodo de tiempo. El ayuno puede ser de días u horas con la intención de vivir de las reservas propias, no es una dieta ya que no se consumen alimentos. Este método no es algo nuevo, se ha utilizado desde que el hombre se dedicaba a la caza de sus propios alimentos, posteriormente se incluyeron aquellos por motivos religiosos o culturales como Ramadán, la Cuaresma (que para romper el ayuno solo consumen alimentos caseros y naturales).

Las diferentes metodologías de ayuno comúnmente usados son;

1.      Ayunos de días alternos.

2.      Ayunos de días completos.

3.      Restricción de alimentos en horas del día “ventana alimenticia”

Según la literatura, menciona que este método fue utilizado 500 años a.C por Hipócrates, Galeno, entre otros grandes médicos. Los cuales llegaron a la conclusión de que el “El ayuno es el mejor remedio - el médico dentro del cuerpo”. Actualmente el ayuno ha ganado popularidad para la promoción de la salud, pero la evidencia científica en humanos no es clara y falta mucho por investigar, lo que también provoca ignorancia, creencias mal fundamentadas en la población, así como, mal uso por la población mexicana dando por resultado el aumento de peso y la obtención de más malos hábitos según Adolfo Alejandro Velasco Medina, coordinador de la Clínica de Atención Integral al Paciente con Diabetes y Obesidad del Hospital General de México de la Secretaria de Salud, datos que se corroboran con los reportes de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018, donde menciona que el porcentaje de obesidad en mayores de 20 años de edad en el caso de mujeres es del 76.8% y para hombres del 73%, dejando a Sonora dentro de los primeros 5 lugares de mayor obesidad a nivel nacional.

El entusiasmo por los efectos positivos de algunos provoca que el ayuno sea cada vez más usado ignorando las consecuencias del mal manejo y sin apoyo de un profesional. Algunas consideraciones que se deben tener de este método es que al inicio puede tener efectos secundarios como deshidratación, dolor de cabeza, irritabilidad, somnolencia, insomnio, mareos, hambre, etc., además, algunas ventajas y desventajas según el género de la persona se muestran en la tabla 1.

 

Este método no se recomienda para

1.     Mujeres embarazadas

2.     Niños y adolescentes

3.     Personas de bajo peso o con trastornos alimenticios (bulimia, anorexia, etc.)

4.     Personas con diabetes mellitus tipo 1 o problemas renales

5.     Personas con problemas de ansiedad, migraña.

Lo que tiene que quedar claro es que, este método no es para todos sobre todo si no hay disciplina ya que al romper el ayuno debes de tener una dieta saludable y equilibrada de lo contrario de nada sirvió el esfuerzo. También que, este método no es una dieta ya que consiste en restringir alimentos por un tiempo determinado.

Actualmente existen estudios que muestran efectos positivos en el control de peso, niveles de glucosa, reducción del daño molecular, así como, prevención y tratamiento de cáncer a consecuencia del ayuno y a pesar de que algunos datos son muy prometedores falta profundizar, aclarar y evaluar los efectos durante el tiempo de ayuno.

Este método es controversial, para muchos es un método efectivo y seguro de usar, pero otros nos podemos preguntar ¿Por cuánto tiempo es efectivo el ayuno? ¿llegará el tiempo en que mi cuerpo se adapte? y ¿cuáles serán las consecuencias?, lo cierto es que, los estudios carecen de resultados a largo plazo y que algunos efectos son dudosos, hay que tener en cuenta que los que efectos en mujeres y hombres no son iguales.

m.c Olga Lidia Ramirez Valdez 

Nutrióloga

contáctame en:  [email protected]

 

Fuentes:

Gladys Lira Ramos, M.D. (2012) El ayuno como tratamiento para diabetes tipo 2. Editorial medicina naturista. vol 2-66-70.

Tinsley GM, LA Bounty PM (2015). Effects of intermittent fasting on body composition and clinical health markers in humans. Nur Rev. 2015; 73 (10):661-74.

Maarten R Soeters, Nicolette M Lammers, et al. (2009), Intermittent fasting does not affect whole-body glucose, lipid, or protein metabolism. Am J Clin Nutr 2009; 90:1244–51.

John F. Trepanowski, PhD; Cynthia M. Kroeger, PhD; Adrienne Barnosky, MD; Monica C. Klempel. et al. (2017). Effect of Alternate-Day Fasting on Weight Loss, Weight Maintenance, and Cardioprotection Among Metabolically Healthy Obese Adults. JAMA Intern Med. 2017;177(7):930-938

Antoni R, Johnston KL, Collins AL, Robertson MD. (2017). Effects of intermittent fasting on glucose and lipid metabolism. Proc Nutr Soc. 2017 Aug;76(3):361-368. Pablo Saz-Peiro (2017). Ayuno intermitente. MEDICINA NATURISTA, 2017; Vol. 11 - N.º 1: 3-8.



AUDIO RELACIONADO:

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=228613 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Ayuno Intermitente

" />