Acuerdo  Nacional de Inversión en Infraestructura 2020-2024



El Estado de Sonora aparece sólo con tres proyectos: el programa de inversión del aeropuerto de Hermosillo, la planta desaladora en Puerto Peñasco, y el  Boulevard de acceso al Puerto Fronterizo Sonoyta. El monto de los tres proyectos asciende a mil 400 millones de pesos (mdp), cifra que no tiene un gran impacto  en la región. ¿Dónde quedó el inversionista sonorense?



Dr. Carlos G. Palafox Moyers/


Dia de publicación: 2019-11-29


El Gobierno de López Obrador  presentó este martes 147 proyectos del Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado, los cuales contarán con una inversión de 859 mil millones de pesos- 44 mil millones de dólares-. 

Este plan tenía algunos meses diseñándose y se presenta justo en el momento en que la economía mexicana  atraviesa por un estancamiento prolongado.   Sin embargo, el tema   relevante que hay que discutir  no es si hay estancamiento o recesión, sino cómo salimos de esta situación de letargo económico que se ha presentado en los últimos años en la economía nacional.

Los componentes claves de una economía son: el consumo de la sociedad, la inversión productiva, el gasto de gobierno y el mercado externo. Cada uno de estos  elementos  son piezas claves para el desarrollo armonioso de la economía. Sin embargo, no hay duda de que el punto central tiene que ver con la inversión. Si se logra dinamizar a esta variable la condición de la economía cambiaría radicalmente, pues seguramente iniciaría un nuevo ciclo de crecimiento de la economía.

Este  ambicioso plan entre el gobierno de México y el sector privado para invertir en infraestructura durante los próximos cinco años es  positivo  y se establece un lazo de confianza entre las partes.

La señal que se manda es que hay un acuerdo entre el gobierno y el sector privado en identificar proyectos que puedan potenciar el crecimiento de ciertas zonas del país. La primera fase del plan se centrará en los sectores claves de la economía, como es el transporte, el turismo y las telecomunicaciones, entre otros.  

Por las características de los sectores se podría  presentar  un efecto  multiplicador  positivo para el crecimiento. Esto último significa que por cada dólar que se invierta al final del período serán dos dólares lo que se estarían  estimulando el crecimiento de la economía. En este caso el multiplicador sería de dos.

Un punto importante por señalar es que el plan contempla que para cada obra se realizarán evaluaciones técnicas, financieras y ambientales, conforme a la ley; se prepararán y resolverán obstáculos en coordinación con dependencias y entidades públicas, y se establecerán estrategias para mitigar los riesgos y solucionar posibles conflictos.

 En el siguiente cuadro se presentan los sectores y los montos de inversión por plazos y en los que sobresalen  Transporte, Turismo y Telecomunicaciones. En el 2020 se destinará un poco más de la mitad del total de la inversión comprometida por el sector privado que asciende a 431 mil millones de pesos.

El Estado de Sonora aparece sólo con tres proyectos donde se presentan la ubicación, el monto de inversión y el plazo: programa de inversión del aeropuerto de Hermosillo / 454 mdp / 2021-2022; planta desaladora Puerto Peñasco, Sonora / 147 mdp / 2021-2022; boulevard de acceso al Puerto Fronterizo Sonoyta / 870 mdp / 2023-2024. El monto de los tres proyectos asciende a mil 400 mdp, cifra que no tiene un gran impacto  en la región. 

Es importante señalar que debido a la experiencia que han vivido otros países, incluyendo México, como estrategia no es conveniente asignar a la inversión privada el papel de motor del crecimiento de la economía, ya que parece no haber tenido los resultados esperados ni alcanzar las metas adecuadas en materia de empleo ni de crecimiento del ingreso. 

Hasta el año 2018 México implementó una política fiscal caracterizada por una limitada intervención del Estado en la economía, esquema de política económica que asume que el sistema de mercado lidere la actividad económica, y que sean los distintos agentes económicos quienes se encarguen de impulsar el desarrollo y crecimiento económico. La contención del gasto público obedece a que este modelo de política económica postula que una política expansionista induce una mayor inflación debido a la necesidad de financiar un déficit fiscal creciente; y que el desplazamiento de la inversión privada por la inversión pública genera efectos negativos, en particular en las condiciones de competencia, lo que termina frenando el crecimiento económico. Bajo este modelo la inversión privada asume el papel determinante del crecimiento del empleo, mientras que la inversión pública sólo se comporta como complementaria, por lo que su contribución no es decisiva en el desarrollo del país.

 En el período 2010-2019 se observó que la inversión privada creció de manera constante, aunque no sustantiva, en tanto que la inversión pública registró reducciones significativas. En esos años el crecimiento del PIB fue lento y mostró un relativo estancamiento.

 El gasto público, particularmente el de inversión, ha tendido a la contracción, misma que se enfatizó a partir del 2016, afectando en mayor medida las obras de infraestructura social, de educación y de salud. Por otra parte, contradictorio con los planteamientos del modelo, el gobierno federal dirigió  la inversión privada  hacia  los proyectos más rentables y no en lo que se requerían para impulsar el crecimiento del producto interno bruto en el largo plazo.

Derivado de la evolución observada en los últimos años de la inversión tanto pública como privada, la posición de México en la competitividad internacional se ha deteriorado: hemos pasado de la posición 57 a la posición 62 en los últimos 3 años. Además ha caído fuertemente  el gasto de inversión y de inversión física desde hace 5 años.
 
Por ello diversas instituciones y organismos internacionales recomiendan impulsar la inversión pública y direccionarla a los proyectos de inversión estratégicos y rentables para impulsar el crecimiento económico de largo plazo.

La inversión pública debe recuperar un papel importante en la formación bruta de capital fijo nacional para liderar la promoción del crecimiento mediante la creación de la infraestructura necesaria y suficiente que garantice el desarrollo óptimo del capital humano, así como las condiciones de alta competitividad de las empresas. Estamos ante la presencia de un nuevo modelo  que sin dudas logrará un mejor desarrollo en beneficio de todos los mexicanos. Esto no lo detendrá nadie… al tiempo. 

Dr. Carlos Germán Palafox Moyers 
Investigador y Docente del Departamento de Economía de la Universidad de Sonora y Consejero del Observatorio de Convivencia y Seguridad del Estado de Sonora.



AUDIO RELACIONADO:

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=227243 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *