Lo importante no es cambiar de amo, sino dejar de ser perro





Abrahám García Ibarra/


Dia de publicación: 2018-09-13


Cuando -siendo presidente del PAN su pupilo Felipe Calderón– en 1998 renunció a su militancia, Carlos Castillo Peraza escribió: Seguiré siendo panista de alma y corazón…

Castillo Peraza ha sido, en el último medio siglo, el más brillante político formado en la brega de eternidad, reconocido aun por sus más pugnaces adversarios.

Con un basto equipaje intelectual, cuyas bases construyó en la UNAM y enriqueció en instituciones académicas de Europa, Castillo Peraza dejó su impronta crítica en el  seno mismo del único partido en que militó.

Fue, el pensador yucateco, inflexible  acusador de aquellos que, desde los altos mandos azules, permitieron que la formación del humanismo político fuera infiltrada por sectas delirantes que desnaturalizaron los principios de doctrina que le heredaron sus padres fundadores.

Recordamos la ocasión en que, en congregación nacional, salió al paso a un ex jefe nacional de arrebatos esquizofrénicos y vocación fascista: Haces del materialismo histórico, una expresión de materialismo histérico.

Celoso de su libertad personal, como incitación a sus correligionarios, sentenció en momentos de cambio: Lo importante, no es cambiar de amo, sino de dejar de ser perro.

Relación autoridad-gobernado: Sólo con principios éticos

Orador y polemista apoyado en ideas-fuerza, aunque de una generación posterior, Castillo Peraza sería comparable a don Rafael Preciado Hernández, quien les decía a sus compañeros de partido:

“Porque la autoridad es derecho en los gobernantes y deber de obediencia de los gobernados, sólo puede fundarse en principios éticos; en esos principios que la inteligencia ha descubierto y fincado en la naturaleza racional, libre y sociable del ser humano”.

¿Cómo esperar que la manada acéfala que hoy galopa sobre el partido que fundó Manuel Gómez Morín entienda la noble filosofía que inspiró a los precursores de una formación que ejerció una oposición leal al régimen, al que combatió, sin embargo, con energía pero con civilidad; digamos que hasta con elegancia?

¿Vicente Fox? El que hizo de la presidencia de la Republica poder constitucional en condominio. ¿Felipe Calderón? Quien se calzó el uniforme castrense, con el que terminó ensangrentado.

Carlos Castillo Peraza, cumplió el pasado 9 de septiembre 18 años de fallecido. Aunque declaró al retirarse físicamente del PAN que seguiría siendo panista de “alma y corazón” (no de credencial), nadie en el partido registró el aniversario luctuoso. Es que sus cuadros andan en una campal pelea de perros por la jefatura nacional.

No política, sino escatología y teratología

De la Carta a un amigo (1926) solemos rescatar de vez en diario alguna cita de Gómez Morín. Verbigracia: Recuerda que los periódicos estadunidenses suelen considerar que cuanto pasa en México es responsabilidad de los Estados Unidos, pero no en cuanto a nuestras revueltas, sino porque han tolerado en su frontera sur el degradante e inhumano espectáculo que por años ha venido dando México.

En ese documento, en que Gómez Morín pone en el mismo plano a China y México, deplora: Una pobre humanidad ensangrentada viviendo en el lodo. Donde no hay política, sino escatología y teratología; enfangamiento de corrupción, de ignorancia y de pasiones, o manifestación de monstruo y disformes fenómenos colectivos…

Más de 90 años después de aquel texto, ¿es posible cambiar la visión de México? ¿Tienen conciencia de la actual situación los beligerantes por la dirección nacional del PAN y lo que queda ya de su exiguo capital político?

En medio de transas, componendas y “arreglos en lo oscurito”, no se lo preguntaríamos a Héctor Larios o a Marko Cortés. Cuestionaríamos a Manuel Gómez Morín, comprometido a rescatar y refundar la institución que creada por El hombre de Batopilas.

En última lectura, el emplazamiento a los neopanistas queda en voz de Castillo Peraza: Lo importante no es cambiar de amo, sino dejar de ser perro. Es cuanto.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=209128 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *