La “Misión Apolo” de LaRouche para derrotar la pandemia global: ¡A construir un sistema mundial de salud ya!



Helga y Lyndon LaRouche, y Hussein Askary, tres dirigentes del Instituto Schiller durante la Conferencia del Instituto Schiller en Bad Soden, Alemania, el 30 de junio de 2018 (Foto: EIR).

Hugo López Ochoa Dossier Politico

Dia de publicación: 2020-04-13


El Instituto Schiller celebrará una conferencia internacional por internet  sobre cómo derrotar a la pandemia global del COVID-19, los días 25 y 26 de abril, para lo cual publicó un documento que es una guía de los temas estratégicos que se discutirán, expuestos por expertos de muy alto nivel,  en mesas de trabajo interactivas en las que podrán participar todos los que se inscriban previamente en los diferentes temas, desde sus PCs o celulares.  Publicaremos en esta columna, en cuatro partes, dicho documento, cuyo texto completo en inglés puede consultarse en el portal http://www.larouchepac.com, la versión en español aparecerá completa en los próximos días en el portal http://www.es.larouchepac.com

Introducción 

Al momento en que se redactó este llamado urgente para construir una hoja de ruta para un Sistema Mundial de Salud, se habían confirmado en el mundo más de 1.5 millones de casos de COVID-19, y el número de muertes atribuidas a la pandemia superaba las 80,000. Esta enfermedad, que apareció en los humanos en noviembre o diciembre de 2019, se ha extendido, en cuestión de meses, a casi todas las naciones del mundo, con una tasa de crecimiento feroz en las poblaciones que no toman medidas firmes para detener su avance. Se estima que la tasa de mortalidad entre los infectados es de un orden de magnitud superior a la de la gripe estacional. Para cuando estés leyendo este llamado a la acción, las cifras serán mayores, posiblemente mucho, mucho mayores.

Lo más grave de todo, es que podríamos presenciar una explosión de infecciones y muertes en el llamado sector menos desarrollado o Tercer Mundo, en especial África, cuyo subdesarrollo es el talón de Aquiles de toda la especie humana.

La derrota de este virus requerirá de una acción global coordinada e inmediata para adoptar medidas intensivas de salud pública, empezando con pruebas extensivas y el aislamiento de los infectados; un aumento enorme en la disponibilidad de instalaciones y equipos de atención a la salud; considerables inversiones y recursos dedicados a encontrar curas y una vacuna; avances mayores en las medidas de saneamiento, en especial en las naciones menos desarrolladas; y poner fin a la falta de desarrollo históricamente innecesaria, y al saqueo descarado, en todo el mundo. 

Esta pandemia global requiere enfáticamente una respuesta global, ya que los reservorios del virus en cualquier parte del mundo podrían causar resurgimientos durante años.

Se necesita un Sistema Mundial de Salud que cubra todas las partes del planeta.
Esta respuesta global requiere, de manera fundamental, la coordinación de Estados Unidos, China, Rusia e India, una alianza de las Cuatro Potencias abierta a todas las naciones del planeta. Los líderes de estas cuatro naciones deben celebrar una cumbre lo más pronto posible, a fin de elaborar enfoques comunes para abordar las enormes necesidades sanitarias, materiales y de infraestructura en el mundo, como un primer paso hacia la creación de todo un Nuevo Paradigma que sustituya al viejo sistema en bancarrota.

No hay ningún otro camino, ni una ruta menor, para derrotar realmente a la pandemia. Aunque la pandemia COVID-19 es el desastre que aflige actualmente a la humanidad, es solo uno de los muchos a los que es susceptible el mundo, debido a las fallas del orden internacional de los últimos cincuenta años, en especial el saqueo mortal de las naciones del sector en desarrollo, a saber:

—Una erupción solar podría derribar la mayoría de las redes eléctricas del mundo; ¿por qué no se han fortalecido, incluso en los llamados países “desarrollados”? 

—Un asteroide o cometa no descubierto aún podría destruir a todo un continente; ¿por qué no hemos desarrollado defensas contra esta amenaza? 

—Hay 800 millones de personas en este planeta que carecen de alimentación adecuada; ¿por qué se ha tolerado esto? 

—Una plaga de langostas amenaza actualmente las vidas y el sustento de decenas de millones de personas, en la región del Cuerno de Africa; ¿por qué no se han proporcionado ayuda para extinguirla?. 

—Cualquier semana podría aparecer otra enfermedad; ¿por qué no tenemos mejores defensas contra los virus?

La comunidad mundial tiene que crear una capacidad de resistencia para la supervivencia exitosa de largo plazo, no solo para el corto plazo con la esperanza de que no se produzcan eventos inusuales, sino que esté preparada para la verdadera seguridad. Esto no puede ocurrir bajo el paradigma económico neoliberal que ha mostrado su fracaso ahora. No puede ocurrir bajo un régimen de rescates financieros que trata a los valores financieros como sacrosantos. Ese sistema, con su burbuja especulativa de $1,800 billones de dólares, está ahora completamente en bancarrota y se tiene que someter a un proceso de reorganización de bancarrota, como lo ha especificado desde hace tiempo el economista estadounidense Lyndon H. LaRouche; al mismo tiempo, se debe crear un nuevo sistema de crédito hamiltoniano, a nivel nacional e internacional, para volver a poner a la humanidad en la senda del desarrollo físico-económico impulsado por la ciencia. La supervivencia exitosa a largo plazo y el florecimiento de la especie humana, requiere un sistema mundial que reconozca la chispa divina del genio potencial que hay en cada individuo y que procure fomentar ese potencial mediante el desarrollo económico, cultural y científico.
A continuación, asumimos la tarea de delinear el necesario Sistema Mundial de Salud, planteando y respondiendo dos interrogantes:

1) ¿Cuál es la causa de esta crisis, posiblemente la peor que haya enfrentado la humanidad nunca?

2) ¿Cuál es el conjunto de medidas que se deben adoptar en todos los frentes, tanto en Estados Unidos como en el mundo entero, para derrotar a la pandemia?

No empezamos por enumerar todos los cuellos de botella y las insuficiencias, ni tratamos de trabajar de abajo hacia arriba. Comenzamos más bien por averiguar lo que se necesita: Debemos de utilizar esta crisis existencial para superar finalmente el subdesarrollo de grandes sectores de la humanidad, una situación que no es digna de la especie humana. Enseguida, determinamos los requisitos económicos físicos para lograr cada paso sobre la marcha, tal como los requisitos de la lista de materiales y de la mano de obra, definidos desde el punto de vista de la ingeniería industrial. Luego volvemos a los cuellos de botella y averiguamos cómo vamos a superarlos, en el plazo previsto o antes. Vamos a descubrir que para lograr esa trayectoria, nos veremos en una marcha forzada que requiere de constantes avances tecnológicos, veremos que estamos en el dominio de la ciencia de la economía física, para lo cual la obra de Lyndon LaRouche es nuestra única guía y hoja de ruta.

Veremos también que ese enfoque requiere de una cooperación internacional plena, en especial entre Estados Unidos y China, para alcanzar estas metas comunes de la humanidad. Cualquiera que se oponga a esa cooperación debe ser clasificado científicamente en el mismo género y especie, políticamente, que el propio coronavirus.

Este es el enfoque con el que movilizó Franklin Delano Roosevelt a la nación para derrotar al fascismo en la Segunda Guerra Mundial. Así fue cómo los ingenieros de la NASA convirtieron la inminente catástrofe del Apolo 13 en un éxito. Y en nuestro esfuerzo en marcha para derrotar al coronavirus en todo el planeta, aquí también, el fracaso no es una opción.

Hugo López Ochoa. Analista Político. Representante del Instituto Schiller para el Noroeste de Mexico. [email protected]; @hugolopezochoa2


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=232233 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Pablo Abril

"COVID19:  ACABAME DE MATAR....PA QUE ME DEJAS HERIDO" Reflexion 2da. Parte. Dedico esta segunda parte con un coronado amor a mi hermano Ricardo Abril y a mi hermoso hijo Pablo jr. (con sistemas inmunologicos mejores que el mio, el de ellos es más bello, mas joven y esbelto) y quien desde este contagio mediatico me puso el apodo de "el salmón" que porque siempre anso cotra la corriente. Y QUE QUEDE CLARO! Los virus como "el coronavirus" ( influenza o gripe, hemorragicos, zika, resfriado comun, covid19,  etc.) solo benefician a la humanidad, aunque para que ello ocurra, en el proceso de lograr este sorprendente y menospreciado beneficio, cada año la población humana mundial se ve reducida en un insignificante 0.001 % Despues de todo el show mediatico del ya archifamoso COVID 19 . Pero sobre todo gracias a la desinformación, la políticas gubernamentales de salud publica y quien sabe cuantas razones más (desde teorías conspirativas a intereses obscuros de la banca mundial y la supuesta guerra secreta entre china y estados unidos de america), ahora los dichozos virus deberán de cargar con una mala fama durante mucho tiempo más. Por increible que paresca, los virus son más benéficos que perjudiciales para el ser humano y para todas las especies, en general, pues tal y como lo argumente en la primera parte de esta reflexión, es porque han desempeñado un papel imprescindible en el proceso de la evolución de la especie humana, ya que forman parte del genoma (la totalidad de la información genética de todo organismo humano) Además de ese papel en el proceso evolutivo, los virus son ya aliados del ser humano en la lucha contra el cáncer, según trabajos recientes que confirman la capacidad de ciertos virus de destruir células cancerosas. Investigaciones hoy demuestran que pueden ser útiles en la lucha anticáncer. Sin embargo, ante esta ola mundial de la moda virtual de creer solo lo que dice la tv o el celular, hoy la mayoria de la población se ha tragado la idea general de ver a los virus como los visitantes intrusos de la humanidad, por lo que es la mass media y la mediocridad derivada del control informático de los sesgos cognitivos generales de los receptores/ consumidores/virtuales que hoy se percibe la presencia de los virus en los organismos vivos como "non grata", porque es considerada productora de enfermedades, pero en realidad la mayoría de las especies coexiste con los virus desde hace millones de años, y en todo caso nosotros somos los intrusos, pues cuando apareció el ser humano en la Tierra los virus ya tenían mucho tiempo aquí. Así que debemos aprender a coexistir con ellos y deberiamos de aceptarlos como parte de nuestro ecosistema, como los vegetales y animales micro y macroscópicos. Para ejemplificar, expondre el caso de las bacterias de las que se conoce que sólo un número pequeño de especies son patógenas al ser humano, pero aun y todo, muchísimas más participan en procesos biológicos beneficiosos para todos los organismos. En contraste, la mayoría de los virus identificados causan enfermedades en animales, vegetales y hongos; pero se desestima que participan en procesos biológicos importantes, como el de la evolución de las especies. Actualmente se ha considerado que pueden ser vectores de la evolución, es decir que participen en algunos procesos evolutivos, mediante la transferencia de información genética de un organismo a otro, e inclusive de una especie a otra, lo que explicaría mejor la cadena evolutiva. Además, se conoce que por lo menos la décima parte del genoma humano está compuesto por secuencias de genes procedentes de retrovirus (virus que transcriben el material genético del ARN al ADN, es decir a la inversa de lo que hacen los organismos), por esa característica se les ha llamado Retrovirus Endógenos Humanos (HERV, por sus siglas en inglés). En algún momento de la evolución, esos virus se introdujeron en las células de la línea germinal (espermatozoides u ovocitos), de tal forma que se transmitieron a sus descendientes y pasaron a formar parte del genoma. Hasta el inicio de este siglo se había identificado a 22 familias de HERV, algunas de las cuales también se encuentra en primates y en otras especies más alejadas evolutivamente, donde probablemente desempeñan funciones diferentes a la que desarrollan en los seres humanos. Al margen de esas investigaciones, que podrán desvelar grandes misterios del origen de la evolución de las especies, otro grupo de científicos se ha dedicado a estudiar la posibilidad de utilizar a ciertos tipos de virus en la terapia contra el cáncer. Ya desde hace unos cien años se conoció que algunos virus podían inhibir temporalmente el crecimiento de tumores malignos. Pero no fue sino hasta este siglo que se realizaron avances importantes en la investigación de la viroterapia contra el cáncer. Actualmente, investigadores de todo el mundo estudian el comportamiento de unos treinta virus en la lucha contra el cáncer. Estos resultado son importantes porque demuestran que podemos usar esta estrategia para lograr la expresión de genes concretos en un tumor, abriendo la puerta a un nuevo abanico de terapias dirigidas contra el cáncer. Sin embargo, todavía deberán pasar algunas décadas más para que los virus sean considerados nuestros benefactores. Y sin duda parte de este proceso sera el que aprendamos a reconocer que las mutaciones virales, las nuevas cepas de los virus y toda la cadena de reacciones, A pesar de las muertes, la desinformación y la paranoia/gregaria/ virtual que actualmente se padece, son innecesarias ya que al siclo vital de la especie nada lo detiene: nacer y morir, al final incluso la especie humana podría desaparecer, la naturaleza marcará el futuro. No queda más que tomar precauciones e intentar dilatar el proceso, sea esto para bien o a la mejor será  para mal. Atte. Pablo Abril Suerte camaradas!

2020-04-14
HUGO López Ochoa

La especie humana tiene el potencial de la inmortalidad. Al menos tanta como la que tenga el Universo del que somos parte. Nuestro rasgo característico que nos distingue de las demás especies vivientes es que somos la única especie capaz de romper y superar los ciclos que nos impone la naturaleza. Esa es la solución entre necesidad y libertad. No somos esclavos de la naturaleza. La dominamos con la ciencia y la tecnologia, incluyendo a los virus, bacterias, etc. Como criaturas que cohabitan el mismo Universo que nosotros, hay que conocerlos y estudiar sus beneficios, como los que descubriste en tu investigación y que aquí expones. No mencionaste que otro beneficio de ellos es que podemos convertirlos en su contrario y fabricar vacunas, para que no nos maten cuando están en su ciclo de asesinos. Otro ámbito en el que somos capaces de superar los ciclos de la naturaleza, y crear otros de orden superior, es por ejemplo el de los recursos naturales. La historia económica de nuestra especie esta definida por nuestra capacidad de explotar recursos naturales finitos que al agotarse, como las fuentes de energía, nos enfrentan a crisis de crecimiento poblacional que siempre hemos superado con revoluciones científicas y tecnológicas que nos dan acceso a nuevas fuentes de energía, de mayor densidad de flujo energético, más baratas y para mayor densidad potencial de población o Densidad Relativa Potencial de Población, que es el término acuñado por el economista recientemente finado Lyndon LaRouche, y por el cual merece un Premio Nobel. Desde que Thomas Robert Malthus dijo que la Tierra tiene una capacidad de carga de solo mil millones de habitantes, en 1800, ya ha sido desmentido ocho veces, pues a la fecha ya somos casi 8 mil millones. Y así seguiremos desmintiéndolo, mientras no dejemos de cumplir “el mandato de la Creación” (el “mandato de la creación” (Génesis 1:28; 2:15).

2020-04-21

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *