Opacidad en otorgamiento de permisos para construir cervecera en Mexicali: Colef



En un estudio, El Colegio de la Frontera Norte añade que existen elementos que, derivados del proyecto en cuestión, pondrían en riesgo el garantizar el acceso equitativo al agua en términos de cantidad, calidad, oportunidad y costo asequible

Tomado de: Antimio Cruz / Crónica

Dia de publicación: 2019-05-13


Opacidad en el otorgamiento de permisos; riesgo de desabasto de agua dulce a la capital de Baja California, y falta de gobernanza democrática del agua, son los tres principales problemas que El Colegio de la Frontera Norte (Colef) observa ante la posible apertura de una planta productora de cerveza en la ciudad de Mexicali, que generaría 2 mil plazas de trabajo y atraería inversión extranjera por mil 400 millones de dólares, pero que también requerirá 1.75 millones de metros cúbicos de agua al año para producir 5 millones de hectolitros de cerveza anuales.

El tema preocupa ya que la ciudad referida se ubica en uno de los ecosistemas más áridos de América del Norte, cuyo nombre científico es Desierto de Sonora o Desierto de Gila (aunque se extiende por varios estados: Sonora, Baja California,  Sinaloa, Arizona y Nuevo México)

El análisis del Colef, encabezado por el investigador Alfonso Andrés Cortez Lara, del Departamento de Estudios Urbanos y del Medio Ambiente, se realizó por solicitud del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) después de que organizaciones civiles se han manifestado cíclicamente desde 2018 en contra de la construcción de la planta que pretende operar, junto a la frontera con Estados Unidos, la compañía cervecera Constellation Brands, la cual tiene concesión para fabricar y distribuir en territorio estadunidense los productos del Grupo Modelo.

A lo largo de 2018, los ciudadanos tuvieron dos confrontaciones a golpes con policías que resguardan los terrenos comprados por la empresa. Los inconformes exigieron un referéndum antes de construir la planta, pero su solicitud de consulta pública fue rechazada por el Instituto Estatal Electoral de Baja California.

Según el estudio del Colef existen “elementos que derivados del proyecto en cuestión, pondrían en riesgo el garantizar el acceso equitativo al agua en términos de cantidad, calidad, oportunidad y costo asequible”.

El mismo análisis indica que “se requiere de una amplia participación ciudadana y monitoreo social tal que se logren procesos transparentes y efectividad en la planeación, implementación, seguimiento y evaluación de iniciativas de inversión que involucran el uso del agua. Esto, máxime en una zona semiárida como Mexicali, amenazada por la escasez, contaminación y sobreexplotación de fuentes de agua. La gestión local del agua basada en una representación efectiva es la base para un desarrollo regional armónico y sustentable. A partir de lo anterior, se vislumbra el potencial para prevenir una problemática socioambiental regional de largo alcance y gran impacto”.

Las líneas de investigación del doctor Cortez Lara son: gestión y manejo del agua en zonas áridas; seguridad hídrica, sostenibilidad, gobernanza ambiental y aguas transfronterizas. Fue integrante del Consejo de Cuenca del Río Colorado y del Consejo de Cuenca de Baja California.

INVERSIÓN MILLONARIA. Constellation Brands es la tercera compañía cervecera más grande de Estados Unidos. Fue fundada en 1945 con el nombre de Canandaigua Industries. A lo largo de más de siete décadas ha crecido hasta tener ventas en más de 100 países, con ingresos anuales que superan los 7 mil 300 millones de dólares.

En 2013, Constellation Brands adquirió los derechos de producir y exportar a Estados Unidos las marcas de cerveza de Grupo Modelo, como Corona, Modelo, Negra Modelo y Pacífico, al comprar la compañía Grupo Modelo U.S. Beer Business, que entonces era propiedad del consorcio Belga-Brasileño-Estadunidense llamado Anheuser-Busch InBev.

Ese año, ante el gobierno federal que encabezaba Enrique Peña Nieto, Constellation Brands se comprometió invertir en México más de 4 mil 500 millones de dólares en diferentes ciudades donde tiene presencia como la Ciudad de México; Nava, Coahuila y Ciudad Obregón, Sonora. Esto, además del proyecto de construcción de una nueva cervecería en Mexicali, Baja California.

En 2017 la empresa inició la construcción de su planta en Mexicali. Más allá de la confrontación con sus opositores; para febrero de 2019 el capital invertido en Mexicali sumaba 700 millones de dólares, lo que significa un avance de 45 por ciento.

En la página oficial de la compañía (www.cbrands.mx) se presenta el proyecto de Mexicali como uno de los más importantes para el grupo y, para explicar que sí es viable, en la página se pueden leer dos documentos técnicos que avalan su inversión: el primero es un Análisis de multiplicadores de producción, ingreso y empleo de la Planta en Mexicali. El segundo documento es un estudio del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) sobre el impacto al servicio de abastecimiento de agua a la población de Mexicali por el suministro a la planta cervecera de Constellation Brands.

Este estudio del IMTA determinó que la Cuenca del Valle de Mexicali no padece en términos de oferta de agua, pues toda la zona recibe por año dos mil 950 millones de metros cúbicos de agua. La planta va a requerir 1.75 millones de metros cúbicos anuales. Ese dictamen técnico avala el proyecto de la compañía cervecera.

Sin embargo, aquí es importante aclarar un dato: el agua que se recibe para toda la zona, incluye el agua que se manda a Tijuana, al valle agrícola de Mexicali y a la ciudad de Mexicali, más los humedales y poblados del delta del Río Colorado, que desemboca en el Alto Golfo de California, donde se reúnen aguas saladas y dulces para sostener múltiples formas de vida de importancia ecológica y pesquera.

En discordancia con el análisis del IMTA, la revista Proceso había publicado en 2017 documentos en los que se había negociado la entrega de hasta 20 millones de metros cúbicos de agua anuales a la compañía que vendió los predios donde se construye la cervecera.

Los documentos obtenidos y publicados por Proceso indican que: “La CESPM (Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali) pondrá a disposición de ‘el usuario’ en el punto de entrega, que para tal efecto se determine conforme a lo previsto en la presente cláusula considerando para ello 15,000,000 de metros cúbicos de agua del Acuífero del Valle de Mexicali y 5,000,000 de metros cúbicos de agua superficial (…) durante la vigencia del presente contrato (…) la CESPM mantendrá disponible para suministro exclusivo de ‘el usuario’, las cantidades referidas en el párrafo anterior conforme a los volúmenes a los que tenga derecho la CESPM, conforme a las autorizaciones gubernamentales a su favor.”

En el mismo documento se establece que el contrato para el suministro del líquido es “confidencial”, como lo establece la cláusula decimotercera: “Cada una de las partes acuerda que no difundirá a ninguna persona el contenido del presente contrato de suministro, así como de cualquier información que le sea proporcionada por cualquiera de las partes, afiliadas o subsidiarias”.

MARCHAS Y REFERÉNDUM RECHAZADO. A principios de 2017, un grupo de activistas de organismos de defensa del agua se opusieron a permitir la edificación del complejo industrial de producción de cerveza en Mexicali, con el argumento de que generaría problemas graves de distribución del agua para la población.

La Asociación Colectivo Plebiscito Estatal dio a conocer que contaba con casi 20 mil firmas para someter a consulta el proyecto, lo cual puso en riesgo la inversión.

Ese año, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en Mexicali, afirmó que la posibilidad de que el Instituto Estatal Electoral de Baja California llevara cabo un plebiscito para decidir el futuro de la construcción de la planta en Mexicali sentaría un precedente negativo para la inversión tanto nacional como extranjera en el país.

A lo largo de la disputa pública se realizaron diferentes marchas contra el proyecto. En diferentes puntos, la agrupación Mexicali Resiste y el Colectivo Baja California Resiste, protestaron contra las políticas de privatización del agua.

En esas movilizaciones, el activista Filiberto Sánchez Burrola, comentó que a pesar de la represión gubernamental el movimiento continúa, incluso con campamentos en el centro cívico de Mexicali. Agregó que el gobierno le abrió nueve averiguaciones previas entre 2017 y 2018, tiempo que estuvo manifestándose, por lo que ha tenido que acudir a declarar ante el ministerio público por cada una de las denuncias.

Del otro lado de la disputa, la compañía también denunció agresiones, incluyendo un ataque contra sus instalaciones con arma de fuego.

El 14 de enero de 2019 Constellation Brands emitió un comunicado en el que condena categóricamente actos de violencia realizados con arma de fuego en contra de una caseta de vigilancia del predio donde se construye la cervecera, ya que en su interior se encontraban dos vigilantes, los cuales afortunadamente no fueron alcanzados por ningún proyectil.

“Nos parece inaceptable que se lleven a cabo este tipo de acciones en Mexicali, región que se caracteriza por la amabilidad de su gente y por el ímpetu y la cultura del esfuerzo de los cachanillas que, nos consta, poseen un talento extraordinario”, dice el comunicado difundido por Constellation Brands.

“Respetamos la diversidad de opiniones y el derecho de la sociedad a manifestarse pacíficamente, sin embargo, rechazamos el uso de la violencia y las agresiones que dañan nuestra operación y ponen en riesgo la integridad física de nuestros colaboradores, mujeres y hombres de Mexicali que trabajan día con día por llevarle lo mejor a sus familias”, añadió.

El 8 de febrero de este año, la Comisión de Participación Ciudadana del Instituto Electoral de Baja California avaló que la propuesta de la Asociación Colectivo Plebiscito Estatal, para que se discutiera en el Pleno. Pero menos de un mes después, el 3 de marzo, el pleno del Instituto resolvió como “intrascendente e improcedente” la solicitud de plebiscito sobre la continuación de la construcción de planta cervecera en esta ciudad.

La decisión adoptada por el pleno del órgano electoral “sienta un precedente de legalidad y transmite una señal positiva, no sólo para Mexicali, sino para todo el país”, consideró la empresa.

ESTUDIO PEDIDO POR CONACYT. A finales de 2018, al cambiar el gobierno federal e iniciar la administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador, el doctor Alfonso Andrés Cortez Lara, del Colef, recibió una petición del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de su Dirección Adjunta de Desarrollo Científico y su Dirección General, en la que les pedían desarrollar un estudio para poder tener una opinión técnico-científica en torno a la cervecera.

La tarea requería analizar todos los documentos técnicos emitidos “desde la primera vez que la compañía puso un pie en Mexicali”. La conclusión del informe fue difundida el pasado jueves 9 de mayo.

El estudio incluyó reunir documentos generados por los gobiernos federal, estatal, municipal y estudios realizados por entidades científicas, como el IMTA. Se analizaron las condiciones de la cuenca y las dinámicas transfronterizas del agua. También se estudió el contexto de protesta social.  Así se concluyó que en Mexicali se generó “un nuevo escenario de conflicto socio-ambiental”. Éste no es un caso nuevo, pues desde mediados del siglo XX se han generado cuatro o cinco conflictos  en la región por el agua y uso del suelo.

Todo el estudio se hizo desde la perspectiva de seguridad hídrica tomando en cuenta variables como la disponibilidad, calidad y costo del agua.

“En la región de Mexicali tenemos una situación crítica. Una situación de sobreexplotación de acuífero, que está, de hecho, declarado en veda desde los años 1960. Además, una situación de abatimiento paulatino, año tras año. Con información oficial tenemos un panorama, pero con información adicional pudimos precisar este problema, de sobre-explotación y abatimiento”, indicó el investigador del Colef-Conacyt.

“Otro problema es la salinidad, porque por cuestiones naturales hay un arrastre de sales desde las montañas rocallosas, pero también aumenta la concentración de sales por actividades humanas. Además, hay un factor nuevo, la alta variabilidad climática que hemos registrado, y esto va a impactar  en los próximos años en la demanda y disponibilidad del agua de Mexicali y de Tijuana”, añadió.

El investigador recordó que el agua de Mexicali es parte de la cuenca baja del Río Colorado y que esa agua dulce llega a Mexico gracias a un acuerdo binacional. Esta situación, es decir el volumen de agua que llega a México del Río Colorado, puede variar, pues ya hay presiones para que los gobiernos de Estados Unidos y México vuelvan a revisar y negociar los volúmenes de agua que corresponden a ambos países.


http://www.cronica.com.mx/notas/2019/1119031.html

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=218743 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Jonathan Anguiano

COLSULTA CIUDADANA SEÑORES , COMO LO HACE EL PRESIDENTE ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR . FUERA LA CORRUPCION DE BAJA CALIFORNIA , INVESTIQUEN A KIKORRUPTO DUEÑO DE MEDIA CIUDAD PELUCHE , SEÑOR MONOPOLY DE LA BAJA CALIFORNIA , QUE FUE COMPLICE DE ENRIQUE PEÑA NIETO ENCARGADO DE VENDER NUESTROS RECURSOS NATURALES ALAS TRANSNACIONALES

2019-05-13
francisco d dueñas

ES FALSO. NO SE CONSUMIRA MAS AGUA..SENCILLAMRENTE CAMBIA SU DESTINO

2019-05-19

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *