Pide Calderón a EU mayor colaboración contra el narco





Dia de publicación: 2007-02-27


ESPECIALpara Dossier Político

Discurso del presidente Calderón en el desayuno con motivo de la VI Convención Nacional de la Cámara Nacional Americana de Comercio

Muy buenos días, bienvenido Simón Díaz, Presidente de American Chamber de México.

Señor Embajador, señores del presídium, señoras y señores:

Para mí es un honor asistir a esta VI Convención Nacional de la American Chamber México y compartir con ustedes, desde luego, un panorama acerca de las acciones de mi Gobierno, de la situación que vive el país y, desde luego, lo que estamos haciendo y queremos hacer en favor de la inversión y del comercio entre nuestros países.

Expreso mi más sincera felicitación a los directivos y a los socios de la American Chamber que este año celebran el 90 aniversario de su fundación y su presencia en el país. Desde 1917, fecha histórica para México, su organización ha jugado un papel de gran relevancia en el desarrollo económico del país.

Ya lo ha dicho aquí el Presidente de la Cámara Americana de Comercio en México, la importante participación que tiene tanto en materia de inversión como de generación de empleos.Y agradezco también el compromiso que ha expresado aquí de promover el crecimiento de la inversión extranjera en México durante el presente año y generar con ello mayores fuentes de empleo bien remunerado.

Verdaderamente agradezco a nombre de los mexicanos el que se tome esta decisión y este compromiso de los inversionistas de la American Chamber en México de invertir más y de crear más empleos para los mexicanos.

Y también aprecio porque es una decisión valiosa, aunque sea una decisión de una empresa importante como Emerson, el que a partir de que se tiene un panorama más claro respecto del gobierno y de las políticas públicas su empresa, y espero que sea el caso de muchas empresas de ustedes, haya decidido invertir e invertir más en México.

Estoy contento también porque he venido percibiendo una confianza creciente entre las empresas, no sólo que integran esta organización, sino muchas empresas mexicanas y no mexicanas que invierten en el país, una confianza en México, en sus instituciones, en sus leyes y también en las decisiones y políticas públicas que estamos tomando en el Gobierno y estamos tomando los mexicanos.

Ustedes saben que México es un buen lugar para invertir, es una economía emergente, es una economía con un enorme potencial, pero que tiene además ventajas singulares que bien vale la pena recordar.

A pesar de ser un año con una gran intensidad político-electoral, déjenme decirlo así, el año pasado la inversión extranjera alcanzó casi 19 mil millones de dólares, lo que significó que México se colocara como la cuarta economía del mundo que más recibió inversión extranjera entre las economías emergentes.

Más del 63 por ciento de esa inversión directa el año pasado provino de empresas americanas. La enorme confianza que están mostrando los inversionistas se debe a las diferentes ventajas competitivas que tiene nuestro país y que lo hacen, como he dicho, un lugar atractivo para la inversión.

Primero: tenemos una sólida estabilidad económica, eso ha permitido que el riesgo-país sea bajo y que, incluso, se redujo en más de una tercera parte después de la elección federal a la fecha.

Eso ha permitido también que las tasas internas de interés se encuentren cerca de sus niveles mínimos históricos y que la Bolsa Mexicana con sus variaciones haya alcanzado, en lo que va del año, 13 récords históricos en términos de los puntos que registra. Tenemos una posición geográfica estratégica, esta posición geográfica nos sitúa como la única economía emergente situada al lado del mercado más grande del mundo.

Me comentaba Simón Díaz que para su empresa traer productos desde China o desde India le implica un 37 por ciento del costo, mientras llevarlos desde aquí de México le implica quizá un cinco por ciento. Y esa es una gran ventaja que tiene el país, una ventaja logística que los mexicanos estamos decididos a aprovechar y a mejorar todos los días.

Y además tenemos no sólo tres mil kilómetros de frontera con el mercado más grande del mundo, sino también tenemos una situación privilegiada en cuanto a ubicación geográfica, 11 mil kilómetros de litorales, unos con la Costa del Pacífico, lo que nos conecta directamente con las economías emergentes asiáticas, otros con las Costa del Golfo, del Atlántico, que nos permite conectarnos con la Unión Europea y, desde luego, vincularnos con América Latina.

Somos el único país que tiene el privilegio de ser al mismo tiempo latinoamericano, y profundamente latinoamericano, al mismo tiempo somos parte de Norteamérica. Tenemos también una extensa red de tratados de libre comercio que le dan a México un acceso preferencial a un mercado de mil millones de consumidores en 44 países, tenemos una gran riqueza natural.

Desde los términos tradicionales de ser el cuarto productor de petróleo, o el primer productor de plata, el primer productor en una gran variedad diversidad de productos agrícolas, hasta ser el país que posee la cuarta riqueza en términos de biodiversidad más importante del mundo. Poseemos también una sólida democracia con instituciones fuertes y que han probado su fortaleza en los momentos más críticos del país.

Tenemos también una gran ventaja en la población mexicana. México es un país joven, la edad promedio del país es 27 años, la mayoría de los mexicanos está por debajo de los 30 años de edad.

¿Esto qué quiere decir? Quiere decir que México tiene un bono demográfico envidiable, que de aquí al año 2030 la población económicamente activa, la mano de obra disponible, la población fuerte, joven, dispuesta y deseosa a trabajar será considerablemente mayor que la población adulta en retiro o la población infantil juntas. Esto nos da un bono, como he dicho, que por supuesto vamos a aprovechar.

Y esas ventajas también se reflejan en algunos indicadores económicos positivos. Con todo y sus dificultades la economía el año pasado creció casi cinco por ciento del Producto Interno Bruto, la cifra más alta en mucho tiempo.

El número de trabajadores formales, es decir, los nuevos trabajadores afiliados al Seguro Social crecieron a una tasa de casi siete por ciento, que alcanzó una cifra de 870 mil nuevos empleos el año pasado, también la mayor en muchísimo tiempo. El consumo, la inversión está reflejando una tendencia muy positiva.

En cuanto a las finanzas públicas se refiere, el año pasado se registró un superávit de 0.3 por ciento del Producto Interno Bruto y es posible si consideramos el ahorro obligado que vamos a hacer a las reservas del Fondo de Reserva Petrolera, esto probablemente nos permita lograr un superávit que le da una extraordinaria forma a las finanzas públicas en México y nos permite planear a largo plazo.

Ustedes saben que hace seis años a la entrada del Presidente Fox al Gobierno, el Gobierno emitía bonos de deuda máximo a un año de plazo; hoy el Gobierno mexicano está emitiendo bonos de deuda a 30 años, a una tasa fija de ocho por ciento en pesos.

Esto nos da una idea del enorme potencial que tenemos para crecer y estamos dando pasos significativos hacia el desarrollo.Ya lo ha mencionado también aquí el Presidente de la Cámara, llevamos 90 días en el Gobierno y los programas y acciones que ha emprendido mi Administración se han puesto en marcha, a satisfacer básicamente tres principales demandas de los mexicanos: primero, la seguridad pública y el Estado Derecho; segundo, el combate a la pobreza y, tercero, la generación de empleos.

En materia de seguridad pública hemos trabajado con firmeza y a pasos sostenidos, incrementamos el presupuesto de seguridad de manera significativa, hemos puesto en marcha operativos en las ciudades y regiones con mayor presencia del crimen organizado. El Gobierno ha tomado la iniciativa, ha pasado a la ofensiva y está recuperando exitosamente el control territorial que pretendía quitarnos el crimen organizado.

Estamos, no hemos dudado en emplear toda la fuerza del Estado y lo seguiremos haciendo sin descanso para rescatar las condiciones mínimas de seguridad que merece, desde luego, no sólo la inversión, sino, por supuesto, las mexicanas y los mexicanos.

Hemos hecho lo que teníamos que hacer para recuperar el control, y estamos actuando con firmeza en el cumplimiento de la ley. Ayer el Gabinete de Seguridad Pública me hizo entrega del Programa de Seguridad que presentaré próximamente, y que contiene precisamente un esfuerzo integral para recuperar en el largo plazo la seguridad en el país.

Se trata de una batalla, lo he dicho y lo reitero, que tomará tiempo, se trata de un problema difícil y que tiene muchas vertientes que corresponden resolver juntos a los gobiernos que somos corresponsables en el problema, concretamente el crimen organizado y el tráfico de drogas.

Es una batalla que va a tomar tiempo, es una batalla que va a tomar muchos recursos, costará mucho dinero. También, desde luego, y hay que advertirlo y decirlo con sinceridad, probablemente cueste, nos está costando, desde hace mucho tiempo, muchas vidas humanas.

Pero es una batalla, amigas y amigos, que tenemos que librar; que es nuestro deber hacerlo, que es por los mexicanos del futuro y que, estoy seguro, con el apoyo decidido de la sociedad es una batalla que no sólo vamos a librar bien, sino que también vamos a ganar, porque México lo merece. Hemos también puesto un especial énfasis en el combate a la pobreza.

La inversión en capital humano también se amplía, el Seguro Popular ha registrado un incremento sustancial en el presupuesto gracias al apoyo del Congreso en esta materia.

Y pensamos para este año incrementar las familias del Seguro Popular de casi, alrededor de cinco millones, a casi siete millones de familias, es decir, un incremento sustancial y sin precedentes.

Hemos puesto, además la ruta correcta hacia lograr que en el futuro México tenga una cobertura universal de salud, que no haya mexicana o mexicano sin servicio médico eficaz. Y para iniciar un viaje de mil millas con un paso, hemos empezado por algo elemental. No podemos cubrir a todos los mexicanos por ahora, pero sí podemos empezar gradualmente.

Y por eso hemos puesto en marcha, desde el primer día de mi Gobierno, un programa que cubre con un seguro médico eficaz a todas las niñas y a todos los niños que nacen en nuestro país bajo mi Gobierno. Como decía yo en la campaña electoral, no sólo vienen con su torta bajo el brazo, como dice el refrán mexicano, sino que también vienen con su seguro médico bajo el brazo que los protegerá de por vida.

Estamos trabajando para fortalecer la educación, los programas escolares, y en materia económica estamos haciendo un enorme esfuerzo por trabajar, para generar, precisamente, la inversión que México necesita.

Hemos puesto un programa de apoyo a las mujeres que trabajan de guarderías y estancias infantiles y, sobre todo hemos puesto en marcha un programa que ustedes deben conocer y deben aprovechar porque les conviene, que es el Programa de Primer Empleo. ¿Qué quiere decir?

Que todo mexicano o toda persona que trabaje por primera vez, que sea contratado por primera vez en nuestro país en este año, el Gobierno Federal va a pagar las cuotas al Seguro Social por el primer año de trabajo de esa persona.

Con ello estamos reduciendo significativamente los costos de contratación, con ello estamos ayudando a esos jóvenes, sobre todo, a que encuentren trabajo, con eso estamos ayudando a las empresas a que abran espacios de ocupación, con ello estamos mejorando también la infraestructura en materia de seguridad social y con ello estamos cumpliendo un compromiso claro que tuve con los mexicanos, el ser el Presidente del Empleo, lo voy hacer y este es un paso decidido en ese sentido.

También estamos trabajando en otras áreas, y yo quiero además aquí anunciar y felicitarnos, junto con el Gobierno de Estados Unidos, por haber avanzado en un tema que era medular para mejorar las condiciones de comercio en beneficio de los mexicanos y de los americanos, en beneficio de los consumidores y las empresas. ¿Cuál es?

Es el acuerdo que hemos logrado esta misma semana con Estados Unidos, la semana pasada, en materia de transporte transfronterizo con lo cual damos pasos firmes para sustituir el actual ineficiente y costoso sistema que tenemos. En menos de dos meses las primeras empresas mexicanas de autotransporte podrán llevar los productos puerta a puerta desde México hasta sus clientes en Estados Unidos.

Hoy entrará el transporte mexicano a los Estados Unidos por primera vez, quizá, en la historia. Este es un paso histórico que mejorará el comercio entre Estados Unidos y México en beneficio de empresas y de consumidores.

En mi Gobierno la generación de empleos es una prioridad y por eso desde el primer día hemos trabajado en estos programas y acciones para detonarlo, particularmente en aquellas regiones donde nuestros compatriotas se ven obligados a emigrar y cruzar la frontera en búsqueda de oportunidades de trabajo.

Otro ejemplo significativo es que también en este mes de febrero hemos enviado ya el primer cargamento de aguacate mexicano a California y a la Florida, eso significa también que por primera vez mi estado, Michoacán, que por desgracia ha sido el estado que mayormente ha expulsado gente en función de la migración, hoy tiene una singular oportunidad en términos de comercio.

Con la apertura del Tratado de Libre Comercio, Michoacán se ha convertido en el primer productor y en el primer exportador de aguacate del mundo, con lo cual se están generando oportunidades de trabajo para los michoacanos. Yo reflexionaba ese día, que si esa apertura al aguacate mexicano en Estados Unidos se hubiera hecho 30 años antes, seguramente hubiera habido muchísimo menos migración hacia los Estados Unidos.

Sigo pensando que es mejor, que es mejor que la mano de obra se quede aquí en lugar de buscar el capital en otro país y que mejor cruce la frontera de inversión en busca de la mano de la obra trabajadora y productiva que tenemos en México.

Y, precisamente, para propiciar el empleo en aquellas zonas donde se genera la migración, estamos impulsando acciones que les permitan convertirse en receptoras de inversión productiva y no expulsoras de mano de obra.

Eso forma parte de esta estrategia, yo tengo el compromiso claro de impulsar la reformulación, por ejemplo, del mandato del Banco de Desarrollo de América del Norte, el NADBANK. ¿Qué es lo que buscamos con esta institución que tiene capital mexicano, capital americano y capital canadiense?

Queremos que puedan canalizarse recursos no sólo a los estados fronterizos, también a otras entidades, especialmente a las entidades donde se genera la migración. Si queremos evitar la migración, tenemos que generar oportunidades de trabajo en aquellos lugares que más expulsan migrantes.

Yo he dicho, y además lo digo con respeto, pero me parece que es útil tomar este punto de vista.Que respetando, desde luego, las decisiones soberanas que Estados Unidos tiene derecho a hacer en materia de su propio régimen interno; pienso que sería mucho más útil para poder reducir la migración, construir un kilómetro de carretera en Zacatecas, o en Guanajuato, o en Michoacán, o en Jalisco, que 10 kilómetros de muro en Arizona, o en Texas, o en cualquier otra parte.

Para que esto pueda tener lugar, queremos precisamente canalizar esfuerzos e inversión pública, e inversión privada a las zonas que más expulsan migrantes.

Yo sé que el ideal para México no es que migren más mexicanos, al contrario, mi objetivo es que algún día nuestro querido país sea capaz de brindarle oportunidad a cada mexicana y a cada mexicano de trabajar y evitar esa triste historia que a mí me ha tocado presenciar decenas de veces, de madres que despiden a sus hijos, de esposas que despiden a su esposo, de padres que despiden a sus hijos por el tema migratorio.

También queremos, en términos del NADBANK, que los recursos puedan utilizarse no sólo para proyectos ambientales, que es un objetivo acotado hasta ahora, sino también que vayan destinados a proyectos de infraestructura en general y a proyectos de inversión productiva.

Eso beneficia al comercio, beneficia a la inversión, beneficia a las oportunidades de desarrollo, reduce también la migración. Y finalmente, que se incrementen los montos totales de préstamos a los que se puede acceder por parte de un solo deudor.

Así que quiero aprovechar, y lo hago además con respeto, la presencia del Embajador Tony Garza, para pedirle que pueda transmitir al Presidente Bush, al Presidente de los Estados Unidos, la intención que tiene mi Gobierno de proponer cambios al mandato del NADBANK tendientes a eliminar las restricciones y hacerlo un banco mucho más operativo.

Sé que estos bancos deberán ser aprobados, estos cambios tendrían que ser aprobados en última instancia por los congresos de ambos países, pero les transmito con la confianza que le tengo al Embajador, esta inquietud, desde luego lo haremos formalmente para que no se preocupe. Lo haremos luego formalmente y lo haremos también al Gobierno de Canadá.

Pero es importante encontrar la manera de mejorar nuestras instituciones comunes en beneficio de ambos pueblos. Esta idea, además, responde a un compromiso que tuve con los mexicanos, el compromiso número 92, de las Cien Acciones a realizarse en los Cien Primeros Días de mi Gobierno, y está orientado a contar con más recursos para extender la problemática migratoria entre nuestros países.

¿A quién beneficia crear empleos en zonas de migrantes? ¿A quién beneficia reducir la migración? Yo estoy convencido que a ambos países. Ojalá podamos hacer cosas que nos beneficien a ambos; ese es, precisamente, el camino de los pueblos, siempre encontrar la ruta que tenga beneficios comunes.

Hoy tenemos resultados muy positivos gracias a los créditos del NADBANK, queremos mantener, desde luego, queremos extender y que pueden ser de gran utilidad para toda la región. Ahora, vamos por nuevas fuentes de financiamiento para que más estados del país puedan desarrollarse económicamente y así dar a los mexicanos oportunidades de empleo bien pagado de este lado de la frontera.

Ayer mismo suscribimos un Memorando de entendimiento con el Banco Interamericano de Desarrollo, mediante el cual el BID le garantiza a México, que cualquier necesidad de financiamiento de infraestructura para mi Gobierno, ellos están dispuestos a garantizarla o incluso apoyarla directamente por un monto de hasta dos mil 500 millones de dólares.

Sé, sin embargo, que probablemente esa ayuda no sea indispensable, porque México tiene una enorme oportunidad para inversión privada e infraestructura: en puertos, en aeropuertos, en carreteras, en servicios. De manera tal que estamos trabajando de manera decidida por avanzar en el desarrollo de este país. México es un buen lugar para invertir y me he propuesto hacer realidad un pronóstico que salió publicado en el último trimestre del año pasado, concretamente de varias consultoras y en particular de Goldman Sachs.

Lo que decía el estudio de prospectiva de Goldman Sachs es que para el año 2040 México pudiera ser la quinta economía más grande del mundo si los mexicanos hacemos ahora lo que tenemos que hacer. Yo les digo, amigas y amigos, amigos de la American Chamber, que no sólo pudiera ser, México va a ser la quinta economía más grande del mundo porque tenemos todo para serlo, porque tenemos los recursos, tenemos la gente, tenemos la posición geográfica, tenemos la identidad cultural e histórica que es el activo más valioso en un mundo globalizado.

Tenemos un bono demográfico, tenemos todo para ser, precisamente, un país ganador como lo he dicho y lo creo insistentemente. Yo estoy convencido de que haremos bueno el pronóstico y para ello tenemos que lograr una meta que me he propuesto, hacer de México uno de los mejores destinos de inversión en el mundo, que venga la inversión aquí, a generar empleos aquí, a darle valor agregado a la economía aquí; que vengan empresas a México, que tengan éxito las empresas, no sólo las micro, pequeñas y medianas, todas las empresas que generen empleo y generen valor agregado tienen que tener éxito.

Y este país, es un país, que es una gran oportunidad para invertir, por eso queremos generar un entorno competitivo para atraer y retener inversiones y generar empleos, por eso estamos manejando la economía con responsabilidad, por eso estamos trabajando intensamente para darle solidez a las finanzas públicas, por eso mi Gobierno está absolutamente comprometido con el Estado de Derecho.

Soy un Presidente que cree en la ley, que cree en el derecho de cada quien a vivir, a trabajar, a convivir, a prosperar. Soy un Presidente que garantiza, con su voluntad y la de su Gobierno, que México será un Estado de derecho donde se cumpla la ley y se haga cumplir como prometí a los mexicanos el primer día de mi mandato.

México está haciendo un esfuerzo y va andando en el camino correcto. Nuestra economía está bien y puede estar mejor, debe estar mejor, tenemos que ser capaces de superar sus insuficiencias y aprovechar al máximo su potencial.

Sé que con la participación de todos, del Gobierno, de la sociedad y, desde luego, de las empresas que creen e invierten en México, entre ellas las empresas agrupadas en la American Chamber, nos va a ir mejor como país.

México es el país del futuro, estoy convencido de ello y estoy decidido a hacerlo realidad.

Yo los invito a que formen parte de este México ganador, un México fuerte y seguro de sí mismo, que estamos construyendo entre todos y para todos los que vienen detrás de nosotros.Muchas gracias y enhorabuena por esta reunión.

Fuente: Presidencia de la República


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=18181 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Artículos Relacionados