Keylor Navas: “En los penaltis me dejo llevar por las sensaciones”



El portero de Costa Rica, rival de España en su debut en Qatar, sostiene que se encuentra en buena forma a pesar de su poca participación con el PSG


Tomado de: David Alvarez / El País

Dia de publicación: 2022-11-22


A Keylor Navas, un Mundial, el de 2014, le cambió la vida. Fue el mejor portero del torneo, al que había llegado como guardameta del Levante, y lo contrató el Real Madrid. Ahora, ya con 35 años, de algún modo parece confiar en que otro Mundial le permita remontar el vuelo, tras un comienzo de temporada sin participación en el PSG. Costa Rica, a las puertas de su tercera Copa del Mundo consecutiva por primera vez en la historia, y primer rival de España (el miércoles a las 17.00, por TVE), nunca había tenido la continuidad que ha visto con Navas....

Pregunta. ¿Cuál es su primer recuerdo de un Mundial?

Respuesta. Corea y Japón en el 2002, que en Costa Rica era de madrugada, y nos reuníamos en una casa para ver los partidos, y después salíamos a celebrar [ríe]. Andábamos por la calle ahí y todo, de noche.

P. ¿Ya era portero entonces?

R. Sí, siempre. Yo fui portero desde los cinco años. Lo tenía claro. Mi papá jugaba al fútbol y fuimos a ver un partido. Antes había un partido de niños, y uno como de 10 años hizo una parada a mano cambiada. Me quedé con ese recuerdo y siempre quise ser portero.

P. ¿Cómo de lejos se veía entonces de jugar un Mundial?

R. Yo es que siempre tenía todo muy claro, desde muy pequeño. Me gustaba mucho jugar a narrar partidos, hacer entrevistas. Con 7 u 8 años ya me entrevistaba solo. Yo hacía los dos papeles, de periodista y futbolista. Decía: “Bueno, aquí estamos con Keylor Navas, portero del Real Madrid, que viene de partidos con la selección…”. Me hacía preguntas y me respondía: “Muy contento, aquí vine con mi mamá, que está en silla de ruedas ya viejita…”. Siempre tuve muy claro lo que quería: selección y Real Madrid. Era como el sueño que yo tenía.

P. En 2014 llegó a su primer Mundial. ¿Qué es lo primero que recuerda?

R. Suelo olvidarme mucho de los momentos de hotel y de esas cosas. Me acuerdo más de los partidos, de los momentos del himno. Pero eso es lindo, lo disfruto. Y los momentos cuando uno está en el partido, y alguien cae lesionado, y aprovecha uno para volver a ver el estadio, disfrutar de las cosas que cuando se está jugando uno no puede ver nada. Lo sigo haciendo. Puede uno volver a ver hacia un lado, ver cómo es el estadio, cómo está la gente, todo.

P. Su compañero Celso Borges contó que, en ese Mundial de Brasil, antes de la tanda de penaltis de octavos contra Grecia, les dijo que estuvieran tranquilos, que iba a parar uno.

R. Sí, les dije: “Ustedes, métanlos, que yo paro uno y esto lo ganamos”. Y así fue, gracias a Dios [ríe]. Tenía confianza en que uno iba a parar, y así fue. Gracias a Dios pudimos pasar, hacer historia para nuestro país, y son recuerdos lindísimos que tenemos para toda la vida.

P. Se lo paró a Gekas, que había sido compañero suyo.

R. La gente dice: “Es que lo conocías...”. Yo no me acordaba de nada de él de compañero en ese momento [ríe]. En ese momento, digo: “No sé, no me acuerdo, nunca me tiró un penal. O sí me tiró, entrenando...”. Me lo quedé mirando y dije: “Este le va a meter una bomba aquí a la derecha”. Porque, no sé, en ese momento lo sentí así, que iba a darle fuerte ahí. Y así fue. Lo paré y bueno… A mano cambiada. Y quedó ahí para la historia. Podrán venir muchos Mundiales después. Las historias son diferentes. Una selección de Costa Rica ojalá pueda llegar más lejos de lo que hicimos nosotros, pero esos recuerdos son únicos para nosotros y los vamos a cuidar siempre ahí.

P. Para parar un penalti, ¿qué es más importante, el estudio, la intuición…?

R. Un poco todo, porque uno necesita tener información, pero al final es como todo en la vida, nunca se sabe. Hay un jugador que de diez tira ocho a la derecha, dos a la izquierda. ¿Qué dices? ¿Me tiro a la derecha? Sí, diría todo el mundo. Fácil. Pero en el momento sentiste que ese era el día que iba a cambiar, y cambiaste y lo paras.

P. ¿Decide en ese momento?

R. En el momento, sí. Trato de tener la mayor información posible, y en el momento me dejo llevar por las sensaciones y tomo la decisión.

P. A ese Mundial llegó en uno de sus mejores momentos, después de trabajar con Luis Llopis, ahora preparador de porteros del Real Madrid. ¿Qué importancia tuvo?

R. Mucho. Yo creo que él a mí me ayudó muchísimo. Todos los entrenadores de porteros que he tenido han sido parte importante. Cuando lo tuve a él, era como el primer año de titular que iba a tener. Él conoce muy bien al portero, sabe lo que el portero necesita. Me ayudó muchísimo. En la Liga fue increíble. Tres meses antes, me dijo: “Mae, aquí empieza el Mundial ya para nosotros”. Y le digo: “¿Por qué?”. “Estos tres meses nos vamos a preparar para que llegues al Mundial y que no pase ni la mosca”. Y me hizo un plan de trabajo para que yo cuando llegara al Mundial estuviera muy bien, y así fue. Yo puse lo que a mí me tocaba, que era trabajar fuerte y esforzarme, y pedirle a Dios salud. Y él me ayudó muchísimo.

P. Y dio el gran salto.

R. El Mundial me dio la oportunidad de que pudiera fichar por el Madrid, y después la historia la conocemos.

P. [Ríe] En el Mundial de 2018, contra Brasil en la fase de grupos, aguantaron 0-0 casi hasta el final en un partido en el que hizo nueve paradas. Los dos goles fueron después del minuto 90. ¿Se crece en las ocasiones así?

R. Sí, da confianza. Siempre que uno va parando y parando da más confianza, y ayuda a jugar bien. Fue uno de esos partidos. Al final nos ganaron en los últimos minutos.

P. ¿Ha hablado de ese partido con Neymar ahora en el PSG?

R. Sí, sí. Me decía: “Qué pesado”. Que estaban todos ahí, que estuvo difícil. Y le digo: “Es verdad, para nosotros también fue difícil”.

P. Al Mundial de 2014 llegó muy bien con ese plan especial. En 2018 acababa de ganar la Champions. ¿Cómo llega a este, sin haber competido?

R. No he jugado nada, pero me siento bien, me siento tranquilo. No vamos a obviar una realidad: siempre es mejor jugar, pero también depende mucho de cómo uno se enfoque para afrontar un Mundial. He entrenado muy bien, he entrenado muy fuerte. Si no juego en mi equipo no es por un bajo nivel, ni por falta de condiciones, es porque alguien no quiere que juegue y ya está. Es mi tercer Mundial, entonces tengo muchas ganas de disfrutarlo y ayudar a mi país. Cuando uno llega a un lugar donde la gente lo respeta, donde la gente tiene cariño por usted, donde la gente está esperando que usted dé su mejor versión para ayudarlos, donde siente que realmente se valora lo que hace, mentalmente nos ayuda mucho para salir a la cancha y hacer las cosas bien.

P. El debut es contra España.

R. Muy lindo. Conozco a muchos, tengo amistad con muchos, tengo un gran aprecio por España. Ojalá podamos ganar, porque vamos a salir a intentar ganar. Espero que podamos clasificar los dos a la siguiente fase. Siempre voy a desear lo mejor para España.

P. ¿Dónde cree que les pueden hacer daño?

R. Es difícil, es difícil. En todos los partidos nosotros vamos a intentar explotar nuestras condiciones al máximo. Tratar de defender bien, que es importante contra un equipo como España, pero sin perder esa esencia. Una selección tiene que saber a qué juega, y hacerse fuerte.

P. ¿A qué diría que juega Costa Rica?

R. Tenemos bastante velocidad arriba, defendemos bien cuando hay que defender, y tenemos mucho potencial en el balón parado, tanto en contra como a favor. Creo que todo eso lo tenemos que potenciar muchísimo para poder hacer daño.


https://elpais.com/deportes/mundial-futbol/2022-11-22/keylor-navas-en-los-penaltis-me-dejo-llevar-por-las-sensaciones.html

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado