EEUU anuncia limpieza de materiales del muro fronterizo y plan de reparación ambiental





Tomado de: La Estrella de Tucson

Dia de publicación: 2022-01-11


Después de una serie de obras de construcción en el muro fronterizo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza anunció una propuesta para limpiar y reparar los daños causados en los condados de Pima, Cochise y Santa Cruz.

Las construcciones dejaron, entre otras cosas, una cantidad de materiales dispersos, desprendimientos de rocas en las laderas destruidas, un drenaje deficiente que provocó inundaciones y puertas inoperables. Hasta el próximo 3 de febrero, esta agencia está buscando la opinión del público.

El anuncio se produce después de que, el 20 de diciembre, el Departamento de Seguridad Nacional informara que abordará los problemas ambientales y de seguridad que dejaron los proyectos inconclusos del muro fronterizo en partes de la frontera con México, con una gran mayoría de proyectos ubicados en el sector de Tucsón de la Patrulla Fronteriza.

Aunque se informa que no se extenderá el muro fronterizo, sí podrían agregarse nuevas barreras para llenar los pequeños huecos quedaron al momento de la construcción, cuando dos equipos trabajaron en direcciones opuestas. En los lugares en donde se reunían las cuadrillas, a menudo quedaban unos pocos pies de espacio entre los dos tramos de pared.

Como parte de estas nuevas medidas, las aberturas podrían llenarse con una sección de muro, una puerta o algún otro tipo de barrera.

La propuesta contempla 19 segmentos de proyecto a lo largo de 137 millas de frontera, incluidas áreas ambientalmente sensibles en el Monumento Nacional Organ Pipe, los refugios de vida silvestre Buenos Aires y Cabeza Prieta, el Área Ribereña Nacional de San Pedro y el Monumento Nacional Coronado. La propuesta incluye:

- Revegetación de áreas alteradas
- Instalación de pequeños pasos de fauna en la valla o muro en Organ Pipe
- Control de la erosión
- Instalación de cercas y guardias de ganado
- Restauración de estanques de retención
- Terminación de caminos de acceso y restauración o desmantelamiento de caminos de construcción
- Construcción de puentes en los ríos San Pedro, Black Draw, Silver Creek y Hay Hollow
- Terminación o reparación de drenajes y prevención de la contaminación de aguas pluviales
- Cierre de brechas e instalación de portones
- Debate sobre llenar los puntos vacíos

Por una parte, los ambientalistas y muchos habitantes en las cercanías de la frontera comentan que las brechas son críticas para el movimiento de la vida silvestre local. Por otro lado, los funcionarios de la Patrulla Fronteriza dicen que las brechas dificultan el monitoreo de la frontera y que se necesita mano de obra para evitar que las personas ingresen al país a través de éstas, de ahí que un muro sería más efectivo.

En diciembre pasado, poco después de que la administración de Biden anunciara el restablecimiento del programa “Permanecer en México” de la era Trump, hubo un breve pico de cruces de migrantes en el sector de Yuma, al oeste de Tucsón, incluyendo a muchas familias y niños que, según las autoridades, puso una presión sobre los servicios sociales locales. Los expertos especularon que dichas familias estaban tratando de llegar a los Estados Unidos antes de que el programa comenzara a devolver a los migrantes a México para esperar las audiencias en los tribunales de este país.

En 2021 fue alta la cantidad de veces que los agentes de la Patrulla Fronteriza se encontraron con migrantes que ingresaban a los Estados Unidos en los puertos de entrada, y muchos migrantes cruzaron más de una vez, ya que muchos de ellos fueron enviados directamente de regreso a México debido al Título 42, una política de salud pública en respuesta a la pandemia.

Según C.J. Karamargin, vocero del gobernador republicano Doug Ducey, el enfoque de la administración Biden debería estar en la seguridad fronteriza y llenar los huecos en el muro, aunque el ecosistema del desierto también es importante.

“No sé si los estanques de retención, la revegetación y los pasajes de vida silvestre son el remedio que necesitan comunidades como Yuma”, dijo. “Lo que está sucediendo en lugares como Yuma es una crisis humanitaria y de seguridad fronteriza, no una crisis de revegetación. Hay que llenar los vacíos”.

En la actualidad no hay propuestas de remediación para el área de Yuma, y existen brechas como las de Yuma en muchos lugares a lo largo del muro fronterizo de Arizona.

El senador estadounidense Mark Kelly también pidió a la administración que cierre algunas de las brechas donde los agentes de la Patrulla Fronteriza se encuentran con grupos más grandes de migrantes que ingresan a los Estados Unidos. También pidió esfuerzos para resanar algunos de los paisajes más devastados por la construcción del muro fronterizo.

“Cerrar algunas de las brechas e instalar puertas serán acciones positivas para asegurar secciones de la frontera”, comentó Kelly en un comunicado a mediados de diciembre pasado. “La reparación de terrenos dañados en el Condado Cochise, como en el Cañón de Guadalupe, ayudará a proteger las casas y los ranchos de las inundaciones y otros peligros, al mismo tiempo que restaurará las barreras naturales en el paisaje que respaldan los objetivos de seguridad”.

Hace dos años, como parte de un esfuerzo por llenar el vacío que dejó la administración Trump al renunciar al requisito legal de mostrar el impacto del muro en la vida silvestre, la organización de conservación Wildlands Network instaló decenas de cámaras de vida silvestre activadas por movimiento en el Valle de San Bernardino, en el sureste del Condado Cochise.

La organización vio vida silvestre moviéndose a través de algunas de las aberturas en el muro, en particular en lugares donde hay compuertas que se abrieron antes de los monzones el año pasado, dice Myles Traphagen, coordinador del programa fronterizo.

Pasajes de vida silvestre “más pequeños que la puerta de tu perro”

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) está trabajando con el Departamento del Interior y el Servicio Forestal de EEUU para evaluar el estado y la condición de los proyectos de barrera fronteriza y determinar el alcance y la extensión del trabajo de remediación, informó el departamento en un comunicado de prensa.

El Gobierno planea priorizar proyectos que “aborden la vida y la seguridad, incluida la protección del público, los agentes de Patrulla Fronteriza y las comunidades cercanas de posibles agresiones, y evitar más daños o degradación ambiental”, dice el comunicado.

Estos proyectos serán financiados por las asignaciones de barreras fronterizas de 2021 que el Congreso asignó durante la administración Trump pero no utilizó desde que la administración Biden detuvo la construcción.

La propuesta busca asegurarse de que las carreteras estén en buenas condiciones, la erosión esté bajo control y las alcantarillas, el drenaje y los protectores de ganado estén funcionando. Sin embargo, no se abordan las preocupaciones por la vida silvestre, dice Traphagen.

Una de las propuestas es agregar pequeños pasajes de vida silvestre en el muro, de aproximadamente 8.5 por 11 pulgadas, en el Monumento Nacional Organ Pipe Cactus, un esfuerzo iniciado por la administración Trump.

Pero estas pequeñas aberturas no se ocupan del movimiento de animales más grandes que habitan en la región, como el antílope o berrendo de Sonora, el borrego cimarrón del desierto, el lobo gris mexicano y el jaguar.

“Esos pasadizos son más pequeños que la puerta de tu perro en PetSmart; es casi ridículo si la situación no fuera tan trágica”, dijo Traphagen. “¿Qué tipo de vida salvaje puede pasar a través de ellos? Nada más grande que una liebre, de pronto un gato de monte, aunque es poco probable. Así que el hecho de que hayan propuesto pasos de vida silvestre es, para mí, una propuesta muy falsa; es más una apariencia de cumplimiento ambiental”.

Antes de que se creen los pasos de vida silvestre, el DHS debe monitorear la vida silvestre en la región para ver dónde se ubicarán, y luego el Gobierno debe evaluar si funcionan, dijo.

Interferencia con los flujos de agua

Michael Bogan, biólogo de agua dulce y profesor asistente de la Escuela de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Universidad de Arizona, está de acuerdo con que las brechas existentes, así como las compuertas sobre las vías fluviales, deben permanecer abiertas para permitir la conectividad de la vida silvestre.

Además de esto, dice Bogan, dos problemas que deben abordarse son la erosión en las laderas de las colinas -debido a los caminos creados para mover los materiales de construcción del muro- y el bloqueo del flujo de agua a través de la frontera.

“Esos tienen impactos en cascada si la vegetación se elimina o se desnuda debido a la erosión”, dijo. “Entonces hay menos comida para las especies de vida silvestre que habitan por ahí. También crea áreas más peligrosas donde están al aire libre y los depredadores pueden verlos. Hay muchos problemas que surgen de esas dos preocupaciones sobre el hábitat, debido a la construcción del muro”.

En realidad no hay forma de diseñar una barrera que no interfiera con el flujo de agua, dice Bogan. Durante la última temporada del monzón, las puertas de metal fueron arrancadas de sus goznes en Silver Creek, cerca del Refugio Nacional de Vida Silvestre de San Bernardino, y los escombros se amontonaron en puertas abiertas al otro lado del río San Pedro.

“Desde una perspectiva de ecología e hidrología, la única solución real es tener esos cuerpos de agua completamente libres de obstáculos, muros o cualquier tipo de barrera”, dijo Bogan.

“Deberían usar toda la tecnología que tienen para detectar movimiento, poner placas de sensores y ubicar otras cosas, además de una barrera física. Eventualmente habrá una tormenta de lluvia lo suficientemente grande que no va a importar qué tipo de puerta o puente pongan, adentro se va a rebasar y va a causar inundaciones y problemas de erosión”.

Para Bogan, hay áreas de construcción a lo largo del muro que no se pueden reparar, como el Cañón de Guadalupe en la frontera de Arizona con Nuevo México, o las montañas Tinajas Altas en Yuma, donde derribaron las laderas de las montañas para construir caminos.

“No hay cantidad de revegetación o reparación que pueda revertir ese daño”, dijo. “No importa qué tipo de restauración se les ocurra. Pase lo que pase, la construcción dejará un legado duradero”.

Revegetación, una propuesta difícil

La propuesta no contiene muchos detalles sobre lo que se hará para revegetar las áreas afectadas, aparte de decir que las áreas alrededor del muro se volverán a sembrar de acuerdo con las especificaciones proporcionadas por los administradores de tierras federales.

Esto incluirá áreas de preparación para la construcción en los refugios de vida silvestre y áreas fuera de la Reserva Roosevelt, una franja de tierra federal de 60 pies de ancho que se extiende a lo largo de gran parte de la frontera entre Estados Unidos y México.

La revegetación en el desierto es una propuesta difícil debido al clima árido y a los ciclos de sequía en curso durante los últimos 17 años, y quizás más importante que la revegetación es un programa vigoroso de control de plantas invasoras, dijo Traphagen, de Wildlands Network.

Hacer que las cosas crezcan en esta región puede ser difícil, pero para él el verdadero peligro de no revegetar de manera correcta es que las especies invasoras colonizarán la tierra desnuda que ha sido despojada de vegetación nativa.

Esto no solo podría cambiar la comunidad de plantas nativas y afectar la vida silvestre de muchas maneras, sino que también podría afectar la ganadería.

“La ganadería es una parte importante de la economía en Arizona y en el suroeste, los pastos nativos tienen forraje de muy alta calidad y la mayoría de ellos superan las cantidades de proteínas de especies exóticas como Lehmann lovegrass y buffelgrass”, dijo Traphagen. “Cuando estas especies exóticas se arraigan, desplazan a las especies nativas de pastos, y eso afecta a los ganaderos”.

La revegetación bien hecha podría ser algo muy bueno para los ganaderos de la zona, como Kelly Glenn-Kimbro, cuya familia es propietaria de Glenn Ranch, rodeado por el Refugio Nacional de Vida Silvestre de San Bernardino por tres lados, y colindante con un nuevo muro fronterizo al sur.

“Creo que la revegetación es una gran idea porque dejaron grandes cicatrices”, dijo. “Restauración de pastizales: eso es algo increíble, genial, es todo lo que mueve a los ganaderos”.

Falta de compromiso

La republicana Glenn-Kimbro estaba en contra del proyecto de la pared pues pensaba que era una pérdida de dinero. Durante 15 años, cientos de personas estaba cruzando la frontera a través de la propiedad de su familia, sin embargo, con la instalación de barreras vehiculares en 2008, torres de observación y con la presencia de más agentes patrullando, dice que su familia vio cruzar solo a unos pocos migrantes al año y no vio la necesidad de instalar una pared de 30 pies en su patio trasero.

Sin embargo, permitieron que los contratistas acondicionaran una zona de construcción en su terreno y usaran su pozo, en parte para proteger el refugio de vida silvestre. Cuando terminaron, dice Glenn-Kimbro, los contratistas hicieron lo que pudieron para limpiar la tierra.

Lo que realmente le molesta es la falta de compromiso con las partes interesadas en la creación de la propuesta, una queja común tanto entre los ambientalistas como entre las personas que viven en la zona. La primera vez que Glenn-Kimbro escuchó sobre la propuesta no fue de boca de los voceros de la administración Biden sino de la oficina del Senado de Kelly, dice.

En lugar de crear una propuesta y pedir comentarios, la administración debería formar un grupo de trabajo para preguntarle a cada ganadero, agricultor, terrateniente y a cada pequeña comunidad fronteriza qué es lo que realmente se necesita, dice.

“Por eso es por lo que responsabilizo a Biden”, dijo Glenn-Kimbro. “Está bien detener un proyecto, pero él no tenía ninguna preocupación, respeto o nada por las comunidades que habían estado involucradas en esto y todavía tenían las heridas abiertas”.

Solicitud de comentario

La solicitud de comentarios públicos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza plantea las siguientes preguntas:

¿Qué acciones inmediatas se necesitan para abordar los problemas de seguridad, incluida la protección del público, los agentes de la Patrulla Fronteriza, las comunidades cercanas y evitar más daños ambientales?

¿Qué medidas son las más prioritarias?

¿Hay mejores prácticas que deben seguirse en la implementación de las medidas de remediación?

El trabajo comenzará en los meses posteriores al período de comentarios de 30 días, y los funcionarios estiman que tardará entre 12 y 28 meses en completarse.

Para leer la propuesta completa y dejar comentarios antes del 3 de febrero, visite bit.ly/3pR6sN8 o envíe un correo electrónico a [email protected] y escriba "Comentarios al Plan de Remediación de Tucson" en el asunto del correo electrónico.

También se pueden dejar comentarios llamando al 1-800-514-0638 o por correo postal a U.S. Customs and Border Protection, U.S. Border Patrol Headquarters, 1300 Pennsylvania Ave. 6.5E Mail Stop 1039, Washington, D.C. 20229-1100.


https://tucson.com/laestrella/frontera/eeuu-anuncia-limpieza-de-materiales-del-muro-fronterizo-y-plan-de-reparaci-n-ambiental/article_57279424-7268-11ec-a15e-635328a10783.html

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=260172 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado