Únete, asociación ligada a Claudio X González, trianguló 246 millones a Únete IAP



En un lapso de seis años, la organización Únete, AC –ligada al empresario Claudio X González Guajardo–, reportó ingresos por 667 millones de pesos. La información fiscal revela que el 78 por ciento fue por donativos en efectivo; también descubre un esquema de triangulación de recursos, pues utilizó 253 millones para hacer donativos principalmente a su filial Únete, IAP


Tomado de: Miguel Badillo / Contralínea

Dia de publicación: 2021-04-08


Quinta parte. 

Una de las asociaciones civiles “sin fines de lucro” que recibe cientos de millones de pesos en donativos y en donde participa Claudio X González Guajardo es la Unión de Empresarios para la Tecnología de la Información (Únete, AC). Se trata de una institución de asistencia privada constituida hace 20 años que siempre ha mantenido fuertes vínculos con dos partidos políticos: Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI), y cuyo objetivo, dice, es “la investigación y la promoción de nuevas tecnologías para la educación”.

En sólo seis años, entre 2010 y 2015, Únete, AC, tuvo ingresos por 667 millones 924 mil 961 pesos, de los cuales el 78.1 por ciento (522 millones 241 mil 182 pesos) correspondió a donativos en efectivo, lo que permitió a los donatarios deducir ese monto del pago de impuestos y el fisco dejó de recibir ese dinero, razón por la cual esa asociación civil debe ser nuevamente revisada e investigada por el gobierno Andrés Manuel López Obrador para saber si cumple con las normas y reglas de la transparencia de las organizaciones donatarias autorizadas y si los recursos que recibe como donativos son utilizados para los fines que dicen tener.

De acuerdo con información del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Únete, AC, fue autorizada desde 2003 para recibir donativos deducibles en los términos de los convenios suscritos por México para evitar la doble tributación; sin embargo, de los 522.2 millones que esta asociación recibió como donativos en esos seis años, reportó al fisco que casi el 50 por ciento, 253 millones 695 mil 243 pesos, los utilizó para hacer donativos a 15 asociaciones civiles, fundaciones y centros filantrópicos. No obstante, fue sólo a una organización a la que le entregó el 97 por ciento de los recursos, 246 millones 26 mil 258 pesos, y ese beneficiario fue Únete, IAP, es decir que se sacó el dinero de la bolsa izquierda para meterlo en su bolsa de derecha.

Esta organización Únete, AC, que junto con otras asociaciones del sector privado se dicen preocupadas por la calidad educativa y que utilizan su operación para hacer activismo político, promover la privatización de la educación y hacer rentables negocios a través de subsidios gubernamentales, donaciones, contratos, asesorías, servicios y el cobro de cuantiosos salarios, participó activamente en la reforma educativa constitucional presentada al Congreso en 2012 por el presidente Enrique Peña Nieto y aprobada a finales de diciembre de ese mismo año por la Cámara de Diputados; sin embargo, el 15 de mayo de 2019, fue derogada a iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El expediente de 1 mil páginas sobre la familia y los negocios de Claudio X González, elaborado por los órganos de seguridad e inteligencia financiera durante el gobierno de Enrique Peña Nieto (2017), explica que en 2014 la plantilla laboral de Únete, AC, era de 46 empleados asalariados y asimilados, de los cuales sus nueve directores cobraron un salario total en ese año por 6 millones 264 mil 899 pesos, mientras que para 2015 la plantilla laboral se redujo a 44 trabajadores y los mismos nueve directores bajaron el salario (en total a 5 millones 387 mil 565 pesos).

Los cofundadores de esta organización civil son los empresarios Claudio X González Guajardo, presidente honorario; Roberto Julio Shapiro Shein, presidente de Únete, AC; Roberto Eugenio Sánchez-Mejorada Cataño, Antonio Mario Prida del Valle, Alejandro Hernández Pulido y María Inés Ruiz Rodríguez. Como apoderados legales aparecen Marcela María Cataño Cataño y Miguel Ángel Pichardo Espinosa; y uno de los vicepresidentes del patronato es Liébano Sáenz Ortiz, exsecretario particular del expresidente Ernesto Zedillo; y la tesorera es Rebeca Aguilar Álvarez de Sáenz.

Fotografía de Claudio X González presidente de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad

El capital de Únete, AC, como asociación “no lucrativa” ascendió en los seis años revisados por la Secretaría de Hacienda de la siguiente forma: en 2010, fue de 237.9 millones de pesos; en 2011, 294.4 millones; en 2012, 302.2 millones; en 2013, 250.8 millones; en 2014, 211.3 millones, y en 2015, 200 millones de pesos.

Los egresos de esa organización civil en 2015 fueron por 108 millones 130 mil 86 pesos, que correspondieron al 54 por ciento del capital de Únete, AC, en el mismo año, que fue de 200 millones 52 mil 850 pesos.

Esta organización empresarial “no lucrativa” obtuvo ingresos como “productos financieros” entre los años de 2010 a 2015, un monto total por 143 millones 424 mil 450 pesos.

De la plantilla laboral de 44 empleados de Únete, AC, en 2015 pagaron sueldos por un total de 10 millones 144 mil 36 pesos, que correspondieron al 15.4 por ciento del monto total de las donaciones recibidas por esa asociación en ese año, las cuales ascendieron a 65.8 millones de pesos.

Los gastos de operación de Únete AC fueron por 29.8 millones; los de administración por 2.5 millones; gastos de representación por 687 mil 448 pesos; mientras que el monto destinado y concepto ejercidos en el desarrollo directo de la actividad para la cual crearon esa fundación fue de 17.6 millones de pesos, es decir apenas el 26 por ciento de las donaciones recibidas.

En las cifras obtenidas por el SAT hay información que confirma la simulación de operaciones que realiza Únete, AC, como organización “no lucrativa” y de “beneficencia pública”, pues cada año reporta como el rubro más importante del gasto las donaciones que realiza.

Por ejemplo, sólo en 2015, esa asociación civil informó al fisco que donó 47 millones 253 mil 354 pesos entre seis beneficiarios, de los cuales el que concentró la mayor parte, el 93.3 por ciento (44 millones 119 mil 565 pesos), fue Únete, IAP; es decir una institución de asistencia privada de la misma organización, mientras que los otros cinco beneficiarios apenas recibieron el 6.7 por ciento. Entre ellos están el Laboratorio Nacional de Informática Avanzada, AC, un instituto privado de tecnologías de la información ubicado en Xalapa, Veracruz, que recibió en ese año 2 millones 736 mil pesos; Fundación Ver Bien para Aprender Mejor, AC, 343 mil 239 pesos; FICCO Educación y Cultura, AC, 50 mil pesos; Fundación Posadas, AC, 2 mil 250 pesos, y Centro Mexicano para la Filantropía, AC, 2 mil 300 pesos.

En el caso de la asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad, fundada por Claudio X González Guajardo, a partir de 2016 fue aprobada como “donataria autorizada” en los rubros C y M, de organizaciones civiles y fideicomisos para la investigación científica o tecnológica (Artículo 79, Fracción VI de la Ley del ISR) y con autorización para recibir donativos del extranjero deducibles en los términos del Convenio para Evitar la Doble Imposición e impedir la Evasión Fiscal en Materia de Impuesto Sobre la Renta, suscrito por los gobiernos de México y Estados Unidos (Artículo 82 de la Ley del ISR y regla 3.10.8 de la RMF. En ese sentido, este expediente de mil páginas elaborado entre 2016 y 2017 no contiene los donativos recibidos por esta asociación civil.



El expediente Golden: 26279455

Con fecha 16 de febrero de 2017, el apartado relacionado con la institución de asistencia privada Únete, clasificado como Golden: 26279455 y con una calificación global de 2.57 y 2.38, incluye información sobre ocho cuentas bancarias que esa organización mantiene abiertas en Banorte, Scotiabank Inverlat y Actinver Casa de Bolsa, en donde se identifica 88 cheques recibidos entre el 16 de febrero de 2015 y el 7 de noviembre de 2016, por un monto total de 58 millones 483 mil, 672.81 pesos.

De esos 88 cheques interbancarios recibidos, el SAT sólo pudo identificar en 2017 a un solo donador, Grupo W COM SA de CV, que aportó 104 mil 496 pesos. En otras operaciones se registra una operación en efectivo por 3 millones 243 mil 850 pesos realizada en el año de 2011 en el Distrito Federal. Otras dos operaciones en dólares por un total de 51 mil 116.64, que al tipo de cambio actual serían por poco más de 1 millón de pesos.

En cuanto a los cheques interbancarios emitidos por la asociación civil Únete suman 1 mil 25, sólo entre el 4 de febrero de 2015 y el 20 de diciembre de 2016, poco menos de dos años, por un monto de 78 millones 405 mil 691.07 pesos. De esa cifra total, 68 millones 333 mil 260.07 pesos fue para 12 empresas relacionadas con servicios de cómputo, internet y otros relacionados con tecnología. Los otros 199 beneficiados recibieron cheques por 10 millones 72 mil 431 pesos.

En el arrendamiento de un edificio comercial en la colonia Hipódromo Condesa, en la Ciudad de México, entre los años 2014 y 2015, Únete reporta haber pagado 9 millones 694 mil 588.31 pesos.


https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2021/04/07/unete-asociacion-ligada-a-claudio-x-gonzalez-triangulo-246-millones-a-unete-iap/

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=248506 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado