Otra batalla en el Gabinete: Los Puros quieren mandar a Ebrard a Seguridad para "quitarlo de la sucesión"



La detención de Cienfuegos abrió una nueva disputa entre Los Puros y Los Aliados. La lectura en Cancillería.


Tomado de: Redacción / LPO

Dia de publicación: 2020-10-17


La pelea por la dirigencia no terminó, y las heridas sangran como nunca. Cada evento político parte aguas en el Gabinete de la 4T, donde Los Puros y Los Aliados parecen pelear de forma muy anticipada por la sucesión de 2024. La captura de Salvador Cienfuegos abrió una nueva batalla, ahora vinculada al reemplazo en la Secretaría de Seguridad Pública.

Como adelantó LPO, la gran discusión de las últimas semanas -una vez que Alfonso Durazo confirmó que buscaría la candidatura por Sonora- gira en torno a si un militar debe asumir el control de esa Secretaría o si acaso debe continuar en manos de un civil.

Hace un puñado de días, esta redacción contó que AMLO le pidió a Durazo en la reunión del Gabinete de Seguridad que lo espere hasta fin de mes, porque debía analizar y generar consensos respecto a la persona -militar o civil- que lo sucedería.

Desde anoche los "candidatos civiles" están convencidos que para ese entonces AMLO ya sabía que se venía la captura de Salvador Cienfuegos, y que era sólo cuestión de tiempo desterrar la posibilidad de entregar Seguridad a un general.

Con esa misma idea en mente, en las últimas horas se filtró la información desde adentro de la 4T -y a través un portal siempre oficialista, sin importar qué partido gobierne- que Marcelo Ebrard dejaría la SRE para hacerse cargo de la sucesión de Durazo.

Rápidamente, todos los operadores de Ebrard salieron a desmentir esa información, a la que calificaron de fake news. Lo que no explicaron públicamente es la nueva disputa intestina que se desarrolla con Los Puros, que empujan esta idea.

Desde hace meses se sabe que Agustín Gutiérrez Canet -tío de la Primera Dama- y su esposa Martha Bárcena, embajadora de Estados Unidos, operan abiertamente para que corran a Ebrard de la Cancillería. El diplomático incluso sacó una columna en la prensa para criticar el viaje que le estaban preparando hace unos meses a AMLO a la Casa Blanca.

"Lo quieren correr de la sucesión, y creen que si lo mandan a Seguridad lo queman. Y al mismo tiempo piensan que así Martha se quedaría con la Cancillería", resume nervioso un seguidor histórico de Ebrard. 

Los puros y el rencor contra Ebrard

(de Jorge Fernández Meléndez / Excelsior)

Me asombra el grado de saña con que tratan a Mario Delgado y sobre todo al canciller Marcelo Ebrard los llamados puros (que de pureza tienen bastante poco) de Morena, que enarbolan la candidatura de Porfirio Muñoz Ledo a la presidencia del partido.

Entiendo que, para muchos, con demasiado tiempo de adelanto, se trata de una lucha por la candidatura del 2024, lo que demuestra también su falta de experiencia y sentido político, porque falta mucho tiempo para ese proceso, y adelantarse en él nunca es bueno.

Pero olvidan que Ebrard se ha convertido en uno de los principales operadores, en algunos niveles el único, del presidente López Obrador en el gabinete, cuando paradójicamente los que apoyan a Porfirio, en su enorme mayoría, lo único que han creado es problemas.

Pascal Beltrán del Río recordaba cómo, en el 2012, cuando se fue a una encuesta en el PRD para definir la candidatura presidencial, el entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, estaba mejor ubicado que López Obrador para ocupar esa posición: eran cinco capítulos y Marcelo estaba arriba en los tres más importantes. En una decisión que entonces sorprendió a muchos, Ebrard decidió no seguir avanzando y apoyar a López Obrador con el argumento de que no se debía dividir a la izquierda.

Ese capítulo es central para comprender la animadversión de los puros. Ebrard, que vaya que le demostró lealtad a López Obrador con aquella decisión, ocupa un espacio diferente al del Presidente y genera otras expectativas, era así en 2012 y lo es ahora. El problema no es su historia en el PRI, porque la mayoría de los dirigentes de Morena no están libres de ese pasado, incluyendo al presidente López Obrador. El problema es que tiene perfil propio, y eso cuando se pide lealtad a ciegas a veces no es bueno.

La noche anterior a que Ebrard declinara la candidatura en favor de López Obrador en 2012, tuvo una reunión con sus más cercanos colaboradores, y con quien era el personaje que más respetaba, Manuel Camacho. Había dudas

sobre qué hacer. La estructura del partido, en aquella fecha, estaba más cerca de Ebrard que de López Obrador y le proponían que siguiera adelante con su candidatura. Al final, la opinión decisiva fue la de Camacho, que fallecería meses después de cáncer, que fue quien sembró aquello de que no se podía dividir a la izquierda, convencido, entre otras cosas, de que López Obrador seguiría de todas formas con su candidatura.

Y esa fue la decisión, a la mañana siguiente, de Ebrard. ¿Hubiera ganado el entonces jefe de Gobierno la elección presidencial del 2012? Con un PRD y otros sectores aliados, hubiera tenido muy altas posibilidades, pero era muy probable que el partido, que se rompió pasada esa elección, se hubiera dividido antes de la misma. López Obrador, como había advertido Camacho, no iba a dejar de ser candidato.

Ahí está, en esa renuncia, el pecado original de Ebrard y su equipo. Y el rencor que destilan los puros parece ser más una muestra de debilidad intelectual y política que de convicción ideológica. Su visión es de un apabullante corto plazo. La opción de Claudia Sheinbaum, no necesita tanto rencor y necedad. Ella misma está haciendo una gestión muy seria en la capital del país, alejada de posturas radicales: su trabajo habla por ella. Cada vez que Porfirio u otro de sus seguidores agravian a Ebrard o Mario Delgado, sin debate político de fondo alguno y más allá de sus aciertos y errores, están abonando a una división que paradójicamente, para bien o para mal, fue la que evitó Ebrard en 2012.


https://www.lapoliticaonline.com.mx/nota/132783-otra-puja-en-el-gabinete-los-puros-quieren-mandar-a-ebrard-a-seguridad-para-quitarlo-de-la-sucesion/

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=240771 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado