Se endeudan estados… para pagar deudas





Agencia Reforma

Dia de publicación: 2020-01-05


CDMX.- Las entidades más endeudadas del país han tenido que emplear la mayor parte de los nuevos financiamientos contratados para refinanciar las deudas heredadas.

Tan solo de 2013 a noviembre de 2019, el 55 por ciento de la deuda contratada se ha destinado a refinanciamientos, mientras que sólo 25 por ciento ha tenido como destino el desarrollo de obra e infraestructura pública, según la clasificación del Registro Único Público de la Secretaría de Hacienda.

La proporción de los nuevos financiamientos que las entidades destinan a inversión en obra pública se ha reducido en los últimos años debido a la necesidad de usar estos recursos para refinanciar las grandes deudas heredadas.

Esta tendencia se agravó durante el sexenio anterior. Mientras que en 2013, el 67 por ciento de la contratación de deuda se usó para desarrollo de infraestructura, en 2018 sólo fue el 8 por ciento.

El cambio en las proporciones de la deuda para infraestructura como objetivo principal y el uso para refinanciar la deuda ya existente se acentuó a finales de 2016.

Esto coincide con el final de las gubernaturas de César Duarte en Chihuahua, Javier Duarte en Veracruz y Roberto Borge en Quintana Roo, periodos en los que las respectivas deudas estatales se dispararon y aún no se ha esclarecido el destino de los recursos.

De acuerdo con datos de Hacienda, actualmente la proporción destinada a obra pública es menor del 25 por ciento para las entidades más endeudadas, entre las que se encuentran Nuevo León, Coahuila, Quintana Roo, Sonora, Veracruz, Michoacán y Nayarit.

El hecho de que la mayor parte de la deuda no se utilice para inversión ha limitado el crecimiento de los estados, afirmó Daniela Brandazza, directora senior en el área de calificaciones de estados y municipio de S&P.

Las entidades que menos han utilizado su deuda para obra pública han crecido menos de 20 puntos en Índice Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) de 2013 a 2019, a excepción de Quintana Roo que ha crecido en 31 puntos.

Los Estados con casos de éxito como Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, tienen niveles de crecimiento económico más alto que el promedio y son estados que financieramente tienen deuda bajas, no acumulan deuda con proveedores y han mantenido niveles de inversión más altos que el promedio en México, dijo Brandazza.
En los últimos 5 años estas entidades han crecido entre 27 y 38 puntos en el ITAEE, cuando el promedio nacional fue de 14.5.

Ante las menores trasferencias federales que se prevén para 2020, los estados endeudados tendrán mayor presión fiscal, advirtió la experta.

«Las administraciones estatales van a tener más desafíos que nunca para plantear ajustes o recaudaciones de impuestos mayores y eso sí puede poner bajo presión a esos estados que han estado haciendo uso de la deuda de corto plazo, que no va a inversión, sino que va a subsanar gastos operativos» afirmó Brandazza.

Según Hacienda, del total de la deuda contratada entre 2013 y 2019 el 30 por ciento de la misma se contrató en 2018. De enero a noviembre de 2019 se contrató el 16 por ciento, cifra similar a lo realizado en 2017.



AUDIO RELACIONADO:

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=228340 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *