Camarón mexicano en riesgo inminente



El gobierno mexicano incluyó en las negociaciones de la Alianza del Pacífico la entrada a nuestro mercado del camarón ecuatoriano sin aranceles, con el que no podemos competir por falta de trazabilidad, que no permite conocer el origen legal de los productos del mar.



Nancy Gocher/


Dia de publicación: 2022-11-24


El camarón, orgullo pesquero de México, está en peligro por la entrada al país de camarón ecuatoriano. Las autoridades pesqueras mexicanas titubean en la negociación poniendo en peligro el sustento de más de 400 mil familias.

El gobierno mexicano, con miras a ampliar mercados comerciales y ante la entrada de Ecuador a la Alianza Pacífico (México, Chile, Perú y Colombia), incluyó en las negociaciones la entrada al mercado mexicano del camarón ecuatoriano sin aranceles. El sector camaronero mexicano pegó un grito en el cielo y pidió se excluya este producto del Tratado de Libre Comercio. Después de meses de negociaciones.

Por más que digan que hay más ventajas que desventajas con la firma del tratado, el sector camaronero mexicano no puede competir con una industria ecuatoriana cuyo gobierno tienen décadas fortaleciendo la acuacultura del camarón. Como resultado, Ecuador es el principal exportador en el mundo. En 2021, produjo 249,958 toneladas y el 80 % fue exportado a Estados Unidos. Por su parte México, el segundo productor a nivel mundial, produjo 227,664 toneladas ese mismo año.

Aunque los números se ven parejos, hay obstáculos que en un futuro inmediato pondrán a productores mexicanos en desventaja. Para empezar, el Gobierno ecuatoriano ha incluido a la pesca como una actividad productiva esencial y es parte fundamental en su economía. Además, existen apoyos directos a productores y una de las ventajas principales es que el camarón ecuatoriano es el primero en el mundo en incorporar la completa trazabilidad en su producción (podemos rastrear el camino que el camarón recorre #DelBarcoAlPlato), lo que le ha abierto mercados y le informa a sus consumidores de dónde viene lo que comen.

Por su parte, en México solo hay una política pesquera, el programa Bienpesca, donde se otorgan $7,200 pesos al año ($600 al mes) a pescadores. Además, cada vez se asigna menos presupuesto a la pesca con lo cual se debilitan las instituciones y políticas públicas pesqueras.

Desde el año pasado, las autoridades pesqueras mexicanas han tenido la oportunidad de poner en marcha la trazabilidad de los productos pesqueros que permite abrir y mantener mercados. Esto nos ha traído sanciones generalizadas por pesca ilegal, ya que en México no se puede probar la legal procedencia de la pesca.

La defensa del camarón mexicano en estas negociaciones ha sido débil. En mayo de este año, México envió a Quito al representante de la institución pesquera de México, Octavio Almada, para defender nuestro camarón. Al terminar las sesiones, Almada lanzó un comunicado informando que se había sacado de las negociaciones la importación de camarón, pero horas después el gobierno de Ecuador y la Secretaría de Economía de México lanzaron comunicaciones diciendo que las negociaciones seguían.

Almada prometió y aseguró al sector pesquero camaronero que les defendería, sin embargo solo abonó a la incertidumbre y confusión. Estos mensajes contradictorios se pueden deber a que Almada ignoraba la situación y complejidad de la negociación o prefirió generar expectativas altas. Cualquier alternativa es gravísima si estás defendiendo el sustento de más 400 mil familias.

El sector pesquero camaronero, a lo largo de los meses, ha estado en la mesa con las autoridades para buscar alternativas y proteger su forma de vida y sustento. Parte del sector ha dicho que es inminente la entrada del camarón ecuatoriano y temen que sea el principio del fin de esta importante pesquería en México.

Estamos llegando a la fecha límite de las negociaciones y pronto anunciarán las condiciones de entrada del camarón ecuatoriano. Antes de abrir el mercado y condenar al sector camaronero, el gobierno mexicano debe fortalecer al sector pesquero que hoy no puede competir con el producto de Ecuador.

Si las y los consumidores quisiéramos apostarle al producto mexicano, no podríamos por la falta de trazabilidad, que no nos permite conocer el origen de los productos del mar. Como consumidores podríamos tener la oportunidad de hacer lo que el Estado no ha podido, defender nuestro producto y uno de los orgullos pesqueros del país.

* Nancy Gocher es coordinadora de Incidencia política en Oceana.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=274145 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Artículos de éste autor


Lo más comentado