Tampoco confío en usted





Feliciano J. Espriella/


Dia de publicación: 2022-08-05


El pasado 2 de agosto, Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación (Segob) salió de su oficina para conversar con las familias de personas desaparecidas y activistas feministas que buscaban una reunión con el funcionario

El secretario presentó a este grupo con otro funcionario de la Segob para resolver las distintas problemáticas expuestas y durante la charla con estas personas se desarrolló el siguiente diálogo con una de las madres 

-Como mujeres mexicanas le solicitamos de verdad nos reciba.

-Sí, ya estoy platicando con ustedes.

-Pero queremos un documento firmado y sellado, no nada más palabras.

-Yo le voy… a ver, señora. ¿Usted confía en mí?

-La verdad, yo no confío en nadie.

-Bueno, yo tampoco confío en usted, respondió el secretario

Pero de inmediato le dijo “vamos a construir esa confianza” lo que fue corroborado con hechos al tomar varios acuerdos que firmó el secretario y eran la exigencia de las reclamantes.

Sin embargo, la frase yo no confío en usted, dicha en el contexto de una charla mucho más amplia y que tal vez el secretario la utilizó como recurso para la realización de acciones que generaran una confianza mutua, fue de inmediato retomada para exponerla como muestra de la insensibilidad de un alto funcionario de la administración pública que además quiere ser presidente de la República.

Aunque de hecho es probable que quienes empezaron a circularla y difundirla hayan sido simpatizantes de los y la precandidata a la presidencia, en lo personal me llama poderosamente la atención, pero no me extraña, que varios editorialistas la hayan utilizado para atacar al secretario con intenciones de dañar a la 4T, en virtud de la alta investidura del atacado.

Que lo hayan hecho quienes contienden por la candidatura no deja de ser deleznable, aunque natural y entendible. La guerra sucia es parte de todas las campañas políticas, pero que lo hagan quienes se ostentan como profesionales de la comunicación es verdaderamente vil y asqueroso, pues con sus comentarios engañan a la ciudadanía que merece se le informe con veracidad. 

Una editorialista de El Heraldo refiriéndose a este hecho escribió en su columna de ayer: “Su disposición mostró tacto de elefante, falta de empatía y de respeto para quienes pasan por el peor de los momentos. ¿Culpar a una madre por no confiar en las autoridades, cuando en nuestro país decir ‘desaparecido’ es un eufemismo para mencionar a un asesinado que no aparece?”

A ver, ¿en qué momento el secretario le faltó el respeto a su interlocutora, o cuándo la culpó por algo?, además esta señora cae en el exceso de generalizar al afirmar que un desaparecido es un asesinado que no aparece. Vaya disparate de alguien que por su oficio, si es que es el del periodismo, debe saber perfectamente que en todo el mundo, no sólo en México, año con año desaparecen voluntariamente miles de personas por la simple y sencilla razón de que ya no desean seguir viviendo con las mismas personas o en el mismo entorno en el que lo han hecho.

Más lapidario, con evidente animadversión y odio al presidente que alude al escribir, “apunta a salir peor que el otro”, un editorialista sonorense escribió sobre este mismo tema lo siguiente:
“Mal e insensible, en toda la extensión de ambas palabras, se vio el martes el secretario de Gobernación y aspirante a la presidencia de la República por Morena, ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, al responderle brusca y toscamente a una madre que busca desesperadamente y con el alma en la mano a su hijo desaparecido”.

“…. por eso nos quedamos fríos cuando vimos y escuchamos la respuesta tan insensible y fuera de toda normalidad del secretario de gobernación, a la pobre madre de familia que ha tocado mil puertas y todas las ha encontrado cerradas, para ahora de retruco toparse con eso. Si con esa rudeza y dureza se comporta con un grupo sensible como son las madres buscadoras, ahorita que es apenas precandidato, no queremos ni imaginar cuál será su actitud si llegase a tomar posesión de la presidencia. La verdad, teníamos en otro concepto a don Augusto, pero calló de nuestra gracia, porque con estos desplantes, apunta a salir peor que el otro, que ha mandado a la jodida a grupos de feministas, a padres de niños con cáncer o doctores que reclaman mejores condiciones de trabajo en el sector público y muchas otras agrupaciones que se han manifestado, a las cuales acusa de ser impulsadas por sus adversarios, los neoliberales, midiendo a todos con el mismo rasero”. El texto es más que elocuente de cómo se tergiversan hechos y se recurre a la sensibilidad de los lectores con el único propósito de denostar al presidente y su régimen, quienes no buscan en el periodismo orientar sino influir. 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Twitter: @fjespriella


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=269063 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado