¿Acabó la luna de miel?





Feliciano J. Espriella/


Dia de publicación: 2021-09-15


La pasada contienda electoral fue de alguna manera bastante sui géneris, porque el principal candidato de oposición al gobierno en turno, en este caso Alfonso Durazo, no fincó su campaña política en fuertes ataques al gobierno que pretendía sustituir.

Al contrario, salvo algunas críticas no muy mordaces y sobre todo esporádicas, el entonces candidato de Morena, a diferencia de lo que había sucedido en campañas políticas anteriores en las que los candidatos de oposición le daban duro y bonito al gobernador en funciones, fue bastante mesurado.

Pasado el trance electoral y una vez convertido en gobernador electo, a Alfonso Durazo se le vio hasta cercano a la gobernadora Pavlovich. La transición fue de lo más tersa y las relaciones entre la gobernadora saliente y el gobernador entrante parecían de lo más armónicas. No faltó quien calificara dicho proceso como una ‘luna de miel’, que dio pie incluso al ‘sospechosismo’ sobre la participación del Gobierno del Estado en el proceso electoral.

Pues bien, al parecer la luna de miel terminó abruptamente. En la primera conferencia de prensa de Alfonso Durazo como Gobernador Constitucional. De buenas a primeras y sin decir agua va, arremetió ferozmente contra los gobiernos de los últimos 30 años, entre los que obviamente se incluye al recientemente finalizado de Claudia Pavlovich. Textualmente dijo:

“Recibí un Estado arrasado por los malos gobiernos. Por décadas, Sonora fue botín de voraces jerarcas. El Estado fue manejado como un rancho encargado a un voraz caporal. Logramos quebrar la hegemonía de un grupo político que por décadas hizo y deshizo y sólo se benefició a base de un capitalismo de cuates y, aunque se decían distintos, en el fondo eran iguales. Y aunque de la política nadie se jubila, sí llega el tiempo de retirarse. A quienes se convirtieron en símbolo de saqueo y corrupción, les digo que ya les corresponde hacerse a un lado… Ayer terminó su sexenio de 30 años y nadie llorará su partida, porque su herencia ha sido trágica”.

Las anteriores, son frases y acusaciones muy duras, en mi opinión resultan inapropiadas en estos momentos en los que se inicia un nuevo gobierno y todavía quedan resabios de las heridas sufridas en la pasada contienda. Considero que el tiempo es propicio para llamar a la unidad y convocar a unir esfuerzos para sacar adelante el Estado. 

Sonora, al igual que prácticamente todas las regiones del planeta, se encuentra en muy mala posición y, seguramente habrá pocos que duden de que en ello tiene una enorme responsabilidad aquellos a los que se refirió Durazo, pero la pandemia también ha tenido una importante participación.

Sin el ánimo de defender a una administración que posiblemente incurrió en muchas ineficacias e incluso pudiera haber arropado la corrupción, Sonora está en estos momentos en mucho mejor posición que hace seis años, cuando terminó un gobierno que no enfrentó fuertes recortes presupuestales y mucho menos un devastador fenómeno como la pandemia.

Y en última instancia, el Gobernador sólo fustiga a los ‘voraces jerarcas’ con frases y palabras con las que muchos sonorenses coincidimos, pero en ningún momento de la arenga se compromete a luchar por que se les castigue y se haga ‘justicia’ a la sociedad sonorense, que viene a ser en todo este embrollo, la más agraviada y la más dolida.

Gobernador, si la luna de miel terminó, pues al divorcio definitivo y que cada cónyuge reciba lo que merece, pero procure que a diferencia de como suele suceder en muchos divorcios, no seamos los descendientes quienes al final paguemos los platos rotos.

Ya es tiempo de que en Sonora, quienes la hacen la paguen. Si se habla de ‘voraces jerarcas’ y ‘voraces caporales’ es porque se conoce bien quiénes son, y los sonorenses no nos conformamos con que se les señale de saqueadores y corruptos, queremos que se les despoje de las fortunas mal habidas y paguen con cárcel los daños que le infringieron a nuestro estado.

Sintetizando, necesitamos hechos, porque palabras ya hemos escuchado muchas. El mejor ejemplo lo tenemos en la administración saliente, a la que le había antecedido la más corrupta que Sonora haya conocido, y por ende, había cientos de sus exponentes con evidente enriquecimiento sin causa que pudieron haber llenado nuestras cárceles, pero, a quienes inexplicablemente no se pudo, no se supo o lo que es peor y más deplorable, no se quiso llevar a juicio.

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Twitter: @fjespriella


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=255612 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado