Y a todo esto, ¿quién es más pendejo?





Arturo Soto Munguía/


Dia de publicación: 2020-09-16


Sin problemas, creo que el avión presidencial puede ser rifado nuevamente el año que entra. Y el siguiente y cada año del que le resta a este gobierno federal, por lo menos.

Los creadores y operadores de esta rifa saben perfectamente que se trata de una gran farsa combinada con un desplante de arrogancia completamente impune financiada con recursos públicos que fluyen generosamente.

Cuatro hospitales del país resultaron ganadores de un premio de 20 millones de pesos, porque uno de los mil 015 cachitos regalados por el gobierno a cada uno de los mil nosocomios en México tenía un número ganador.

Nada mal. El gobierno gasta 500 millones de pesos en comprar un millón de boletos de su propia rifa y el azar dispone que cuatro hospitales reciban en conjunto 80 millones de pesos. No hay falla en esa lógica. Si los mil hospitales se hubieran repartido los 500 millones, le tocaría medio millón a cada uno, con lo cual no resolverían ni una sola de sus carencias mínimas.

La democracia distribuitiva es mala, lo chingón es la democratización del presupuesto dejada en manos del azar.

No hay manera de saber cuántos cachitos fueron comprados por aquellos poderosos empresarios reunidos en torno a la mesa presidencial para degustar un tamal de chipilín y un vaso de agua frutal. Tampoco hay manera de saber cuántos boletos fueron regalados a sindicatos del neo corporativismo, cuántos compraron funcionarios, legisladores, alcaldes, regidores, dirigentes del partido oficial.

Lo que es un hecho es que fueron adquiridos con recursos públicos. Es, valga la alegoría, como sacarte sangre de un brazo para inyectártela en la nalga. 

Pero el gobierno puede hacer eso y más. Repetirlo en los años venideros, sin problema.

¿Por qué?

Porque mientras instrumenta toda esta suerte de pases mágicos, una legión de autoproclamados opositores termina exhausta cada día en la feroz competencia por ver quién hace el mejor meme del vestido de doña Beatriz Gutiérrez, quién hace el comentario más procaz sobre el hijo menor de la pareja presidencial; quién acuña el epíteto más demoledor y zahiriente contra el titular del Poder Ejecutivo, el HashTag más creativo para elevar el insulto a la categoría de estrategia.

Lo habrán notado. En las redes sociales hay una obsesiva tendencia a ‘pendejear’ a los votantes de la 4T: chairos, imbéciles, mugrosos, cromasables, nacos, miserables, pobres, cometortas, corrientes, pejezombies, ignorantes, primaria-trunca, indios patarajada y un sinfín de alusiones que sintetizan el clasismo, el racismo, la soberbia como propuesta y opción para recuperar los votos perdidos.

No conozco hasta hoy, alguien a quien le digan explícitamente: “oye, pendejo, vota por mí”, y lo haga. Pero sí conozco a muchos que bien pudieran responder: “chinga tu madre, ahora por mis purititos huevos voto por Morena, me vale madre si también roban”.

La insistencia en clasificar a los votantes de la 4T como unos desarrapados ignaros se topa con otra realidad: la de millones de pequeños, medianos y grandes empresarios; académicos, profesionistas, empleados, agricultores, trabajadores diversos, jóvenes y adultos que realmente decidieron explorar la opción de una alternancia distinta a la del PRI y el PAN en la presidencia de la República, en gubernaturas, alcaldías y congresos.

Cada vez que los llaman ‘pendejos’ por haber elegido esa opción, y a pesar de que el actual gobierno es una réplica corregida y aumentada de sus antecesores, en lo menos que los hacen pensar es en votar por quienes los pendejean.

Cuando se pregunten porqué AMLO y Morena siguen encabezando todas las encuestas, a pesar de sus muchas fallas, convendría pensar en la reconsideración de esa ‘estrategia’ según la cual, entre más se insulte, descalifique, discrimine y vitupere a los votantes, éstos cambiarán el sentido de su voto para regresárselo a quien no los baja de ignorantes y pendejos.

Por el momento, el presidente puede estar tranquilo. Cualquier otro día volverá a salir, voluntaria o involuntariamente con la bragueta abajo y la ‘opinión pública’ durará una semana haciendo memes al respecto.

Mientras tanto, el recortará presupuestos, privilegiará proyectos inviables y costosísimos, caminará entre los 140 mil muertos por la pandemia y el narcotráfico, les pasará por encima a los gobernadores, mantendrá a los alcaldes buscando unas monedas en sus precarias arcas municipales mientras ven los miles de millones de pesos que les pasan por el cielo sin poder tocarlos.

La ‘oposición’ mientras tanto, podrá festejar por todo lo alto cada vez que encuentra una nueva manera de llamar ‘zopilota’ a su esposa o ‘chocoflan’ a su hijo.

Eso sin duda enojará al presidente, pero al final del día festejará con sus amigos la genialidad de la pobreza franciscana desde un palacio virreinal, mientras pondera la conveniencia de rifar otra vez, después del éxito obtenido, el avión presidencial.

Porque lana hay. Los 500 mil millones de pesos que los gobiernos anteriores dejaban ir por el caño de la corrupción, ahora pueden estar financiando sorteos, colectas de firmas y otras cortinas de humo.

Ojo con eso.

II

Muy interesantes resultan los posicionamientos que no pocos actores de la cosa pública en Sonora han hecho, a manera de votos para que la próxima contienda electoral se desarrolle en un marco de civilidad, limpieza y respeto.

Cualquiera que se asome a las redes sociales leerá no sin asombro, el prólogo de la historia que está por escribirse. Y no encontrará allí motivo alguno para albergar esperanzas de que los comicios de 2021 estén desprovistos de traiciones, puñaladas por la espalda, zancadillas, piquetes de ojo y toda suerte de malas artes.

Las fake news y las campañas negras ya están aquí, a nueve meses de que en Sonora se elija a un gobernador o gobernadora; siete [email protected] federales, 21 locales, 72 alcaldes(as), sí[email protected] y más de mil regidores.

Si por la víspera se saca el día, el proceso venidero será una de las más duras pruebas para el IEE y para los tribunales electorales.

Algunos diputados y diputadas federales enseñaron muy rápido sus cartas y a través de sus empleados en redes sociales difundieron con singular alegría una serie de noticias falsas que involucran a familiares de la gobernadora en presuntos casos de corrupción.

No hay investigación ni pruebas, es simplemente el descontón por la espalda como estrategia de control de daños para salir del escrutinio público al que fueron sometidos y lo seguirán siendo, a propósito del presupuesto para Sonora en 2021, que seguramente aprobarán sin cambiarle una sola coma, y que privilegia la concentración y aplicación de los recursos públicos en programas clientelares antes que en obra pública.

“Se vale”, dicen algunos aludiendo a que las campañas negras y fake news forman desde hace mucho, parte de la despiadada guerra por el poder. Y con ello abren la puerta a que desde cualquier frente, se utilicen las mismas estrategias en una especie de ojo por ojo hasta quedarse ciegos.

En el caso de la gobernadora, se entienden los ataques toda vez que dependencias como la SHCP y la Auditoría Superior de la Federación han revisado su ejercicio de gobierno y lo han colocado como uno de los mejores en todo el país. No es invento ni fake news: el propio gobierno federal ha colocado al gobierno de Sonora en los primeros lugares en materia de transparencia y rendición de cuentas.

Otros organismos privados también lo han hecho y apenas ayer, la empresa encuestadora Massive Caller coloca a la gobernadora en el primer lugar en su evaluación de los ejecutivos estatales.

Eso no es una buena noticia para sus opositores y quizás allí residan las motivaciones de sus campañas negras.

Nadie debe asustarse de eso, pero no deja de ser preocupante que a nueve meses de las elecciones, ya estén operando desde las cañerías de la política. Eso no puede ser un buen augurio para la jornada electoral.

 
También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto
Visita www.elzancudo.com.mx


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=239346 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado