El plan de Hermosillo





Roberto Fleischer Haro Dossier Político

Dia de publicación: 2010-09-02


En los comicios que se verificaron en julio de 1927, resulto favorecido para regir los destinos de Sonora, el General Fausto Topete; tomó posesión el 1º de Septiembre, y su gobierno tropezó de inmediato con la dificultad de no haber dinero en las arcas públicas, pesando en cambio, sobre el Estado, una deuda interior de cerca de un millón y medio de pesos, legada por las últimas administraciones.
 
Hubo pues la necesidad de recurrirse a medidas estrictas de economía, mediante el reajuste de personal, principalmente en el ramo de Educación, en el cual resultaron cesantes por incompetencia y por exigencias de reorganización, 77 maestros; se crearon nuevas tributaciones, entre otras, el impuesto especial para el sostenimiento de la instrucción Primaria y Secundaria del Estado, y en Enero de 1928, abandonando el Gobierno su labor moderada y prudente con respeto a los causantes morosos, procedió con energía y sin distinciones al cobro de impuestos rezagados, lográndose así nivelar las condiciones económicas de la Hacienda Pública.
 
La labor desarrollada por el General Topete en los 18 meses de su ejercicio, fue de beneficio positivo para el Estado; pues se atendió con eficiencia a todas las necesidades de la instrucción pública; en cuanto a obras materiales, se dio principio a la pavimentación definitiva de las calles de Hermosillo, y se inició la construcción de algunos caminos carreteros, como los de Guaymas-Nogales, Oputo-Moctezuma, San Luis-Sonoyta etc., quedando establecida la comunicación telefónica entre los pueblos del Distrito de Altar: se prestó apoyo y protección a la minería, la agricultura y la ganadería, procurándose el acercamiento entre los factores del trabajo y el capital, e impartirnos sin distinción de clases, las garantías constitucionales, que constituye la base fundamental de la sociedad.
 
Desafortunadamente, a principios de 1929, se hizo palpable cierta conformidad entre algunos elementos políticos y militares del país, a causa de la tutela del ex-Presidente Calles venía ejerciendo sobre el régimen del Lic. Emilio Portes Gil, y la injerencia autoritaria que tomaba en la política nacional con miras de convertirse en Gran Elector del nuevo Presidente de la República.
El Gobernador Topete, no sólo participaba de aquel sentimiento de inconformidad, sino que, figuraba de manera prominente entre los descontentos, bajo su protección y la connivencia con el General Francisco R. Manzo, Jefe de las Operaciones Militares en el Estado. Se incubaba un movimiento armado para derrocar al gobierno federal.
 
Este movimiento, de acuerdo con el que se llamó Plan de Hermosillo, estalló simultáneamente en algunas entidades federativas, el 3 de Marzo de 1929, desconociéndose como Presidente Provisional de México al Lic. Portes Gil, y reconociéndose mientras tanto, como Jefe Supremo del Ejército Renovador de la Revolución, al General José Gonzalo Escobar.
 
El día 4, la legislatura local expidió la Ley No. 120, desconociendo al Gobierno del Centro, e invistiendo de facultades extraordinarias al Ejecutivo, en los ramos de Hacienda y Guerra, para defender la soberanía de Sonora; se le autorizó ese mismo día para hacerse cargo de las Oficinas Federales residentes en el Estado, y el día seis se le concedió una licencia de seis meses, con el carácter de renunciable, a fin de que pudiera encargarse de las operaciones militares como segundo Jefe de la Revolución, debiendo ejercer las funciones de Gobernador Provisional, en su ausencia, el C. Jesús Lizárraga.
 
Conviene advertir que en esa época, debido a la guerra del Yaqui, había en Sonora 17 corporaciones militares, de las que sólo 3, los batallones 5º. Y 380, que al mando del General Agustín Olachea se reconcentraron en Naco, y el 29º, que a las órdenes del General Antonio Armenta se internó a Chihuahua protestaron contra aquella rebelión, que a la postre vino a ser una de las mascaradas más ridículas que registra nuestra historia, pues habiendo fracasado en Veracruz, el mismo día 3 de Marzo, la insurrección del General Jesús Ma. Aguirre y conseguido el gobierno de Portes Gil que los Estados Unidos no prestaran ninguna ayuda a los rebeldes del norte, y más aún, por la doble traición de Manzo frente al puerto de Mazatlán.
 
Antes de dos meses concluyó la revuelta por inanición, casi sin combatirse, y en tanto que sus principales corifeos, ante la proximidad de las tropas del gobierno, se ponían a salvo cruzando la frontera, sus desmoralizadas tropas, diezmadas por la deserción y abandonadas a su propia suerte, tuvieron que acogerse al indulto que se les concedió en Estación Ortiz.
 
No por eso dejaron de registrarse sucesos lamentables en el Estado: el 28 de Abril, en Hermosillo fue objeto de un ligero bombardeo de parte de la fuerza aérea del gobierno, del que resultaron muertas cinco personas de la población civil, entre ellas un niño y varias heridas, mientras que los campos inmediatos a Naco, Sonora, fueron en esta vez el escenario donde muchos valientes ofrendaron sus vidas en holocausto a las ambiciones, la deslealtad e indiferencia de sus jefes.
 
Las tropas expedicionarias del gobierno, al mando del General Lázaro Cárdenas, ocuparon a Hermosillo el 1º. De Mayo; el día 2, arribó a la propia Ciudad el General Calles. Secretario de Guerra, y el día 10, por el tren del norte el C. Francisco S. Elías, nombrado por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Gobernador Provisional de Sonora. 
 
Con ese carácter ejerció el Sr. Elías hasta el 30 de Noviembre siguiente, y con el de Gobernador Constitucional Interino, según Ley No. 3, expedida el 1º de Diciembre por la XXX Legislatura, hasta el 30 de Agosto de 1931, fin del periodo constitucional.
 
Entre los asuntos de mayor trascendencia que se ventilaron durante el interinato de el Sr. Elías, se haya en primer término el que se refiere a la reanudación de las relaciones entre el Estado y la Iglesia Católica, que trajo la paz espiritual a miles de hogares Sonorenses, y el que se contrae a la campaña nacionalista anti-china, que dio por resultado la emigración de los centenares de asiáticos que desde a principios del siglo se habían venido estableciendo en el Estado, acaparando casi todos los negocios, comercio agricultura, quehaceres domésticos, etc., y la recuperación de tales actividades por nuestros connacionales.
 
La campaña nacionalista anti-china se organizó en Sonora bajo la iniciativa del Hermosillense C. Alfredo G. Echeverría, quien con la colaboración de otras muchas personas bien intencionadas, creo el 26 de Mayo de 1925, en Hermosillo, el primer comité anti-chino, logrando a base de perseverancia y después de vencer una enorme serie de contrariedades, que la campaña se hiciera general no sólo en todo el Estado, sino que también se extendiera a las vecinas Entidades de Sinaloa y Baja California.
 
Conviene hacer la aclaración de que esa campaña, en la cual se había empeñado de mutuo propio el pueblo de Sonora, desde el principio mereció la aprobación del Gobierno de Sonora, y posteriormente del Gobierno Federal, siendo así que, al asumir la Primera Magistratura el Señor Elías, prestó a ella decidido apoyo, aplicando con energía las Leyes del Trabajo y Previsión Social, las Fiscales, de Sanidad etc., y como consecuencia, no queriendo los chinos acatar las dichas disposiciones, en Junio de 1931 dieron principio a la clausura de sus negocios y a emigrar, hasta verse libre el Estado de esa plaga humana que por sus taras sociales, sus hábitos degenerados y sus vicios, dejaron el más negro de los recuerdos que puede consignar la historia de Sonora.
A partir de esta fecha dedicaré todo el mes patrio de septiembre a pasajes históricos de nuestro Estado de Sonora en el Bicentenario. Espero les agrade.
 
Roberto Fleischer Haro egresado de la IV generación de la Escuela de Policía. Registro Nacional de Seguridad FEHR440205H26223583 e-Mail rfeischer_44@hotmail.com


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=83467 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Artículos Relacionados