Acciones amorosas, República Amorosa





María Dolores Rodríguez Tepezano Dossier Politico

Dia de publicación: 2018-08-27


“No caigan en la filosofía pedante”, dijo el maestro después  de la participación de una alumna en el curso de literatura. Ella comentó la importancia que tienen algunos objetos en la literatura y en la familia, dijo que con los años, algunos objetos llegan a ser transmisores de amores familiares, además, que son cosas  que unen con amor a los seres queridos. Después, me quedé pensando lo difícil que es para muchos comprender la palabra amor.

Con razón resulta tan extraño para gran parte de la población mexicana comprender la reconstrucción de una sociedad a través de una República Amorosa. Incluso, después de lo sucedido en la clase de literatura, con detenimiento he observado las comisuras de los rostros en algunos analistas y comentaristas políticos que abordan el tema con desprecio,  en ellas se dibuja el desazón de sus palabras. Me pregunto ¿Acaso ellos no hacen el amor? 

Hacer el amor es un asunto diario, se hace el amor cuando se riega la tierra, cuando te bañas en la lluvia, cuando se comparte el pan, cuando se acompaña al olvidado, y se hace el amor en cualquier lugar con el ser amado.

De modo que en estos días de República Amorosa y en los  que me he visto envuelta en la posibilidad de dirigir el Instituto Municipal de Cultura y Arte, en Hermosilllo,  me dio por pensar en distintos amores. Acciones amorosas, personas amorosas, vidas amorosas.

Amores que pudieran ayudar a construir un pequeño programa inicial de propuestas para tan importante responsabilidad.

Ir a comunidades olvidadas y sentarse cada fin de semana a leer historias con niñas y niños migrantes, hacerlo en espacios abandonados por todas las políticas públicas de éste país, y en donde la consecuencia lógica es la miseria en el diario vivir, es un acto de amor sublime. “Letras Migrantes” el programa de fomento a la lectura dirigido por Magda Rivera, se ha desbordado en propuestas para nosotros. Cada una de sus palabras está llena de contenido temático cuyo propósito es reconocer los derechos de los niños. Cada anécdota y cada fotografía de “Letras Migrantes” reflejan el compromiso y la vocación de servicio a las clases marginadas. 

Una librería del IMCA, seguridad social para las y los artistas, consulta inmediata con los distintos gremios y la redistribución de la riqueza cultural, son algunas de las propuestas que han desarrollado Raúl Savín y su equipo de trabajo, en ellas, se pretende reconstruir un Instituto gestor, dador, hacedor y promotor de las artes y los artistas.

Las plazas públicas y la creación de nuevos espacios como escenarios para llegar a la población; el arte en tu colonia, en tu escuela, el arte para ti, el arte a partir de ti, el arte como motor para transformarnos y transformar la sociedad, son algunas de tantas y  tantas propuestas más, de Paquita. Son tantas sus ideas que los pétalos se desprenden de la flor que irreverente arranca propuestas de sus labios.

Actos de amor. Un día cuando la compañía “La Cachimba Teatro” se presentó en el CERESO femenil de ésta ciudad, la obra que presentaron fue una pastorela, una obra divertida y con un bello mensaje de fraternidad muy apropiado en mes de diciembre. El final de ésta puesta se compone de una escena en la que los actores involucran al público presente: finalmente el niño Jesús nace y es abrazado por una mujer del público a la que invitan a pasar al escenario en medio de los aplausos propios de un final feliz.

En esa ocasión, el final de la obra el CEFERESO femenil albergó un largo silencio, las voces entrecortadas de las presentes tragaron saliva. La reclusa elegida al azar que abrazaba al niño Jesús, recientemente había sido separada de su hijo recién nacido. La tristeza a un solo golpe hizo llorar a todos, lloraron los actores, la madre del pequeño, las compañeras reclusas, las guardias…dicen que lloraron también las paredes.

Acciones asertivas. Selene, la joven presidenta del Colegio Sonorense de la Lengua y la Literatura me dijo: Observé que a las mujeres de la cárcel a las que le he dado talleres de literatura, las tienen sedadas, eso me pareció, noté que no son tratadas dignamente, se los hice saber, pero me ignoraron.
¡Justo de eso se trata la reconstrucción de nuestro país como una República Amorosa! Así como los cuatro ejemplos anteriores, en el área de la cultura se  requieren gestores y promotores culturales capaces de identificar las necesidades de un país lastimado. Capaces de reconocer las necesidades de un gremio artístico que por un lado celebre el poder de la cultura como instrumento sanador y reconciliador, y por otro, sea un gremio capaz de procurar y generar sus propios recursos con ayuda del Instituto Municipal de Cultura y Arte.

Hacer del IMCA un instituto de gestores y promotores culturales, que como un ejército de “educadores de la calle” haga resurgir el inventario solidario. 

Construir una República Amorosa que  borre las comisuras de amargura en la población mexicana, que sea capaz de reconocer el valor de distintas culturas, hacer de la cultura un instrumento para la paz, ese es el objetivo.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=208402 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Cristina Murrieta

Me parece una gran propuesta. Participación amorosa, que incluya todas las voces, todas las letras, todas las manifestaciones para toda la comunidad. No un IMCA para unos cuanto, con unos cuantos...llámense como se llamen. Un IMCA incluyente, que abra el abanico de opciones y no repita el mismo nombre y la misma cara en todos los eventos...eso será un acto de amor, equitativo y reconocedor.

2018-08-27
mari carmen ocampo quiroz bibis

genial esa republica amorosa debe de traspasar municipios y estados y comenzar a visualizarse por otros espacios de nuestro mexico

2018-08-27
Irianiux

Creo que a veces estamos tan sumergidos en el día a día en trabajar para uno para su familia para sus objetivos, que nos olvidamos del otro, de los otros. Nos asusta la violencia, la inseguridad, la muerte y nos cuidamos o tratamos de cuidarnos entre familias y amigos, pero... y ¿quiénes no los tienen? ¿quiénes los han perdido? ¿quién los cuida a ellos a los niños, a los ancianos, a los enfermos, a los migrantes? Qué falta hace sumar esfuerzos y desde las trincheras de cada uno hacer lago pero también tejer redes para que de a poco y con Amor esos ejemplos que vemos por ahí en una sala de lectura de niños migrantes, en un líder paisano, migrante en retorno que volvió a su comunidad para retomar la enseñanza artesanal de sus abuelos y darle a los jóvenes una oportunidad de auto emplearse haciendo algo hermoso para alejarlos de las drogas, el narco y tener así una mejor calidad de vida, Qué falta hacen líderes de amor, dedicación, valores y ejemplo para lograr porque no ser parte de esa República Amorosa que debe ser México. !Sumémonos!

2018-08-28

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *