Legado Tato de Bacoachi... otra de vaqueros y alienígenas





Ana Luisa Pacheco Dossier Politico

Dia de publicación: 2013-01-11


El "Legado Tato" dio inicio en la ciudad de Cannes Francia en 1868, a la muerte del sonorense Coronel José Ignacio Tato Romero.¿Quién fue este personaje? ¿Qué trascendencia tiene su muerte para el pueblo de Bacoachi donde él nació y para el resto del Estado?  

El Teniente Coronel José Ignacio Tato Romero nació en Bacoachi, Sonora. Muy joven emigró junto a su familia a la Ciudad de México donde realizó sus estudios militares e inició en Francia una carrera en el cuerpo diplomático mexicano por instrucciones del entonces Presidente Benito Juárez. Regresó a la capital de nuestro país en algún momento de coyuntura política en la que avizoraba oportunidades para continuar su trayectoria pública pero desde un cargo diferente al desempeñado hasta entonces en la diplomacia, sin embargo, no tuvo el éxito buscado y regresó a Europa a la ciudad de Cannes, donde siguió su desempeño representando al Gobierno mexicano. 

Pasaron pocos años cuando, luego de una enfermedad crónica, la muerte hace presencia un 26 de Enero de 1868; sin embargo en su última visita a México había añadido a su testamento una serie de modificaciones que heredaban con parte de su fortuna una mensualidad fija a su médico de cabecera, otra al presidente de la república mexicana y un monto de cien mil francos para su natal Bacoachi,  en Sonora, destinados a la construcción de dos escuelas una para niñas y otra para niños. Asimismo una cantidad similar para mejorar los hospitales existentes en aquella época en las ciudades de Álamos, Guaymas y Hermosillo. Sumadas estas cantidades y hecha la conversión a oro nacional de la época, arrojó la cantidad de veinte mil pesos oro nacional ( $ 20,000.00).

Las marrullerías oligárquicas

Según consta en obra de Eduardo W. Villa, quien documentó ampliamente este desconocido pasaje de la historia sonorense, el "Legado Tato" correspondiente a una fortuna heredada con fines claramente altruistas, fue aprovechada, de alguna o de otra manera, por diferentes personajes de la vida económica y política de la época

El profesor e historiador Villa expone en su libro Historia de Sonora, como es que, desde las gestiones para rescatar el fondo y traerlo al país, se fue poco a poco socavando la cantidad  original hasta que arribó a manos del Congreso del Estado quién autorizó al Ejecutivo utilizarlo para su utilización en inversión con el cobro de un 6% de interés a rancheros y hacendados. 

"Una vez entregado el dinero –dice en su libro Villa- al Comisionado Pedro G. Tato, este no rindió cuentas claras sobre la suma recibida por su apoderado M. Bertrand Cazet en París. Fue hasta Abril de 1873 que el Ejecutivo sonorense recibe dicho expediente en el cual se advierte que existe un faltante _ no se precisa cuanto_ del fondo dado para mejora de los hospitales del estado".

Y continúa el historiador W. Villa: "En 1871 recogidas las sumas respectivas, el Congreso por decreto del 6 de Diciembre de 1871 autorizar al Ejecutivo sonorense para asegurar el capital perteneciente a los hospitales, imponiéndolos sobre fincas el 6% en el mismo Estado. Los 20,000.00 (veinte mil pesos oro nacional) de las escuelas de Bacoachi, ya en poder de la albacea Martínez del Río, los impuso en hipoteca al 6% sobre una casa de Don Matías Romero, con la obligación de devolver $ 22,000.00 al vencerse los 9 años del término del contrato”… a decir del historiador " con los réditos que venció este capital el Ayuntamiento de Bacoachi construyó el edificio de la escuela y por muchos años atendió al sostenimiento de la misma. Distintas y varias fueron las personas encargadas de recoger esos réditos; (… )" sin embargo en ciertos casos, "no fueron entregados al Ayuntamiento de Bacoachi y fueron usados para "atenciones del Gobierno". 

Posteriormente, dadas las situaciones antes descritas, el Gobernador Emeterio Torres se opuso a seguir el manejo del resto de ese capital por temor dijo, a  que se siguiera perdiendo tal y como había sucedido con el legado de los hospitales. Para entonces se contaba con 928 mil francos; finalmente lo restante del capital se trasladó a Sonora y su administración se dio así: se invirtió la suma de dos mil pesos en reparaciones y acondicionamiento del plantel educativo del pueblo legatario, y el resto más de dos mil pesos se recogieron con Don Matías Romero en la capital del país y pasaron a poder de Don Agustín Bustamante, apoderado legal del Ayuntamiento de Bacoachi en calidad de préstamo y con la condición de cubrir un interés anual del 9 %, así el mencionado Ayuntamiento no dispuso de ninguna parte del capital. De un informe rendido por el Gobernador Pesqueira se deduce que dicho legado fue descendiendo a la citada suma 928 mil francos que deducidos de gastos de operaciones de cambio, negociación de valores, gratificaciones de abogados, legitimación de poderes entre muchos otros conceptos se redujo a 228,500 francos, incluyendo $1,096.00  moneda nacional que devolvió el Comisionado Pedro G Tato como un adelanto al faltante registrado en su traslado al país, sin aclarar que el resto lo haya finiquitado.

A río revuelto…

En síntesis el Legado Tato, pasó por muchas manos de los hacendados y las familias pudientes de la época, entre los que destaca la diligencia hecha en el año de 1930: una escritura hipotecaria por $20,000.00 m.n. ante la fé del Notario Público No. 313 Lic. Rafael Navarrete de la ciudad de Hermosillo, Sonora para beneficio de la Familia Redo. Dicha Hipoteca es cubierta actualmente con un interés anual de 6% mismos que se traducen en $100.00 mensuales*

En entrevista sostenida con Rosalba Aguilar Figueroa, representante legal del grupo "Cerro Colorado" y sobre quien pesa una orden de aprehensión por presunto despojo agravado, demanda interpuesta por la familia Redo Hooffer declara: "se presume que con  parte del dinero del Legado Tato, los Redo Hoffer construyeron uno de los primeros Hoteles de Hermosillo, el conocido " Hotel San Alberto" este fondo que desde 1930 administró la Familia Redo continúa en su poder y sin cumplir el objetivo de su misión: dar educación a la niñez de Bacoachi y apoyar a estudiantes hasta alcanzar su título profesional como fue el sueño del Teniente Coronel José Ignacio Tato Romero". . 

*Nota:  

Estos datos y cifras constan en documento oficial del H. Ayuntamiento de Bacoachi del cual Dossier Político tiene copia fiel en su poder, que reglamenta las funciones del Patronato interior del capital Legado Tato, con fecha 21 de Abril del año de 1983 y firmado por los Patronos Víctor Santa Cruz, Presidente. Ernesto Acuña Villa, Secretario y Agustín Elías Bernal, Tesorero así como la firma de los 18 vocales de dicho Patronato.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=122393 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Artículos Relacionados