Ángel Castro: “El Ángel del bateo”





José Ignacio Peña Dossier Politico

Dia de publicación: 2011-09-27


Ángel Castro nació en Empalme Sonora el 20 de abril de 1917. Fue uno de los peloteros más elegantes tanto a la ofensiva como a la defensiva, tenía un swing perfecto. Era increíble cómo un swing tan perfecto podía unirse al poder y conectar aquellos grandes cañonazos. En su época fue el mejor, todavía a principios de los setenta se discutía quién era el mejor, si él o Héctor Espino, pero el “Superman de Chihuahua” dio todavía mucho más, y hoy es considerado sin discusión el mejor bateador mexicano de todos los tiempos.
 
Debutó con los Alijadores de Tampico en 1938, jugó dos campañas con los “Jaibos” ganando en ambas la corona de jonrones y promediando .354 y .328, a pesar de que Tampico era considerado el paraíso del pitcheo.

En 1940, Jorge Pasquel llegó a la Liga Mexicana y formó a los Azules de Veracruz, y trajo a Castro a jugar la primera base, logrando un excelente .362. Regresó a Tampico para jugar con los Alijadores hasta 1947. Allí puso negocios como un billar que era uno de sus pasatiempos favoritos. Fue de los primeros peloteros en ser incluidos en el Salón de la Fama del Beisbol Mexicano. Ángel regresó a los Azules de Veracruz de 1948 a 1951, y allí siguió brillando.

Castro ganó la triple corona de bateo en 1951 jugando con los Azules de Veracruz. Fue campeón bateador con .354, jonronero con 21 y productor con 79 carreras impulsadas. También fue el manager campeón, pero el título de le acredita a Jorge Pasquel ya que él mandaba muchas jugadas de su palco o del mismo dugout; tipo Alejo Peralta con los Tigres capitalinos.
 
En 1952, Castro fue manager y jugador de los Diablos Rojos del México, donde siguió bateando sobre los .300. En 1953, estuvo con los Indios de Anahuac, un equipo capitalino que entró en lugar de los Azules. Y en 1954 con el México Azules, otra nueva escuadra.

Para 1955, la Liga Mexicana inicia otra nueva época de béisbol organizado, Castro fue parte del primer equipo Tigres en la historia. Por esos días se pensaba que ya estaba acabado, pero al pasar al Laredo reaccionó, y siguió conectando vuelacercas. En 1956 conectó 14 cuadrangulares, y en 1947 se despidió con 19 para la calle sus últimos en Liga Mexicana. Su total de jonrones fue 229 y un promedio de por vida de .306.

También jugó en aquellos fuertes campeonatos invernales cubanos, donde jugó con los Monges Grises de Marianao.

En la fuerte Liga de la Costa del Pacífico, fue un gran ídolo y su nombre ha vencido el paso del tiempo.
 
El juego que más recordaba Ángel Castro, es aquél del 29 de septiembre de 1945 cuando con un dramático cuadrangular contra “Planchardón” Quiñónez no sólo rompió el juego sin hit ni carrera también le dio el triunfo a los Alijadores sobre los Pericos de Puebla, por los Alijadores ganó Jesús “Cochiuila” Valenzuela.

Quiñónez completó las nueve entradas sin haber permitido hit ni carreras, el juego se fue a 10 entradas. Y en el cierre de la décima vino Castro con su cuadrangular por el jardín derecho para decidir el encuentro.

Las crónicas de esa época, cuentan como Quiñónez bajó desolado de la loma, y en la banca se puso a llorar su tragedia.

Ya veterano, con el águila, el gran zurdo de Empalme logró dos cuadrangulares en una entrada, para meterse al libro de récord de la Liga Mexicana.

El gran toletero fue entronizado al Salón de la Fama del Béisbol Mexicano en 1964. Falleció el 10 de enero de 1983, Descanse en paz Ángel Castro.

Hasta el próximo turno de bateo.

Correo electrónico: ignaciopm_2@hotmail.com


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=101746 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *