El principio del fin de Hitler



El desembarco de Normandía, del que hoy se cumplen 75 años, se recuerda como un punto de inflexión en la campaña europea de la II Guerra Mundial; un momento en que los nazis tuvieron que dividir sus esfuerzos entre los frentes ruso y atlántico y empezaron a debilitarse hasta caer Berlín al siguiente año

Tomado de: Marcel Sanroma / Crónica

Dia de publicación: 2019-06-06


Adolf Hitler sabía que los aliados asaltarían Europa tarde o temprano. Por ello, ordenó desde 1942 desarrollar una fortificación costera a lo largo de cientos y cientos de kilómetros. El Muro Atlántico se componía de trincheras, búnkeres, casamatas y dientes de dragón antitanque. En total, 15 mil edificaciones… que el 6 de junio de 1944 se derrumbaron ante el avance de las tropas estadunidenses en las playas de Omaha y Utah; británicas en Gold y Sword y canadienses en Juno.

Pese a la icónica imagen de los blindados escupiendo soldados en las playas francesas y la carnicería sobre la arena, el llamado Día D empezó mucho antes, en la medianoche, cuando la batalla se desarrolló tierra adentro, con cientos de aviones aliados bombardeando las poblaciones costeras y aventando paracaidistas tras las líneas enemigas. Aquellos bombardeos mataron a entre 11 mil y 19 mil civiles franceses.

Y mientras las fuerzas alemanas se peleaban con sus baterías antiaéreas contra las aeronaves enemigas de la RAF británica, que las aplastaban en número, 7 mil embarcaciones se aproximaban rápidamente hacia las playas. A las 6 de la mañana empezó la invasión, un hito militar en la historia. Por la complejidad de la operación, que tardó más de un año en fraguarse, por la valentía de los soldados y por la extensión de la operación.

La brutalidad de la guerra se desplegó en todo su esplendor en la playa de Omaha, donde los nazis estaban mejor pertrechados, y lograron detener el ataque durante horas. Eddie McCann, que estaba a cargo de uno de los vehículos anfibios que transportó a algunas de las primeras tropas a Omaha, relató a la BBC: “Cuando estábamos a unos 300 metros comenzaron a dispararnos. (…)Perdimos unos 2 mil hombres en la primera oleada. Nos golpeaban pedazos de cuerpos, cabezas que volaban, intestinos que se esparcían por toda la playa al lado de los cuerpos. Es difícil hablar de eso”.

Al caer la noche, los aliados no habían logrado hacerse con todos los objetivos marcados, pero sí tenían asegurados puntos suficientes para facilitar la llegada de más efectivos y recursos en las semanas siguientes. El 8 de agosto, fracasó un contragolpe alemán, y el 25, los aliados liberaron París.

EL GRAN ENGAÑO. En los preparativos del Día D destaca el rol del espía español Joan Pujol, quien trabajó como agente doble al servicio de Reino Unido. Durante dos años, Pujol se inventó una falsa y extensa red de colaboradores para convencer a los nazis, y logró hacerles creer que el desembarco sería en julio en el paso de Calais. Por ello, los nazis apostaron allí a su 15ª división, la más poderosa. De haber estado en Normandía, 300 kilómetros al suroeste, puede que todo hubiera sido distinto.


http://www.cronica.com.mx/notas/2019/1121467.html

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=219891 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *