"Alejandro Rojas puede ser expulsado por dañar a Morena con sus agravios y sus shows mediáticos"



La candidata a la dirigencia nacional, Bertha Luján, aseguró que hay consenso para renovar autoridades con el actual padrón.

Tomado de: Andrés Wainstein / La Politica online

Dia de publicación: 2019-05-16


Bertha Luján es, quizás, una de las militantes de Morena más cercanas a Andrés Manuel López Obrador. En los últimos meses, su nombre se ha instalado en el círculo rojo de la 4T como la inevitable sucesora de Yeidckol Polevnsky, quien en los últimos días confirmó que buscará seguir al frente del partido oficialista.

En una charla exclusiva con LPO, Luján analizó los desafíos que surgirán en el proceso interno, le respondió a Alejandro Rojas Díaz Durán -el candidato de Ricardo Monreal para conducir el CEN- y rechazó que se vaya a abrir un proceso de afiliación, al menos hasta 2020.

A usted se la señala como una de las colaboradoras más cercanas a Andrés Manuel López Obrador. ¿Diría que forma parte de la "mesa chica" del Presidente? 

Diría, más bien, que hay una mesa mediana donde cabe más gente. Obviamente primero están los que vienen con él desde Tabasco. Yo lo conozco después, en el 2000. La experiencia de gobierno en la Ciudad de México fue importante para que me conociera. Ahí fue donde me comprometí a seguir trabajando en la construcción de su movimiento.

Sí soy del primer círculo de quienes ayudaron a construir Morena, cuando no teníamos tanta fuerza ni recursos. A mí me tocó recorrer Chihuahua con Andrés Manuel. Me tocó ver de cerca su trabajo de picar piedra, cuando se planteó el objetivo de conocer todos los municipios del país. Había lugares muy pequeños donde quizás no lo conocían tanto, y él se acercaba a presentarse a todo el mundo.

Le pregunto sobre su cercanía, porque en Morena se instaló la idea de que ese vínculo cercano con el Presidente sería casi definitorio -a su favor- en la renovación de la dirigencia de Morena. ¿Ya definió si buscará la dirigencia nacional?

Estoy convencida de buscar la dirigencia desde mi voluntad. Si puedo servir para lograr que Morena siga por el camino que viene recorriendo desde sus inicios, pues estoy puesta. Sin embargo, estoy calibrando el nivel de consenso que hay alrededor de mi persona. Me interesa que los principales liderazgos del país, en los que tengo confianza, digan si me acompañan. Si es así, voy. Pero si no hay consenso, entonces habría que construirle alrededor de alguien.

¿Hasta ahora, qué recogió de esos liderazgos?

Hasta ahora veo mucho apoyo. Vamos muy bien, la perspectiva es interesante. Por otro lado, lo que vengo comentado es que sí es importante la presidencia del CEN, pero mucho más importante es tener un equipo sólido. No creo que se deban hacer negociaciones debajo de la mesa para integrar el CEN. Se tienen que empezar a estudiar abiertamente perfiles de gente que quiera participar en la dirección, tanto en los nacional como en las entidades.

Ahora estamos en una suerte de transición. Por un lado tenemos que construir una relación correcta entre Morena y todos los gobiernos que logramos ganar. Por otro lado, los últimos años el partido se había dedicado fundamentalmente a ganar la elección. El foco era lo político-electoral. Este año ya debemos volver al interior del partido para fortalecerlo, para renovarnos, para reconstruir las dirigencias en los estados.

El interés que varios liderazgos han mostrado en la disputa del partido, harían suponer que uno podría llevarse la presidencia del CEN, otro la Secretaría General, otro...

Eso justamente sería una negociación de cúpulas. Yo me refiero a armar un equipo de forma independiente a los grupos. Porque eso es lo que ocurrió con el PRD. Los grupos y la tribus fueron lo que llevaron al Sol Azteca a esta situación que atraviesa. Más bien digo que optemos por la mejor gente, la gente que construyó Morena, la que tiene claridad en cuanto al papel que debemos tomar en la 4T.

Hay liderazgos, está bien. Pero vamos abriendo un diálogo con la gente que realmente nos ayude a hacer un trabajo serio. Necesitamos fortalecer Morena porque todo este cambio de régimen va a traer una oposición muy fuerte de las derechas. Todos los que están perdiendo privilegios esperan como fieras. Necesitamos una base social muy sólida y muy firme para apoyar los cambios y sostener al gobierno.

Todo este cambio de régimen va a traer una oposición muy fuerte de las derechas. Todos los que están perdiendo privilegios esperan como fieras.

Para todo eso, primero debemos lograr que estas elecciones internas que se vienen sean lo más transparentes, abiertas y democráticas posibles. Que vote la gente que debe votar. Que nos comportemos todos con honradez.

¿A qué se refiere? ¿Qué tipo de peligros habría?

En tiempos pasados, por lo menos en cinco estados, se tuvieron que anular las elecciones por anomalías, ya sea porque llegaron provocadores a reventar las asambleas o porque los padrones no estaban bien. Entonces, hay cinco estados que no están representados en el Congreso Nacional, como Tlaxcala, Aguascalientes, Jalisco o Quintana Roo.

Eso sucedió porque no estábamos bien organizados. Somos un partido muy nuevo. Apenas tenemos cinco años. Falta ingeniería política. Es todo un reto este proceso interno. Que haya cordura y consciencia.

Para muchos, la elección interna es una primera batalla para aquellos que tienen una ambición, aunque sea anticipada, por la sucesión de 2024. ¿Qué lectura hace usted de esos movimientos?

Son legítimos esos movimientos. Los liderazgos al interior de Morena pueden aspirar a una candidatura, no sólo en 2024, sino también en 2021. Y desde luego que esas ambiciones pasan también por los acuerdos al interior del partido. Pues, sí. Cada quien estará haciendo su trabajo para poder posicionar a su gente con miras al futuro.

Sin embargo, creo que hay personas que tienen más arraigo en el territorio. Son mejor vistas por su trayectoria. Esto también pesa en Morena. No nada más los nombres de arriba, sino también los que más trabajan en tierra. Confío que la mejor gente, la que no sólo busca los cargos y los puestos, sea la elegida para el Comité Ejecutivo.

¿Usted buscaría desde la dirigencia nacional una candidatura?

No buscaría ninguna candidatura. Soy ahora suplente de una senadora, no estoy para nada pensando en llegar al Senado. No está en mi perspectiva. Me interesa que Morena siga siendo un partido-movimiento, es decir que no sea un partido electorero, que esté viendo sólo temas de cargos o de aspiraciones personales. Que sea un partido que le responda a la gente, que funcione como conciencia crítica, que fiscalice que los gobiernos le cumplan a la ciudadanía.

Alejandro Rojas Díaz Durán, el candidato de Ricardo Monreal para la dirigencia de Morena, acusa a la actual dirigencia de ser una "nomenklatura con tufo estalinista". ¿Qué le respondería?

Me parece que está haciendo una campaña más destructiva que constructiva, indudablemente. Tenemos en el estatuto reglas muy claras. Allí dice que nuestras diferencias se resuelvan internamente. Entonces, hacer un show mediático para denostar sin pruebas a la dirigencia de Morena, creo que hace mucho daño. Si hay errores o problemas, pues hay mecanismos para resolverlos al interior del propio partido. El estatuto prohíbe que se hagan show mediáticos.

Por otro lado tenemos una autoridad, que es la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, ante la cual se presentan los problemas, los conflictos, y esa comisión resuelve. Si nosotros no respetamos esa institucionalidad, estaríamos cometiendo los mismos errores de los partidos tradicionales.

Rojas dice que si la Comisión Nacional de Honestidad lo sanciona, recurrirá a los tribunales. La idea de tener una autoridad interna es precisamente para acatar esa institucionalidad. Ahora resulta que esos tribunales en los que no hemos creído -conformado por cuotas de los otros partidos- son los que nos van a resolver nuestros problemas. Me parece que es un muy mal ejemplo.

Ahora, cuando Monreal no obtiene la candidatura en la CDMX, hace un "berrinche", amenaza con impugnar el proceso, incluso amaga con renunciar a Morena, y AMLO lo contiene con la pluri y la coordinación en el Senado. ¿Ese antecedente no habilita a Rojas a buscar por una vía similar una posterior compensación? ¿No se alimentó desde Morena ese mecanismo?

Son cuestiones diferentes. Porque Ricardo venía de ser delegado en la Cuauhtémoc, era una autoridad en la Ciudad de México. Además, tiene una carrera que le da un sentido de liderazgo al interior de Morena que va más allá de su persona. Influye diferentes estados.

Si encuentra elementos, claro que podrían expulsar a Rojas. También sancionarlo de otra manera, como suspender sus derechos partidarios por un tiempo. O darle un apercibimiento. Hay diferentes grados según su responsabilidad.

Rojas no tiene eso. Es el suplente de Monreal, pero no ha sido gobernador. Fue diputado por el PRI y formó parte del Gabinete de Ebrard. Hay diferencias muy claras en sus trayectorias e incluso en sus formas de actuar. Porque finalmente Monreal aceptó la decisión, más allá de si amenazó con irse. Además, llega al Senado por toda una trayectoria previa, no por el show.

Por otra parte, creo que nunca se llegó a los extremos que se han llegado ahora. Esto de hablar de nomenklatura, como si hubiera fascismo... Me parece un gran exceso. Acusa a diferentes liderazgos y no presenta ninguna prueba. Es su forma de hacer política: provocación y show.

¿La Comisión de Honestidad podría expulsar a Alejandro Rojas?

Si encuentra elementos, claro que lo podría expulsar. También sancionarlo de otra manera, como suspender sus derechos partidarios por un tiempo. O darle un apercibimiento. Hay diferentes grados según su responsabilidad. Tiene que desahogarse el proceso.

Y si hubiera una sanción en su contra, ¿no le estarían dando fuerza a su argumento o bien alimentando sus acusaciones? Algo así como apagando el fuego con gasolina.

No por eso la Comisión de Honestidad va a dejar de hacer su trabajo. Eso sería absurdo. ¿"Para que te calles, entonces no te voy a tocar"? No se le ha tocado y sin embargo ha estado en ese tenor. Si viene la sanción y se queda sin sus derechos partidarios, quiere decir que no puede contender, al menos en este momento.

Ahora, tendrá derecho de irse a tribunales. Y ahí podrán ratificar la sanción o cambiar el sentido de esa resolución.

Teniendo un razonamiento políticamente incorrecto, uno supone que a la actual dirigencia le convendría que la sanción a Alejandro Rojas saliera lo más cercano al proceso interno para que no le quede tiempo de recurrir a tribunales...

Pero el proceso ya se inició. Nadie puede decir que le están dando largas. Hace unos días se realizó la primera audiencia. Esa es una prueba de que no se está dilatando nada.

Una de las propuestas de Rojas es que se abra la afiliación a militantes, porque este padrón no es representativo de los seguidores de AMLO. ¿Qué opina de esa iniciativa?

La mayoría de la dirección nacional opta porque no se abra hasta después de esta elección interna. La idea es ir trabajando muy bien en los filtros y en las formas de afiliación. Corremos siempre el riesgo de afiliaciones corporativas y de grupo. Eso lo queremos impedir, porque queremos hacer las cosas de manera diferente.

Ebrard es otro de los líderes que aún no tiene un peso tan relevante al interior del partido, al menos en términos de estructura...

Sí tiene un trabajo territorial muy importante. Cuando fue Jefe de Gobierno construyó organización en Morena. Es de los fundadores. Tal vez su limitación sea haber estado muy centrado en la Ciudad de México. Luego salió del país. Pero si lo hace tendrá posibilidades.

Se comenta que tuvo un acercamiento con Higinio, quien sí estuvo en estos años haciendo un trabajo de estructura muy importante en el Estado de México, una entidad que aporta muchísimos delegados y será clave en la renovación, ¿no?

Son muy importantes. Son 41 distritos, aportan 410 delegados. Pero tampoco son los únicos en el Estado. Es tan grande y diverso. Tiene varios liderazgos. Higinio es importante, pero hay otros líderes también. Y hay militantes que no están en grupos. Entonces el poder de Higinio también tiene sus limitaciones: primero, porque es sólo Edomex y, segundo, porque hay otros liderazgos. Al final de cuentas, son los afiliados los que van a elegir.

Higinio es importante, pero en Edomex hay otros líderes también. Y hay militantes que no están en grupos. Entonces el poder de Higinio también tiene sus limitaciones.

¿Qué evaluación haría sobre la gestión de Yeidckol al frente de Morena?

Ella fue electa como secretaria general. Cuando sale, se queda a cargo de forma interina. Podría contender, tiene derecho. Creo que ha jugado un papel importante en el 2017-2018. Estuvo encargada de armar los acuerdos de unidad en cada estado, para ir sumando voluntades, liderazgos, empresarios, activistas. Ella estuvo encargada de ese trabajo. Fue quien acercó a muchos del sector empresarial, por eso las acusaciones que le hace Rojas no tienen sentido.

Gabriel García tiene un perfil bajo, pero se le adjudica un rol definitorio en la renovación. ¿Tiene su apoyo para llegar a la dirigencia?

Son especulaciones. Fue un actor importantísimo en la construcción de Morena. Es del primer círculo de Andrés Manuel. Su trabajo fue impresionante. Pero ahora está en el Gobierno. Y como hizo AMLO, Gabriel ya dijo que ahora su rol es de gestión, que no se meterá en el partido. Y lo van a cumplir.

AMLO dice que no se meterá, y no puedo contradecir esa afirmación. Pero un Presidente que recién arranca su sexenio, lo que menos necesita es que se desate una interna temprana por la sucesión. En ese sentido, una colaboradora cercana que no tenga esa aspiración quizás sea el perfil más funcional para estos tiempos...

Usted lo que está diciendo.

¿Pero usted comparte esta lectura?

Sí. Puede ser, puede ser.


https://www.lapoliticaonline.com.mx/nota/122415-alejandro-rojas-puede-ser-expulsado-por-danar-a-morena-con-sus-agravios-y-sus-shows-mediaticos/

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=218894 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *