Sólo dos de cada 10 Directores Generales son mujeres: la brecha de género en el Gobierno Federal





Tomado de: Georgina Jiménez y José Antonio Sánchez / Nexos

Dia de publicación: 2018-10-11


Ana y Juan nacieron en familias más o menos parecidas. Ambos fueron a buenas escuelas, los dos estudiaron Derecho en una buena universidad y ahí se hicieron buenos amigos. Ana se graduó con 9.5 de promedio y Juan con 9.4. Después de graduarse, aplicaron y se quedaron a trabajar en el mismo despacho de derecho fiscal. Durante cinco años llevaron casos parecidos, ganaron más o menos lo mismo y crecieron profesionalmente a la par. Eventualmente ambos se casaron y fueron como invitados a la boda del otro.

Las vidas de Ana y Juan continuaron siendo más o menos similares, pero eventualmente la familia de cada uno creció. Ana y la esposa de Juan se embarazaron casi al mismo tiempo. Cuando su hijo nació, Ana se ausentó de la oficina tres meses, Juan sólo faltó tres días. Ana también empezó a pedir permisos seguido para cosas relacionadas con la crianza. A veces había que faltar para una junta escolar, a veces el niño estaba enfermo, a veces no había quien lo recogiera de la escuela o la niñera que lo cuidaba  tenía que faltar. Eventualmente, Ana decidió trabajar menos horas para dedicarse a las tareas escolares por las tardes. Cuando fue momento de volver a uno de los dos socio del despacho, Juan fue ascendido y Ana empezó a ganar el 60% del sueldo de su amigo de toda la vida.

La historia de Ana no es inusual. Quienes saben sobre el tema afirman que es así cómo se gesta la brecha salarial de género. Al menos entre quienes acuden a la Universidad, la brecha no empieza al egresar de la licenciatura sino años después cuando las labores de crianza obstaculizan el desarrollo profesional de las mujeres. Actualmente sabemos que cada mujer gana 77 centavos por cada dólar que gana un hombre en el mundo. Para identificar si también una servidora pública gana 77 centavos por cada peso que gana su contraparte masculina, Dátil consultó los datos que existen sobre sueldos y género de uno el sector público. El tema no es sencillo y la discriminación (o al menos no en forma de jefes que deciden no contratar mujeres) no explica por sí sola el rezago que muchas mujeres aún padecen en el ámbito profesional.

En el Gobierno Federal, las mujeres ganan menos dinero y tienen puestos distintos a los hombres

En la Administración Pública Federal, la mediana del salario de los hombres es de 23,480 pesos y la de las mujeres 21,441 pesos, lo que significa que las mujeres ganan 91 centavos por cada peso que gana un hombre.

La brecha de género en la Administración Pública Federal también se refleja en el porcentaje de mujeres contratadas por secretaria. Sería sencillo argumentar que las mujeres tienen más presencia en Secretarías que pueden ser consideradas estereotípicamente más "femeninas". La Secretaria que más mujeres tiene contratadas es la Secretaria de Cultura, mientras que la dos que menos mujeres tienen (con 0% y 1%), son la Secretaría de Marina y la Secretaria de la Defensa Nacional.

Los puestos de las mujeres suelen estar hasta cierto punto condicionados por los perfiles de género. A pesar de que las mujeres representan menos del 40% de los servidores públicos federales, representan 56% de los Departamentos de Recursos Humanos, 56% de los Departamentos de Recursos Financieros, 61% de las Jefaturas de Departamento de Recursos Humanos y 58% de las Jefaturas de Departamento de Recursos Financieros. Asimismo, representan menos de 1% de los Enlaces Informáticos, los Subdirectores de Obras o los Subdirectores de Comunicaciones.

La participación laboral de las mujeres en la APF también disminuye entre más alto sea el puesto. Las mujeres representan el 44% de los enlaces en las Secretarías, pero solo el 14% de los Secretarios, el 22% de los Subsecretarios, y el 18% de los Directores Generales. Estas cifras pueden estar relacionadas con las largas jornadas que pueden conllevar los puestos altos, pero también con discriminación por parte de quienes contratan.

Adicionalmente, al hacer una revisión de los sueldos que reciben servidores y servidoras públicos federales, y también debido a que ostentan puestos más altos, Dátil detectó que el promedio de sueldo de hombres supera el de mujeres en todas las Secretarías de la APF, incluso en las que hay más mujeres trabajando.  En algunas Secretarías, como en la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, Presidencia y la Secretaria de la Función Pública, el porcentaje de diferencia llega a ser de 30% .

En Presidencia los Directores Generales ganan 11% más que las Directoras Generales, en la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal los enlaces ganan 11% más que las enlaces y en la Procuraduría General de la República, los Directores Generales ganan 7% más que las Directoras Generales. Si tomamos en cuenta que los salarios promedio de los Directores Generales de Presidencia y PGR son de  110,203.60 pesos y 108,372.60 pesos respectivamente, estaríamos hablando de 12,122 pesos y 11920.99 pesos respectivamente.

Existen algunos casos donde los hombres ganan menos que sus contrapartes femeninas (los Subsecretarios de SECTUR, las Directoras Generales de Sagarpa o los Jefes de Unidad de PGR), pero la tendencia en general indica que en 117 puestos de 19 Secretarías, solo en 34 la brecha beneficia a las mujeres, además de que la proporción es menor.  En algunas Secretarías, como Hacienda o Relaciones Exteriores la brecha de género aumenta conforme sube el puesto.

Más jefas mujeres; más empleadas mujeres y mejor pagadas

Dátil también detectó que cuando las mujeres son jefas suelen contratar a más mujeres que sus contrapartes masculinas. Las Directoras de Área y Directoras Generales lideran equipos con 8% más mujeres. En algunos niveles la diferencia entre equipos liderados por mujeres y hombres es muy poca, pero eso también puede tener que ver con que son niveles o muy altos o muy bajos, con probablemente menos margen de acción para contratar personas.

La brecha de género también disminuye cuando el área en el que las mujeres trabajan está liderada por una mujer. Las diferencias salariales entre Directores Generales se reducen más de la mitad cuando un área tiene jefa. De igual forma, las diferencias salariales entre Directores Generales Adjuntos se reduce diez veces cuando tienen una jefa en vez de un jefe.

Como en muchos otros sectores, en la Administración Pública Federal, la brecha de género sigue existiendo y afectando a las mujeres. Los horarios poco flexibles y la carga doméstica son algunos de los factores que, las expertas han identificado, explican la brecha salarial de género que aún prevalece en el mundo laboral. Por primera vez en la historia del Gobierno Federal existirá un gabinete paritario, en algunos años Dátil volverá a realizar este ejercicio periodístico para identificar si los liderazgos femeninos tuvieron algún efecto sobre las condiciones laborales de las burócratas.

 

Georgina Jiménez y José Antonio Sánchez 
Miembros del colectivo Dátil.

Nota: Los datos procesados pertenecen a la Unidad de Innovación, Comportamiento y Experimentación (UCEx) del Laboratorio Nacional de Políticas Publicas. Fueron recolectados por Adriana Margarita Gómez García en 2017 y pueden encontrarse aquí.


https://redaccion.nexos.com.mx/?p=9666

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=210421 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *