Muere el actor Burt Reynolds, estrella de la década de los setenta, a los 82 años



El intérprete logró durante cinco años consecutivos que sus películas fueran las más taquilleras y estuvo nominado al Oscar por su actuación en 'Boogie Nights'

Tomado de: Redacción / El pais

Dia de publicación: 2018-09-06


En The Last Movie Star, una de sus últimas apariciones en las pantallas, Burt Reynolds encarnaba a una exestrella en horas bajas, un macho alfa que medio siglo antes había reinado en la taquilla y en los corazones de todo el mundo. Ese actor recibía el homenaje de una panda de freakies que le recordaban que aunque su cine y su comportamiento fueran de otro siglo aún hay gente que disfruta de un guiño a destiempo, de una broma censurable por la corrección política y de un pecho peludo. Reynolds se estaba interpretando a sí mismo incluso cuando recordaba que durante cinco años consecutivos, de 1978 a 1982, sus películas fueron las más taquilleras. O que en octubre de 1979 se convirtió en el segundo hombre en aparecer desnudo en la portada de Playboy (ya se había desnudado en 1972 en Cosmopolitan). Y aunque quedará leyenda –Reynolds nunca ganó el Oscar, pero probablemente tampoco lo necesitó-, su cuerpo, el de Burton Leon Reynolds Jr. se apagó ayer en Jupiter (Florida) a los 82 años, de un paro cardíaco, ya que llevaba tiempo arrastrando problemas del corazón.

Reynolds, con o sin bigote, fue el macho entre los machos del cine de los setenta y ochenta. Películas como Los caraduras, Rompehuesos, Los traficantes o Un caradura simpático no se entienden sin la chulería de un actor que siempre supo de sí mismo y que a la vez era famoso por montar broncas en los rodajes (Paul Thomas Anderson y él acabaron por no hablarse tras Boogie Nights). También sufrió en sus propias carnes el cambio de sensibilidades en el devenir de los tiempos y a finales de los ochenta desapareció del cine. Tampoco tomó decisiones acertadas, como rechazar La jungla de cristal. Y solo Boogie Nights y Striptease le devolvió la fama a finales de los noventa. Durante años lamentó que poca gente apreciara su cambio de tercio en Deliverance - Defensa (1972), de John Boorman, hoy filme de culto. El mal resultado de aquella película le abocó a las comedias. Fueron un éxito, desde luego, pero se perdió un posible actor de enjundia. Ni siquiera logró una nominación al Oscar que sí alcanzó 25 años después con Boogie Nights.

Reynolds llegó al cine de forma peculiar, en un movimiento del que hoy se sentirían herederos los youtubers. A los productores de Hollywood les llamaba la atención que un actor de televisión, que podría haber sido jugador profesional de fútbol americano hasta que se lesionó una rodilla en la Universidad y otra en un accidente de coche, apareciera en tantos programas de televisión y con tanto éxito. Nacido en 1936 en Lansing (Michigan), a inicios de los cincuenta debutó en el teatro en Nueva York y Joanne Woodward le ayudó a encontrar un agente. Sin embargo, su carrera no despegaba y trabajó de lavaplatos, como conductor de camiones, de camarero… hasta que encontró acomodo en la televisión. Y ahí demostró que tenía algo: caradura, guapo, tipo sobrado que sabía reírse de sí mismo, todo ello le hacía popular a ojos de los presentadores de programas televisivos de entrevistas, hasta el punto de que uno de sus mejores amigos fue Johnny Carson. Con casi cuarenta años, y tras haberle rechazado tres lustros antes, Hollywood le abrió sus puertas para Deliverance.

Tras convertirse en uno de los actores más apreciados del público con comedias como las antes mencionadas o Los locos del Cannonball; Hooper, el increíble, Por fin, el gran amor, los ochenta le devolvieron a la televisión. Otros como Jack Nicholson sacaron partido a personajes que rechazó, como el de La fuerza del cariño (1983). También con el tiempo consideró que uno de sus mayores errores vitales fue no casarse con Sally Field, con la que salió entre 1977 y 1982. Field acabó dejándole y Reynolds se emparejó en 1988 con otra actriz, Loni Anderson, con la que vivió un sonoro divorcio en 1993.

Tras convertirse en uno de los actores más apreciados del público con comedias como las antes mencionadas o Los locos del Cannonball; Hooper, el increíble o Por fin, el gran amor, los ochenta le devolvieron a la televisión. Otros como Jack Nicholson sacaron partido a personajes que rechazó, como el de La fuerza del cariño o el de Alguien voló sobre el nido del cuco. También con el tiempo consideró que uno de sus mayores errores vitales fue no casarse con Sally Field, con la que salió entre 1977 y 1982.

En la última década ha seguido trabajando y aún no se ha confirmado si pudo completar su colaboración con Tarantino en Once Upon a Time in Hollywood, en la que encarna al ranchero George Spahn, que alquilaba sus terrenos para rodajes. En una película que bebe del viejo Hollywood, ambientada en Los Ángeles en 1969, su aparición sería mítico guiño final a una larga carrera.

Protagonizó el primer desnudo masculino íntegro en una revista 

Un hombre completamente desnudo. Tumbado, con su brazo derecho sujetando su cabeza. Bigotudo. Sonriendo, con un cigarro en la boca. Era la foto con más pelos jamás vista. Los que tenía el hombre, velludo desde el dedo del pie hasta la coronilla. Y, por si fuera poco, estaba reposando sobre una piel de oso. Aquella fotografía era histórica: la primera vez que un hombre famoso posaba totalmente desnudo en una revista. Eso sí: el brazo izquierdo tapaba pudorosamente el pene.

Era 1972 y esa imagen, publicada a doble página, a todo color y en las páginas centrales de una revista que vendía miles de ejemplares forma ya parte de la revolución sexual de la época moderna. Aquel hombre era el actor Burt Reynolds (que ha fallecido el 6 de septiembre de 2018 a los 82 años), la revista se llamaba Cosmopolitan y la ideóloga era una mujer, Helen Gurley Brown, directora de la publicación. Cansada de ver cómo los hombres satisfacían su morbosidad sexual viendo imágenes de mujeres desnudas en revistas, decidió dar gusto a las mujeres. Fue considerada una victoria del feminismo. Y Reynolds se convirtió en un símbolo sexual de la heterosexualidad (y, por qué no, también para los homosexuales).

"Por aquella época había varias revistas para que los hombres disfrutasen al ver a mujeres desnudas. Yo pensé que a nosotras también nos gustaba mirar a hombres desnudos. A mí, por lo menos, me gustaba. Así que planeamos la posibilidad de hacer una sesión con un famoso hombre desnudo", contó Gurley Brown, directora de Cosmopolitan. La primera opción fue Paul Newman. Pero se negó. Entonces decidieron bajar un escalón y ofrecérselo a Reynolds (Michigan, 1936- Florida, 2018), que no era ni tan famoso ni tan guapo como Newman. Eso sí, era mucho más peludo.

La foto de Burt Reynolds en las páginas de 'Cosmopolitan' en 1972 que hizo historia.La foto de Burt Reynolds en las páginas de 'Cosmopolitan' en 1972 que hizo historia.

Reynolds tenía en aquella época 36 años. Era un tipo conocido, que llevaba una década haciendo películas y series, pero que no había reventado la taquilla. A partir de aquella imagen su cartel no hizo más que aumentar. Se convirtió en una estrella del rock. Él mismo lo constató cuando hacía teatro. "Antes de la imagen la gente aplaudía sentada en sus butacas. Después de la foto en Cosmopolitan, el público se ponía de pie, gritaba y silbaba. Les interesaba más mi pubis que la obra que estaban viendo", escribió Reynolds en su autobiografía, Mi vida.

"Antes de la imagen la gente aplaudía sentada en sus butacas. Después de la foto en 'Cosmopolitan', el público se ponía de pie, gritaba y silbaba. Les interesaba más mi pubis que la obra que estaban viendo", escribió Reynolds en su autobiografía

La sesión de fotos corrió a cargo del neoyorquino Francesco Scavullo. Era el fotógrafo que más portadas tenía en Cosmopolitan. Tras la imagen de Reynolds, Scavullo se especializó en disparar a estrellas ligeras de ropa. Suyas son imágenes célebres, y polémicas, de una jovencísima Brooke Shields, de Kris Kristofferson con Barbra Streisand e incluso de Sting, emulando a Jesucristo.

El desnudo de Reynolds libró de muchos prejuicios y abrió muchas puertas. Una de ellas fue la de la primera revista con desnudos masculinos para mujeres, Playgirl, la réplica a Playboy. Un año después de la sesión de Reynolds, Playgirl salía al mercado con un número de prueba que mostraba un frondoso torso de un modelo masculino que ocultaba los genitales tras una caja de bombones en forma de corazón.

A pesar de lo provocador de la imagen de Reynolds el actor se quedó con ganas de más. La directora y el fotógrafo desvelaron que Burt hubiera preferido posar sin que su brazo izquierdo tapase su pene. Si se hubiese accedido a sus deseos, aquello, además de una revolución pudo provocar un terremoto.

El preocupante aspecto de Burt Reynolds

Robert De Niro ayudó a Burt Reynolds a que pisara la alfombra roja en el estreno del Festival de Cine de Tribeca, en Nueva York, con su nueva película Dog Years . Fue una de las escasas apariciones del actor de 81 años de edad cuya salud está muy deteriorada, tanto que le dieron una silla en la alfombra para que pudiera hablar con un número limitado de medios de prensa sobre la película.

Muy desmejorado, con aspecto frágil y la ayuda de un bastón, Burt se presentó ante sus fans, eso sí, sin dejar de sonreír. Después de mucho tiempo sin verle sus seguidores no daban crédito a lo que veían sus ojos. Estaba muy contento con la asistencia. "Me alegro de ver al señor De Niro, a quien amo, y ... ya sabes, a toda la gente que conozco", dijo Reynolds.

Robert De Niro, Burt Reynolds y Chevy Chase.Robert De Niro, Burt Reynolds y Chevy Chase. Jim Spellman WireImage

En la película Reynolds interpreta a una estrella de cine envejecida que se da cuenta de que sus mejores días han pasado, personaje con el que encuentra similitudes en su propia vida. Escrita y dirigida por Adam Rifkin, la película también protagoniza, Ariel Winter, Chevy Chase y Nikki Blonsky. Reynolds bromeó sobre el trabajo con los más jóvenes. "No aprendes de los jóvenes actores. Solo les dices cómo comportarse".

El actor fue durante algunos años pareja sentimental de la actriz Sally Fieldy también mantuvo una relación con Dolly Parton.


https://elpais.com/elpais/2018/09/06/album/1536260862_952473.html?rel=str_articulo#1536295454948

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=208884 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



irina robles

Me da tristeza porque me trae muchos recuerdos de niña...a mi papa le gustaban sus peliculas y mas o menos era de la misma edad, pero mi padre falleció hace ya 15 años, asi que Burt le gano al tiempo bastante...veo su foto y lo sigo viendo igual de guapo...a pesar de sus mas de 80 años. QDEP

2018-09-07

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *