“Hoy vine fifí”, bromea López Obrador



Se reúnen Peña y AMLO; acuerdan enviar al Senado terna para la Fiscalía General; el jefe del Ejecutivo aceptó enviar una iniciativa para volver a crear la Secretaría de Seguridad Pública, dice López Obrador; habla de su cuerpo de seguridad.

Tomado de: Arturo Rodriguez / Proceso

Dia de publicación: 2018-08-10


Ciudad de México, 10 de agosto de 2018. El despliegue de vallas y agentes de seguridad, abre un espacio en su infranqueable cerco al Palacio Nacional —en el corazón del centro de la Ciudad de México—, para dar paso a un Jetta blanco, el vehículo compacto que transporta a su futuro Comandante Supremo, Andrés Manuel López Obrador.

A bordo, solo su encargado de Comunicación, César Yáñez, un asistente y Rojas, su chofer de siempre. Entra con Yáñez por la puerta principal, literalmente la puerta grande que lo conducirá a las estancias donde históricamente se desenvuelve el poder en México. En el Patio Central, lo espera el presidente Enrique Peña Nieto.

Suben la escalinata rica en murales, posan para una foto señalando al frente, ese ademán tan casual en Peña Nieto que hoy esgrimen ambos, mientras caminan por los andadores hasta el despacho presidencial, lugar del objeto legendario, casi mítico del presidencialismo mexicano: la silla.

El miércoles, López Obrador recibió la constancia de mayoría que lo acredita como presidente electo, el estatus jurídico que hace irreversible su victoria electoral del pasado 1 de julio.

Es la segunda visita del fundador de Morena al Palacio Nacional desde la elección, pero la primera como presidente electo, así que, en principio, no es muy claro si ya inicia el proceso de transición como era su deseo o si, como anunció la Presidencia de la República, se trata de sólo de continuar el diálogo iniciado el 3 de julio con vistas a iniciar la transición. Será lo segundo.

Casi dos horas después, López Obrador sale al salón art decó más brillante de Palacio para hacer algo inusual desde hace al menos 15 años: responder preguntas a la prensa.

López Obrador camina a paso firme, Cesar Yáñez, apurado para no bloquear a los reporteros gráficos, se agacha, con su propia cámara en la mano, para abrirse espacio frente al presidente electo.

Ante el umbral de la puerta “Caja”, del salón Tesorería, se planta con un micrófono y sin el podium que siempre tiene Peña Nieto y solo suspenderá después de una prolongada tanda de preguntas, que al final se torna afirmación femenina:

—¡Qué bonito traje!

—Hoy vine muy fifí -revira el tabasqueño riendo y se despide.

Hay más preguntas, pero él ataja, por lo pronto, porque “mañana nos vamos a ver ¿o no?”. Y entonces agradece el encuentro y se va hacia la Puerta Mariana, donde lo espera Rojas y el Jetta.

Palacio Nacional empieza entonces a registrar el movimiento de utileros y personal de mantenimiento. Mientras, de fondo, el sonido de un helicóptero hace ahí su epicentro y poco a poco, el motor y las aspas, se percibirán más lejos.

Se reúnen Peña y AMLO de nuevo

El presidente Enrique Peña Nieto y el presidente electo Andrés Manuel López Obrador pactaron tse jueves el envío de una terna al Senado para elegir al fiscal general antes del 1 de diciembre, fecha en la que se iniciará el nuevo gobierno.

El acuerdo fue sellado durante una reunión privada de casi dos horas en Palacio Nacional, con la que comenzó formalmente el proceso de entrega-recepción de la administración pública federal.

En conferencia de prensa posterior, López Obrador explicó que se generarán las condiciones para que el Senado integre una lista de 10 candidatos a la Fiscalía General de la República (FGR); ésta será enviada a Peña Nieto, quien deberá seleccionar a tres aspirantes y someterlos a la consideración de la Cámara de Senadores.

A petición del tabasqueño, la terna tendría que quedar integrada por Eva Verónica de Gyves Zárate, Juan Luis González Alcántara Carrancá y Bernardo Bátiz y Vázquez, quienes fueron propuestos durante la campaña electoral.

“Llegamos al acuerdo de iniciar el proceso para la elección del nuevo fiscal general de la República. Queremos tener desde el inicio del gobierno la Fiscalía General con las dos fiscalías complementarias, la Fiscalía Anticorrupción y la Fiscalía Electoral”, informó López Obrador.

“Esto se trató, llegamos al acuerdo de que se va a trabajar de manera conjunta para que podamos tener resultados pronto”.

Cuestionado sobre la ruta para procesar y concretar la designación, dijo que se apegará a la legislación vigente, pero también al acuerdo político que concretó con Peña Nieto.

“Nosotros vamos a procurar que, en esos 10, estén los tres que dimos a conocer desde hace algún tiempo (…) Esta propuesta del Senado será enviada al titular del Ejecutivo, en este caso el presidente Peña, y él enviaría de nuevo una terna para que el Senado de los tres elija a uno”, explicó.

–¿Usted tiene garantías de que Peña va a enviar justo a esos tres? –se le preguntó a Andrés Manuel. –El compromiso que hicimos es que, si el Senado los incorpora dentro de los 10 a estos tres abogados de prestigio que nosotros presentamos, pues él va a retomar la propuesta.

De acuerdo con la legislación vigente y una vez que se consume la eliminación del llamado “pase automático”, es necesario que el Congreso apruebe la nueva Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República para dar paso al nombramiento de su titular, que podrá estar en el cargo durante un periodo de nueve años.

Avalado este ordenamiento, el Senado tiene un plazo de 20 días para seleccionar una lista de al menos 10 aspirantes a la Fiscalía General y enviarla a Peña Nieto.

El presidente tendrá 10 días para seleccionar una terna y remitirla al nuevo Senado, en el que Morena tendrá la bancada más grande, pero sin la mayoría calificada necesaria para aprobar la designación del fiscal.

El nuevo titular de la FGR quedará facultado para nombrar y remover a quienes encabezarán las nuevas fiscalías Anticorrupción y contra Delitos Electorales. En ambos casos, la decisión puede ser objetada por el Senado, también con mayoría calificada.

Peña apoyará que el Congreso resuelva sobre la SSP y la FGR

Durante el encuentro de este jueves en Palacio Nacional, Peña Nieto reiteró a López Obrador su disposición a brindarle “todo el apoyo que requiera durante el proceso formal de transición”, informó la Presidencia.

En un comunicado, detalló que el presidente también acordó facilitar al gobierno entrante que las iniciativas que darán origen a la Secretaría de Seguridad Pública y a la integración de la Fiscalía General de la República lleguen y puedan ser discutidas en la LXIV Legislatura.

“También convinieron sostener una reunión entre el gabinete del gobierno de la República y el de la administración entrante, para dar seguimiento al proceso de transición”, agregó.

El actual gobierno seguirá manteniendo “estrecha comunicación” con el presidente electo y su equipo, señaló, a fin de concluir de “manera ordenada y eficaz la actual administración y ofrecer al futuro gobierno las mejores condiciones para que pueda iniciar una gestión exitosa”.

La exoneración de Gordillo, una decisión judicial: López Obrador

La liberación de la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, fue una decisión del Poder Judicial, expresó López Obrador.

Durante la rueda de prensa al finalizar la reunión con Peña Nieto, en Palacio Nacional, se le insistió sobre la exoneración de La Maestra y que haya coincidido con la entrega de su constancia de mayoría en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Ayer fue aniversario del natalicio de Emiliano Zapata y no tiene nada qué ver con la entrega de la constancia de mayoría”, respondió evasivo López Obrador y se negó a abundar en el tema.

La madrugada del miércoles 8, Gordillo Morales fue notificada de su libertad, luego de estar presa casi un lustro, aunque el último año, solamente retenida en su domicilio, debido a sus problemas de salud.

Grupo de “ayudantía” se encargará de proteger al presidente electo

Un cuerpo civil de seguridad integrado por 20 profesionales “no necesariamente expertos en la materia”, se encargará de la protección presidencial.

Así lo dio a conocer López Obrador en su comparecencia con los medios después de la reunión con Peña Nieto.

Comentó que será una “ayudantía” de personas que no estarán armadas, y reiteró que el Estado Mayor Presidencial (EMP) dejará de prestar la tarea de cuidar de la integridad física del titular del Poder Ejecutivo federal. Así lo comunicó al presidente en funciones, manifestó.

Luego de admitir que el asunto es una preocupación de Peña Nieto –compartida por muchos mexicanos–, López Obrador precisó que el cuerpo de seguridad estará compuesto por 10 mujeres y 10 hombres “muy cercanos”, y como requisito principal deberán contar al menos con licenciatura.

El tema de la seguridad personal del futuro presidente era una incógnita, sobre todo en un país como México, con sangrientas pugnas entre cárteles de la droga y que el año pasado alcanzó cifras récord con más de 30 mil homicidios dolosos.

Además, aseguró desconocer si la administración de los recursos para el periodo de transición recaerá en ese cuerpo.

Incluso señaló que no había tomado la decisión de aceptar los 150 millones de pesos presupuestados para el periodo de transición, pero aprovechó para decir que, en caso de mantener esa cantidad, se usará en estudios y proyectos.


https://suracapulco.mx/2018/08/10/hoy-vine-fifi-bromea-lopez-obrador/

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=207723 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *