“México tiene el mejor maíz del mundo... ...si lo contaminamos, terminaremos vendiendo porquerías”





Tomado de: Blanca Estela Botello / Crónica

Dia de publicación: 2017-06-15


Por ser México centro de origen del maíz, donde hay unas 59 razas nativas, y por considerar que se pone en riesgo la existencia del grano nativo, existe un profundo rechazo a la siembra de maíz transgénico.

Incluso en zonas donde presuntamente no habría problema de contaminación de un transgénico a uno nativo.

Vicente Álvarez Delgado, presidente del Comité Nacional Sistema Producto Maíz, es enfático: “Nosotros estamos en contra de la siembra de maíz transgénico en México, y hay muchas razones para ello, una es que el maíz de México es el mejor del mundo, y si lo contaminamos entonces estaríamos vendiendo porquerías, y eso trae  consecuencias incluso comerciales”.

Tras remarcar que México debe ser libre de maíz transgénico, Álvarez Delgado dijo no estar en contra del mejoramiento genético del grano híbrido, convencional o nativo, ya que con la tecnología siempre  habrá mejoras. “Nuestra postura es muy firme en ese sentido: no a los transgénicos, que es muy diferente a la mejora genética”, dijo el productor.

Añadió que con los transgénicos se genera dependencia, “es un sometimiento a través de la alimentación”, y a manera de ejemplo refirió que las empresas de transgénicos mantienen una vigilancia genética, con la que “si siembran su maíz y de repente encuentran vestigios en la parcela vecina, van y le cobran al vecino”.

Advirtió que de permitir la siembra de maíz transgénico, “cualquier gobierno en México se metería en un problema mayor, porque el maíz para los mexicanos es mucho más importante que el petróleo, entonces habría  una muy grande inconformidad social. Se me hace que ningún gobierno se quiere aventar el paquete”.

Al rechazo se sumó Jesús Arroyo , director general de Fibras Naturales y Biocombustibles, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa). 
“No al maíz transgénico porque somos país de origen del maíz, y en México no deberíamos permitir ni siquiera que llegara maíz de consumo de los Estados Unidos que sea transgénico, porque nos puede contaminar nuestros maíces tradicionales”, expresó Arroyo. Refirió que los transgénicos no son mejores que los convencionales o híbridos, y refirió que mientras el sorgo transgénico tiene seis por ciento de proteína, el normal, cuidado con biofertilizantes y composta, siete por ciento de proteína. 

Agregó que los granos híbridos tienen menores costos de producción, sobre todo cuando se usan compostas y biofertllizantes hechos en México.

“Estamos produciendo el 15 por ciento de biofertilizantes, muy poquito, pero lo estamos impulsando, porque la gente está luchando contra las transnacionales.

Es lo mismo que pasa con las semillas mejoradas”, señaló. Mencionó que en Zacatecas hay una planta mexicana de producción de semillas mejoradas “que está luchando contra los Monsanto y contra las Pioneer. El libre comercio nos lleva a eso, pero nosotros tenemos que buscar la forma de impulsar las empresas mexicanas”.

Cuestionó que en México haya una insistencia en introducir cultivos transgénicos, cuando en Europa y Japón los rechazan.


http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1028646.html

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=192113 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *