Muchas gracias, licenciado Peña Nieto





Mouris Salloum George (*)/


Dia de publicación: 2018-12-06


Hasta el último momento del sexenio, el gobierno de Enrique Peña Nieto activó las sirenas de su buque insignia: El récord de más de cuatro millones de empleos, máximo nunca visto en la historia de México.

Un poco más de tiempo y la clase trabajadora mexicana hubiera arribado al paraíso ocupacional: Pleno empleo, hubieran proclamado las ocho columnas: Presidente obrerista, sería el título para el mexiquense.

En las exitosas negociaciones de extinción del TLCAN, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villareal se negó ferozmente a que el tema salarial de México entrara en agenda.

Los factores de la producción internos, dijo Guajardo Villareal, secundado por el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, se harán cargo del asunto. Ya ven ustedes la paz laboral que caracteriza el mundo del trabajo mexicano.

El aguafiestas José Ángel Gurría Treviño

Variaciones estridentes sobre el mismo tema: El tampiqueño José Ángel Gurría Treviño es uno de los hombres optimistas que anunció la entrada de México a Las grandes ligas.

Especialmente a mediados del sexenio pasado, el ex secretario de Hacienda acompañó las fanfarrias por las reformas transformadoras planchadas en los cenáculos del Pacto por México.

Pero Gurría Treviño alterna la palmadita con el coscorrón. No ha dejado de observar graves omisiones en materia educativa, por ejemplo.

Gurría Treviño no es un emisario del pasado. Ahora mismo, es secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Sería casualidad o intencionalidad, ayer la OCDE puso en circulación una iniciativa sobre estrategia laboral. Toda iniciativa merece una exposición de motivos. Información de apoyo.

El análisis de la OCDE hace público un secreto a voces. Entre sus 37 países parte, México ocupa el lugar 37 en política salarial. (No deja de lado la mecánica relación ingreso insuficiente-pobreza: grave y persistente.)

En el texto documento se subraya un ejemplo excepcional: En Islandia el salario promedio es de 29.8 dólares diario. (Al tipo de cambio en México, 580 pesos al día). La islandesa es una economía de mercado.

¡Tengan sus 90 pesotes, mexicanos!

El dato central es que el promedio salarial diario en la Zona-OCDE es de 16.6 dólares (más de 320 pesos al día). Tenemos el promedio salarial mexicano: ¡4.6 dólares diarios!: Al tipo de cambio bancario unos 95 pesos.

Se nos pierde la línea (si la hubiera) donde se haga un deslinde entre ocupaciones temporales y empleos estables y se confirme el derecho a la Seguridad Social. En última lectura, hay quienes quieren seguir contando las cosas del sexenio que se fue. Interesante ocupación.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=212693 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *