Articulo no encontrado.

Volver al inicio





/


Dia de publicación:



Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=205670 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Roberto

El caso de Ricardo Anaya en el contexto de la carrera presidencial, ha sido patético. La relativa facilidad con que obtuvo la candidatura de su partido, imponiéndose a todos, aun a los viejos liderazgos, le permitió llegar a un frente conformado por un PRD desarticulado, con un reducidísimo capital político en el país, y con Movimiento Ciudadano propiedad de Dante Delgado, pero concesionado a lo largo y ancho del país a facciones de ellos mismos, nunca lograron hacer un verdadero frente. Su intento de integrar el Frente para presentar un bloque opositor que moviera a la gente a verlos como la opción para restarle votos al avance de López Obrador, en realidad nunca mostró solidez, más bien la percepción que se obtuvo fue de oportunismo. La actitud de Anaya, de centrar su campana en tratar de convencer a los mexicanos de ser mejor opción que AMLO criticando o ridiculizando sus propuestas, quedaron muy lejos de surtir el efecto deseado. En los debates el comportamiento retador y bravucón de Anaya no prendió porque la gente nunca le otorgó la calidad de real opositor, y más bien se fortaleció la idea de ser aliado del sistema y otro igual a los que dice combatir. El "riqui, riquín, canallín" de Andrés Manuel en el segundo debate fue demoledor. Anaya quedó ridiculizado , y ya nadie le tuvo respeto.

2018-06-10

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Artículos de éste autor