Nuestras responsabilidades de ciudadanos





Roberto Fleischer Haro/


Dia de publicación: 2017-11-10


Los ciudadanos no pedimos, exigimos el servicio de protección a nuestros intereses e integridad física, como lo manda el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que dice: La Seguridad Pública es una función a cargo de la Federación, los Estados y los Municipios, en las respectivas competencias que esta Constitución señala.

Los diferentes cuerpos de policía, conforme a la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia, la Ley Orgánica de la Policía del Estado de Sonora, tienen la posibilidad de recurrir al uso de la fuerza pública, con el fin de lograr la imposición de un deber jurídico.

El uso de la fuerza pública se halla, por tanto normativamente reconocido.

La actuación de las instituciones Policiales se regirá por los principios de legalidad, eficiencia, profesionalismo y honradez.

Así mismo, los elementos de Seguridad Pública actúan apoyándose en parte en los artículos 117 y 118 del Código de Procedimientos Penales para el Estado y además el Bando de Policía y Gobierno.

Demandamos a los “chótas, Polis, azul, tamarindo, tira, mulas, etc.,” y como vulgarmente nos venga en gana

llamarles, en caso de urgencia, la protección a la cual tenemos derecho.

Pero, los ciudadanos así como tenemos ese derecho también tenemos responsabilidades, las cuales no acatamos.

Sí violamos el Bando de Policía en toda la extensión de la palabra, no aceptamos ninguna amonestación al contrario protestamos y manifestamos que nos pidieron mochada, me lesionaron, me detuvieron arbitrariamente, me bolsearon y ahí es donde el Policía viola los derechos del abnegado ciudadano.

Lo anterior lo manifestamos para justificarnos con la familia, el trabajo o en algún compromiso, o no queremos pagar la sanción administrativa impuesta.

Exigimos a las Autoridades el cumplimiento de su deber, que se aplique todo el rigor de la Ley, que se combata el narcomenudeo “corrupción de menores”, la delincuencia organizada, que se normen conductas en la vía pública, que no se violen los derechos civiles, que exista seguridad en las colonias etc.

Además entorpecemos la labor del Agente en la vía pública, y que indica el Bando de Policía, que seremos detenidos y puestos a disposición del Juez Calificador, para ser arrestados por 36 horas o sancionados administrativamente.

Nos sentimos ofendidos por el actuar del policía, no consideramos que también son seres humanos, que tienen necesidades como todo trabajador, que se carece de lo más elemental, que entregan su vida por nuestra tranquilidad, muchos con honestidad, lealtad y honor, por defender nuestra integridad física y proteger nuestros bienes y derechos.

Porqué los vecinos no opinamos objetivamente, que la seguridad pública es responsabilidad y competencia de todos.

Que coadyuvaremos en la cultura de la denuncia, que seremos ciudadanos con principios y autoridad moral, con el interés de que ninguna autoridad lesiones nuestros interese, integridad física, derechos humanos y que entendamos que así como tenemos prerrogativas también tenemos responsabilidades.

Para el ciudadano, cuando es violentado en sus derechos, cuando es molestado o privado de sus bienes jurídicos fundamentales, el policía significa el auxilio y la protección que se espera, es el primer elemento objetivo de la justicia.

La paz y la tranquilidad de una comunidad dependen en gran medida de la voluntad y de la preparación de los buenos policías.

“El mal uso de la libertad humana y el abuso de la misma es la única causa del desastre social”.

Roberto Fleischer Haro.

Miembro de la cuarta generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora.

Registro Nacional de Seguridad Pública. Fehr440205h26223583.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=197596 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *