Relaciones México-Estados Unidos 4 





Luis A. Galaz/


Dia de publicación: 2017-06-16


Aunque Usted no lo crea, hace escasos tres años, el nuevo Presidente de los Estados Unidos de América, USA, Donald John Trump era un admirador, amigo y socio de México, situación que actualmente se revierte debido a su reiterado antimexicanismo que él, ahora en cualquier oportunidad o situación manifiesta, y que en consecuencia está erosionando las relaciones de México y los USA; aunque anteriormente su opinión acerca de su vecino del sur era muy distinta. 

En efecto, el 27 de mayo del 2014, de vista en la Ciudad de México, el empresario y magnate de los bienes raíces afirmaba en ese entonces ante periodistas estadounidenses, que México se convertiría muy pronto en la nueva China en cuanto a la fabricación de bienes de consumo masivo. En esos tiempos él se decía amigo de la ex miss universo Lupita Jones y de la actriz de Hollywood Salma Hayek, y aún algunos “mexican bad hombres” no estafaban en sus proyectos hoteleros a uno de sus hijos  en Cancún, en Ensenada ni en Puerto Peñasco, Sonora. 

Categóricamente, en su peculiar estilo, afirmaba ante el Club Nacional de Prensa, donde participó como invitado especial de la mayor agrupación de periodistas de Estados Unidos, que el mundo debería poner mayor atención a la experiencia positiva de la economía mexicana. Eran los tiempos del “Mexican moment” que me tocó estando en Nueva York, en los inicios del gobierno del Presidente Peña Nieto.

De manera muy optimista afirmaba que: “A México le está yendo fenomenalmente bien, fenomenalmente”, afirmaba que “México está siendo la nueva China en términos de producir bienes”, pedía a los asistentes y recomendaba a los USA y a todo el mundo que se fijaran en los “eventos positivos” que estaban ocurriendo en México. Así entonces se declaraba admirador y amigo de los mexicanos.

Sin embargo, durante su campaña electoral y ya como Presidente de los estados Unidos, Trump no ha cejado en sus críticas infundadas contra México, así como sus fútiles supuestas afectaciones de nuestro país que dañan a la economía estadounidense, tipo la tontería que más utiliza con eso de que “México les roba” los negocios y los empleos de los estadounidenses, como según él, es el caso de la multinacional compañía automotriz de la Ford Motor Company.

Con sus declaraciones falsas y fuera de toda lógica, el magnate se contradice ya que ha intentado expandir sus negocios hoteleros en nuestro territorio, y se aprovecha de la calidad de la mano de obra barata mexicana para lucrar con la empresa Premium Brand Footwear, en Zapopan, Jalisco; que desde 2014 fabrica ropa y zapatos con su marca Donald J. Trump Signature Collection, entre otros negocios de él y sus hijos.

Esta es la doble moral del nuevo Presidente de los USA, quien más que político diplomático es un duro business man, pero quien como empresario pronto va a entender lo que significa la muy valiosa relación con su vecino y mejor socio del sur, por lo que es cuestión de tiempo para que sus amenazas queden solo en eso; aunque por el momento,  este abrupto e incierto arranque de su administración sí ha sido negativo para nuestra relación bilateral.

Esto se podría agravar debido a nuestras propias perspectivas erróneas, debido a  que por acá nosotros, ya nos estábamos acostumbrando  a vivir, a pensar, a estudiar y a trabajar como una sola megaregión interdependiente e integrada  social y económicamente, que como en la geografía universal, llamamos América del Norte. 

Pero desde su inicio, el Gobierno de Trump está haciendo cambios importantes no sólo en la perspectiva y enfoque de la relación; sino que también hasta en la definición misma. Por ejemplo, violando acuerdos previos esta semana recortó de 127 a 87 millones de dólares,  el apoyo que el gobierno estadounidense venía otorgando  al mexicano para combatir el problema conjunto y crisis binacional compartida del gravísimo problema del narcotráfico.  

Sin embargo, pese al antagonismo cada día surgen más argumentaciones de prestigiados académicos, universidades, gobernadores, científicos, políticos y diplomáticos de ambos países, en pro del mejoramiento de nuestras relaciones. Aquí es pertinente la reciente afirmación de la Cónsul de los Estados Unidos de América, en Hermosillo,  Karen Ogle, quien como muchos estadounidenses conocedores de sus relaciones con México, asegura que nuestra frontera compartida ha sido y es una verdadera máquina de crecimiento económico. 

Acertadamente, la Cónsul Ogle afirma que la relación entre nuestras naciones es un ejemplar modelo de sociedad binacional moderna, que ha incrementado considerablemente  no sólo  su riqueza económica compartida, sino también el gran acervo cultural-educativo  de la región transfronteriza, en beneficio de la gente de Arizona y de Sonora. Por cierto, esta semana realizamos  aquí en la UNISON el Segundo Coloquio Internacional sobre la Región Sonora-Arizona y Colaboración Transfronteriza, con la participación de reconocidos académicos e investigadores universitarios de ambas entidades,  y cuya reseña compartiremos en la siguiente entrega D.M.

*Internacionalista. Maestro de Relaciones México-USA y Jefe de la Maestría en Administración de la UNISON.                                        

lugallaz51@gmail.com  


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=192147 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *